Jesús Sanó A Un Ciego De Nacimiento

Jesús sanó a un ciego de nacimiento es la historia que narra un milagro sobrenatural, que se encuentra en el evangelio de Juan, que da todos los detalles, permitiendo mostrar el poder del ministerio de Jesús en la tierra.

Aunque Jesús hizo muchos Milagros este evento tiene una particularidad, y es que mostraba a un hombre que toda su vida había estado ciego y había recibido la sanidad situación que produjo que todo el pueblo se enterara de quién era Jesús

Índice

    Jesús sanó a un Ciego de Nacimiento

    Jesús sanó a un Ciego de Nacimiento

    Esta historia solo se se encuentra en el libro de Juan, que narra este milagro jamás visto, que da a conocer a todos en el pueblo el Ministerio de Jesús en la tierra, siendo la demostración tangible de la llegada del reino de Dios, dicha historia dice lo siguiente:

    “Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.

    Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar. Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

    Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo.

    Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? Unos decían: El es; y otros: A él se parece. El decía: Yo soy.

    Y le dijeron: ¿Cómo te fueron abiertos los ojos? Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me dijo: Ve al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista. Entonces le dijeron: ¿Dónde está él? El dijo: No sé” (Juan 9:1-12)

    A través de este hecho se narra lo que Jesús hizo al llegar a este pueblo al acercarse a este hombre que había escuchado de todos los milagros que hacía, y es por ello que pudo recibir el milagro de sanidad, a lo que Jesús lleno de amor y misericordia le dio lo que tanto había anhelado, era poder ver.

    Aunque en ese momento los discípulos le preguntaron a Jesús de quién era la culpa que ese hombre estuviese ciego, o quién había pecado, por lo que Jesús le hizo énfasis en que todo era permitido por Dios, para poder manifestar su poder en medio de ellos y de esa afirmar que el reino de los cielos se manifestaba para poder traer sanidad.

    Contextualizando de como Jesús sanó al Ciego de Nacimiento

    La historia de este milagro de sanidad sucedió en un momento cuando Jesús seguía creciendo en fama, por la diversidad de milagros que ocurrían cuando llegaba a algún lugar, es por ello importante conocer lo que acontecía en su entorno.

    Y antes de llegar a ese pueblo Jesús enseñaba a sus discípulos, manifestándole que Él era la luz, y por medio de Él todas las tinieblas debían irse, de ese modo que la ceguera que tenía ese hombre se fue, por la luz que le trajo Jesús a ese hombre a quien le dio la vista.

    “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12)

    En este sentido, se puede decir que es una ilustración de lo que Jesús se convertía, en esa luz del mundo con la que podría traer la liberación de las tinieblas con la que el pueblo judío estaba sumergido. Se convertía en el buen Pastor que estaba buscando lad ovejas perdidas, mientras que los líderes religiosos de la época se oponían al gran ministerio que estaba liderando.

    Del mismo modo, producto de cada uno de los milagros que sucedían en cada lugar que Jesús caminaba produjo la envidia de los falsos maestros, quienes profesaban amar a Dios pero sus actos demostraban lo contrario, persiguiendo y expulsando a Jesús.

    Simbología de la historia de Jesús sana a un Ciego de Nacimiento

    La historia cuenta en el evangelio de Juan lo que vivió este hombre ciego de nacimiento, quien debió luchar por las diferentes opiniones que repercutirán por su sanidad, pues los líderes de la época sentían temor y se resistían en aceptar a Jesús, y desacreditaban cada acto que hacía.

    Esta situación demuestra como la lucha que se daba en ese tiempo entre las tinieblas y la luz se manifestaba en este evento, es por ello importante conocer cada una de estas elementos que se presenta este milagro de sanidad.

    Jesús al llegar al pueblo vio a un hombre ciego

    La historia cuenta que Jesús llega al pueblo y vio a un hombre ciego, que estaba mendigando, por lo que movido en misericordia se acercó a él, ya que se caracterizába en ser compasivo y ayudar a todos los que estaban en su camino.

    “Al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento”

    Esto se debía a que Jesús estaba en la tierra mostrando el amor de Dios, ya que anteriormente, a este hecho había enseñado sobre la parábola del buen samaritano, donde enseñaba a todos la forma correcta que debía actuar un hijo de Dios, que es con compasión y amor

    “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura”

    El hombre Ciego

    En esta historia es interesante resaltar como este hombre toda su vida había sido ciego, es por ello que todo el pueblo lo conocía, es decir era una persona que no pasaba desapercibida, pues era un mendigo que se encontraba transitando en ese lugar cerca del templo, por lo que un milagro en su vida sería de impacto para todas las personas que lo conocían.

    Del mismo modo, en esa época una persona que se encontraba en la condición que estaba este hombre dependería de las limosnas que recibía de las personas que estaban a su alrededor, por lo que darle una moneda sería lo más sensato en ese momento que llegaba Jesús ante él.

