De lo vil y Menospreciado Dios Escogió 1ra Corintios 1:26-29 

De lo vil y menospreciado Dios escogió es una frase que está en 1ra Corintios 1:26-29, y lo hace para avergonzar a aquellos que se creen superiores o con mayores talentos que otros, y así hacerlos doblegar su altivez y soberbia, características que Dios no desean que tengas sus hijos.

En este texto se está buscando enseñar a que todo el poder lo tiene Dios, ya que muchas veces el hombre quiere sentirse superior por sus habilidades. Sin embargo, el Padre Celestial a través de este texto devela que Él toma aquello en el que nadie cree, para hacerlo un diamante brillante delante de todos.

Índice

    De lo vil y Menospreciado Dios Escogió 1ra Corintios 1:26-29

    De lo vil y Menospreciado Dios Escogió 1ra Corintios 1:26-29 

    Es importante escudriñar las Sagradas Escrituras, ya que en ellas está la fuente del conocimiento más puro que tiene el ser humano. Y el apóstol Pablo siendo inspirado por el Espíritu Santo muestra que Él toma a las personas que han sido rechazadas por sus acciones o habilidades, y las posiciona en lugares altos.

    Dios demuestra de esa manera que todo la fuente de conocimiento y sabiduría viene de Él, ya que nada de lo que tiene una persona le pertenecen a ellos, sino que es producto del amor y misericordia de Dios, y es por eso que en el libro de 1ra. de Corintios dice lo siguiente:

    “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia” (1ra. Corintios 1:26-29)

    Con esta cita se puede ver como Dios avergüenza a los sabios y a los fuertes, es una cita que usa la palabra escogió en dos oportunidades, es decir que hay un llamamiento que está basado en una elección hecha por Dios, y no por decisión humana.

    “No habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal (para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciera, no por las obras sino por el que llama)” (Romanos 9:11)

    Todo esto conlleva a afirmar lo escrito por el apóstol Pablo a los Corintios, determinando que Dios es quien escoge a su pueblo sin importar las cualidades, ni mucho menos lo que haya hecho por su propia voluntad, ya que es su poder el que se manifestará en la vida de la persona.

    “Quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos” (2da. Timoteo 1:9)

    Y lo más determinante de todo esto es que Dios ha hecho esta elección antes de la fundación del mundo, y en el transcurso del tiempo se desarrolla este llamamiento Santo, que se podrá cumplir esa elección, y recibir esa salvación que Dios predestino de forma originaria, entendiéndose que no fue el hombre quien lo escogió sino que es Dios, quien llama a las personas para que todos conozvan su poder.

    “Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él” (Efesios 1:4)

    También puedes leer Muertos En Delitos y Pecados Efesios 2:1-10 

    Aquello que es Desechado por el Mundo lo toma Dios

    En el libro de 1ra. Corintios Pablo habla que en Corinto no habían personas prominentes, y enfatiza que lo menospreciado y lo desechado por el mundo ha escogido Dios, para deshacer lo que es, haciendo énfasis en que no son los nobles a lo que Él está buscando, sino aquellos que con sus propias fuerzas no pueden levantarse o hacer algún tipo de acción.

    En este sentido, la palabra noble que en el griego significa buen linaje o descendencia noble o real, no es la que busca Dios, sino que es ese grupo que ha tenido una baja estima, clase desechada o menospreciada, del grupo de gente común, aquellos que fueron despreciados y que para la sociedad no tenía existencia, son los escogidos por Dios.

    En esta cita bíblica se revela como Dios de forma soberana vincula estos tres tipos de clase de personas del mundo, los sabios, los fuertes y los nobles, haciendo ver que ellos son “lo que es”, dándole mucha importancia para el mundo, pero Dios en su búsqueda de su pueblo escogido los deshace.

    De este modo, Dios quiere enseñar a todos los seres humanos que aquello que los ojos del hombre ve como menospreciado, vil, aquello que no existe, lo despreciado en todos los sentidos, Dios lo ve con mucha importancia, ya que Él viene a mostrar su poder a través de cada uno de ellos, demostrando que aquello que para el hombre es imposible Él lo hace posible, y poder transformar las vidas y levantarlos en medio del caos que puedan vivir.

    Por otra parte, al contextualizar en el momento en que fue escrito esta cita bíblica se puede ver que Pablo se estaba refiriendo de manera general a los griegos, de forma específica, ya que habían algunos de ellos que eran salvos pero tenían una actitud incorrecta, pues se creían sabios y todopoderosos, una actitud equivocada delante de Dios.

    Se puede decir que vivir en Cristo y tener esta nueva vida nacida en el Espíritu es considerarse dependiente a Dios, ser débil humanamente pero fuerte con el Espíritu Santo, no tener la sabiduría humana sino aquella que viene del cielo, no buscar la ayuda humana y depender de ello, sino levantar las manos y orar al Todopoderoso que nunca te abandona.

    Todo esto conlleva a que la persona que está fue señalada por prejuicios y malos tratos será liberado por Jesús, quien le entregará la salvación a todos aquellos que se acercan a Él, es la demostración perfecta del amor de Dios a todos aquellos que nunca fueron tomados en cuenta.

    “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba?

    ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” (1ra. Corintios 1:18-21)

    En este sentido, se puede decir que Dios no escoge las personas porque sean nobles, ser sabios, o por ser poderosos, Él escoge a la persona para desatar el potencial que tiene dentro, y no caer en esa dinámica hegemónica y elitesca del mundo. No buscando algún tipo de prestigio entre la gente es simplemente cumplir la voluntad de Dios en cada acto que realice dependiendo solo de Él.

    También puedes leer Muchos Son Los Llamados Y Pocos Los Escogidos. Mateo 22:14 

    Para finalizar se puede decir que de lo vil y menospreciado Dios escogió para demostrar que el ser humano depende, únicamente, de Él y que todos los pensamientos humanos son limitados en comparación a lo que Dios desea hacer, sin importar su condición Él te escoge para mostrar el poder que tiene en transformar las vidas de todos los pecadores.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up