Dios Nos Pone Prueba Difíciles

Dios nos pone prueba difíciles, esa es una de las frases que los creyentes proclaman cada vez que viene el momento de la dificultad, y donde su fe es retada para responder de la forma correcta delante de Dios.

Una de las cosas más difíciles de la vida cristiana es el hecho que el hecho de seguir a Cristo no los hace inmune a las pruebas y a las tribulaciones de la vida. Ya que cada una de ellas son permitidas por Dios para que el creyente sea fortalecido y lleno de la fe genuina que Él desea que todos tengan.

Índice

    Dios nos pone prueba difíciles

    Dios nos pone prueba difíciles

    Dios nos pone pruebas difíciles, para que puedan crecer en el conocimiento de la voluntad de Dios, y que cada día puedan obtener los frutos del Espíritu que lo llevan a caminar hacia la estatura del varón perfecto.

    “hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13)

    Habrán algunos creyentes que se preguntarán ¿Por qué si Dios es bueno y amoroso nos pone pruebas difíciles? eso no significa que Dios lo ha dejado de amar, ¡no!, pues el hecho que todas las cosas no sean fáciles y cómodas, habla de crear una brecha en la vida de los creyentes, para que puedan ser modelados al propósito divino.

    La Biblia enseña claramente que Dios ama a aquellos que son sus hijos, y que según el propósito se encontrarán con pruebas difíciles, que busca hacer entender que todo le ayudan para bien.

    “Y sabemos que a los que a Dios aman, todas las cosas les ayudan a bien, es a saber, a los que conforme al propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos; Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó” (Romanos 8:28-30)

    Eso significa entonces que Dios nos pone pruebas difíciles, y permite vivir tribulaciones en las vidas de los creyentes, y viene a formas parte de todas las cosas que los ayudan a bien. Por lo tanto, para el creyente, todas las pruebas y tribulaciones deben tener un propósito divino de bendición, que impulsa su crecimiento en algún campo que lo lleva a su llamamiento santo.

    Dios nos pone prueba difíciles

    Es por ello que en todas las cosas, el propósito final de Dios es que las vidas de los creyentes puedan ser transformadas más y más a la imagen de Jesús, y puedan reflejar en la tierra la existencia de Dios.

    “Porque a los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos” (Romanos 8:29)

    La meta del creyente es poder llegar a cumplir el propósito de Dios y ser el reflejo de Jesús, y en eso se incluyen las pruebas y tribulaciones, que están diseñadas para permitir alcanzar esa meta, ya que los capacita a sobrellevar las situaciones que se pueden presentar.

    Dios nos pone pruebas difíciles, porque es parte del proceso de santificación ye vive el que es llamado por Dios, pues son apartados para los propósitos de Dios y equipados para vivir para su obra divina.

    “Para nosotros que somos guardados en la virtud de Dios por fe, para alcanzar la salud que está aparejada para ser manifestada en el postrimero tiempo. En lo cual vosotros os alegráis, estando al presente un poco de tiempo afligidos en diversas tentaciones, si es necesario, Para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual perece, bien que sea probado con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando Jesucristo fuera manifestado: Al cual, no habiendo visto, le amáis; en el cual creyendo, aunque al presente no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorificado; Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salud de vuestras almas” (1ra. Pedro 1:5-9)

    En este sentido Dios nos pone pruebas difíciles, para que la fe del verdadero creyente sea reforzada mediante las pruebas que experimenta para que pueda descansar en el conocimiento de que Dios es real y va a durar para siempre, llevándolo al conocimiento de su existencia.

    Dios nos pone prueba difíciles

    Por otra parte, Dios nos pone pruebas difíciles para poder desarrollar el carácter piadoso, y caminar mucho más ese carácter de Jesús.

    “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado” (Romanos 5:3-5)

    Jesús es el mejor ejemplo para caminar en piedad, y sobretodo en el cumplimiento del propósito divino, ya que las pruebas y tribulaciones impulsan en perseverar en la fe y obediencia, así como lo hizo Jesús.

    “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8)

    Esto revela que Dios nos pone prueba difíciles es para que su plan divino sea establecido. Sin embargo, se debe tener cuidado de nunca hacer excusas por las pruebas y tribulaciones que han sido el resultado de la propia maldad del que hace lo malo delante de Dios, que no es lo adecuado.

    “Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello” (1ra. Pedro 4:15-16)

    Ciertamente, Dios perdona los pecados porque el castigo eterno para ellos ha sido pagado por el sacrificio de Cristo en la Cruz. Sin embargo, todavía se tiene que sufrir en esta vida las consecuencias naturales por los pecados y las malas decisiones. Pero Dios permite estas pruebas difíciles para moldear y formar los propósitos de las personas.

    Dios nos pone prueba difíciles

    Dios nos pone pruebas difíciles, para el propósito y la recompensa a la que están llamado todos.

    “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna… Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman”(Santiago 1:2-4,12)

    A través de todas las pruebas que permite Dios en la vida se obtiene la victoria, ya que cada unas de las pruebas están destinadas en otorgar la identidad de victoriosos a todos los creyentes.

    “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1ra. Corintios 15:57)

    Dios le da a sus hijos la promesa de guiarlos, y su Espíritu Santo los fortalece en cada paso, y también asegura que no habrá pruebas que no puedan soportar, es por ello que Dios nos pone pruebas difíciles es para superarlas, y mejorar la capacidad para resistir.

    “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1ra. Corintios 10:13)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up