    Es por ello que Jesús rompió ese paradigma al mostrar la luz que venía a traer libertad a la vida de las personas, y este ciego viene a representar a ese hombre natural nacido en las tinieblas, y al momento de encontrarse con Jesús vendría a la luz, siendo lleno de vida para tener su alma libre.

    Los discípulos preguntaron ¿Quién pecó?

    Otra situación que se presenta al momento de ver al ciego fue que los discípulos no tenían la misma misericordia y amor de Jesús, y su percepción de eso no era compasiva, pues ellos juzgaron a este hombre por su condición física, sacando a relucir si era por el pecado que se encontraba en dicha condición.

    “Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?”

    Sin embargo, a pesar de esa pregunta que hicieron los discípulos se pudo demostrar la poca sensibilidad que tenían ellos, ya que esto confirmaba la tradición de la época y era que cada uno de los males que tenían las personas estaban presentes después que Adán y Eva pecaron, a lo que Jesús le respondió de una forma contundente:

    “Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él”

    Es por este motivo que Jesús sana a estr ciego, que según la creencia de la época era producto de las consecuencias del pecado heredado, y de esta forma Él demostró que el amor, la misericordia y la gracia de Dios podía cambiar todas las cosas, y se hizo tangible a través de este milagro sobrenatural.

    Jesús buscaba manifiestar a Dios

    La afirmación que daba Jesús al momento de sanar a este hombre con ceguera, era permitir que las obras de Dios se manifestarán, y que todos pudieran ver la oportunidad del amor y sanidad que Dios quería darle a toda la humanidad.

    “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene cuando nadie puede trabajar”

    Con esto se evidencia que los discípulos querían conocer la causa de la enfermedad de este hombre, mientras que Jesús dio la oportunidad perfecta para poder dar a conocer el poder de Dios y vieran la obra sanadora, que era el servicio por el cual su ministerio estaba en la calle.

    De la misma manera, Jesús conociendo cada uno de los tiempos que se estaban presentando Él estaba llevando su propósito en la tierra, pues sabía que su tiempo era corto y por ello debía avanzar en la obra que se le había encomendada.

    “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura”

    Jesús Sanó al ciego

    Jesús sanó al Ciego

    Este encuentro que tuvo Jesús con este hombre lo llevaba a caminar conforme al propósito que tenía en la tierra, y era traer liberación a las almas, y al ser sanado de la vista se alejaba de las tinieblas que no lo dejaban ver tanto física como espiritualmente.

    “Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo”

    Es por ello, que a través de esa frase que Jesús definió su ministerio y caminó conforme para cumplirlo, trayendo esta sanidad física y espiritual a los más necesitados, para que pudieran tener un nuevo nacimiento así como lo tuvo este hombre ciego.

    “Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego”

    En este sentido es muy interesante ver como este hombre no se acercó a Jesús para ser sanado, sino que fue Jesús quien buscó la forma de acercarse a él, demostrando lo qye hace Dios en el aspecto espiritual, y es buscar sanarlos y salvarnos.

    De la misma manera, hay que resaltar como Jesús logró sanar a este hombre, ya que lo hizo de una forma peculiar, pues usó su saliva para hacer lodo, y se lo colocó en los ojos. Siendo la representación de esa formación del primer hombre Adán, y que sería restaurado por medio de Jesús.

    “Y le dijo: Vé a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es Enviado)”

    Del mismo modo, el ciego tuvo que obedecer a la instrucción dada por Jesús, quien le indicó que debía dirigirse al estanque y de ese modo poder recobrar la vista, y dejar las tinieblas que envolvía su vista.

    El ciego cambió su aspecto

    Una de las cosas que sucede cuando este hombre recibió la vista, fue que su aspecto cambió y las personas que estaban a su alrededor dudaron que fuese el ciego que pedía limosna.

    “Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? Unos decían: El es; y otros: A él se parece. El decía: Yo soy”

    Eso quiere decir que este hombre pasó de ser un hombre que tenía dificultades a un hombre con un rostro diferente, que podía tener la capacidad de dirigirse sin tener problemas, es por ello que los vecinos tenían mucha curiosidad en saber cómo había sucedido este milagro.

    “Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me dijo: Vé al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista. Entonces le dijeron: ¿Dónde está él? El dijo: No sé”

    Era evidente la alegría que tenía este hombre, es por ello que todos los vecinos querían saber más de quien había hecho este milagro, por lo que insistían y él les respondó a que no sabía dónde estaba, pero que había sido Jesús, quien le había dado la vista.

    Con esta situación demostró que Jesús se fue inmediatamente al darse ese milagro de sanidad, pues Él no quería que lo adorarán ni lo idolatran, ya que quería que vieran que Dios lo usaba con poder pues era el verdadero Hijo de Dios.

    También puedes leer: Importancia De La Frase Cuando Pases Por Las Aguas Yo Estaré Contigo

    De este modo, para finalizar se puede decir que esta historia narra un milagro de sanidad a un ciego de nacimiento, pero es la representación de lo que hace Dios en la vida de todos los pecadores, quienes al arrepentirse podrán ver la luz de los traga a la libertad de las tinieblas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up