Parábola De La Perla Preciosa

La Parábola de la Perla Preciosa es una enseñanza dada por Jesús en el que agrega la peculiaridad de un tesoro, en el que un comerciante va a diversos lugares para encontrarlo, y al tenerlo vende todo para tenerlo.

El significado de esta parábola es que Jesús quería que sus discípulos valoraran la importancia de reino de los cielos en sus vidas, y empleó el ejemplo de un mercader buscando una perla, ya que era un actividad cotidiana en la época que fue narrada está enseñanza.

Índice

    Parábola de la Perla Preciosa

    Parábola de la Perla Preciosa

    La parábola de la perla preciosa es una enseñanza dada por Jesús en el que se emplea un actividad común de la época, resaltado el valor que tenía para este comerciante obtener la perla más hermosa, tanto que la debe buscar en diversos lugares.

    La parábola de la perla preciosa se encuentra en el libro de Mateo, y narra lo siguiente:

    “También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró” (Mateo 13:45-46)

    De este modo, en esta parábola se muestra como un mercader buscó recolectar todo el dinero, para poder comprar esa perla valiosa, y dispuso la venta de todo lo que tenía para tener tan preciada pieza.

    Asimismo, se puede entender que existen perlas no tan buenas, por lo que cuando este hombre vio esta perla preciosa buscó la forma de obtenerla, ya que en ese tiempo era difícil encontrar una pieza de tanto valor como ella.

    Por otra parte, se puede entender que esté mercader no era cualquier mercader o vendedor común, ya que estaba avocado en encontrar la mejor, y no se conformó con cualquier clase de perla, sino que decidió por la que tenía las mejores cualidades.

    La Perla en el tiempo de Jesús

    Parábola de la Perla Preciosa

    En el tiempo que Jesús narra la parábola de la perla preciosa sabía que era una enseñanza que podrían comprender sus oyentes, ya que en esta época la perla era un tesoro difícil de obtener, y requería tener un valor grande.

    En este sentido, cuando Jesús emplea la perla como elemento importante de la parábola entendiendo el valor que se le daba en la época, buscó que pudiesen darle el mismo valor que le daban a esa pieza material al reino de los cielos.

    De tal modo, que Jesús hace énfasis en que la perla es como el reino de los cielos, era para iluminar la mente de todos los oyentes que sabían el valor de una perla, ya que al ver el reino de los cielos de la misma forma ellos podrían abandonar todo para querer obtenerlo.

    Significado de la Parábola de la Perla Preciosa

    La parábola de la perla preciosa tiene un significado para todos los creyentes, que es importante detallar.

    El mercader busca buenas perlas

    Parábola de la Perla Preciosa

    La parábola inicia con un mercader que sale en búsqueda de buenas perlas, es decir que era una actividad que quizá era diaria, por lo que se preparó para salir a la calle y hacer esa búsqueda de lo que necesitaba.

    Asimismo, se debe indicar algo y es que este hombre pudo buscar cualquier otro tipo de joyas, pero él decidió por la mejor de todas. Jesús quería que sus discípulos entendieran que el reino de los cielos era lo más valioso para sus vidas, debían buscarlo así como este mercader buscó esa perla preciosa, y dejó todo para obtenerla.

    Es lo mismo que debe suceder en la actualidad, ya que una persona puede disfrutar todo lo que está a su alrededor, pero hay una sola cosa preciosa que excede el valor respecto a todas las demás, y es tener el encuentro con Dios y su palabra.

    Con respecto a esto la Biblia hace mención de un momento en el que un hombre que era piadosa, buscaba a Dios en oración y quería una respuesta específica sobre algo que pedía.

    “Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre.

    Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio. El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor?

    Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios. Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro. Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas” (Hechos 10:1-6)

    El Mercader vende todo lo que tiene por tener la perla preciosa

    Parábola de la Perla Preciosa

    Otro momento importante que se narra en la parábola es que el mercader al encontrar la perla preciosa vende toda sus posesiones para poder obtenerla, quizá él pudo renunciar en tenerla y buscar otra perla más económica, sin embargo él sabía que no podía desaprovechar la oportunidad.

    Es aquí donde Jesús hace énfasis en decir que esta perla era como el reino de los cielos, es decir que al tener al frente tan valioso tesoro deben ser diligentes como lo hizo este mercader, que vendió todo.

    Jesús quería que tuviesen es misma determinación que tuvo este mercader, ya que él se movió de forma veloz para tener esa perla, y fue porque sabía que si renunciaba a no tenerla en ese momento, difícilmente, tendría otra oportunidad para poder tener esta preciosa perla.

    Vale la pena hacer mención que el mercader vendió todas sus pertenencias para tener esta perla preciosa, pues entendía que sería una buena inversión para su negocio y lo demás sería añadido producto de este tipo de joya, que le daría ganancias grandes.

    Es lo que ocurre cuando una persona recibe el reino de los cielos en su vida, y decide buscar a Dios con todo su corazón, por lo que deja todo a un lado, y lo pone como primero en su vida, ya que de esa forma podrá obtener lo que Él promete a sus hijos.

    “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33)

    El mercader compró la perla preciosa

    Luego de mucho esfuerzo y ser diligente el mercader al vender cada una de sus posesiones, pudo reunir el dinero necesario para comprarse la perla preciosa, y de esa forma tenerla en sus manos para lo que tenía planificado.

    Sin embargo, en este caso el reino de los cielos que se refería Jesús como esa perla preciosa era, completamente, gratis, y lo único que se requería era disponer el corazón, arrepentirse de los pecados y adorar a Dios con el corazón.

    Es decir que para poder recibir el reino de los cielos y ganar la vida eterna se debe renunciar a la vida del pecado, despojarse de cada una de las cosas que lo alejan de la presencia de Dios, y de esa forma poder heredar cada una de las promesas que Dios otorga a sus hijos.

    “Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará” (Marcos 8:35)

    Importancia de la Parábola de la Perla Preciosa

    Parábola de la Perla Preciosa

    Jesús con esta parábola logró llevar a otro nivel el significado del reino de los cielos para todos los discípulos y creyentes en Dios, ya que demuestra el valor incalculable que tiene en la vida de aquellos que permiten recibir a Dios en su vida.

    Es poder comprender que no hay ningún tipo de pérdida al recibir el reino de los cielos en la vida de una persona, ya que eso añadirá la multiplicación de las bendiciones en su vida, al pensar de la misma forma que el mercader hizo al entender que tendría mayores ganancias al tener esa perla preciosa.

    También puedes leer: La Parábola de la Moneda Pérdida

    Es por eso que Jesús enfatiza en que todos los discípulos entiendan que para tener el reino de los cielos se debe dejar todo lo que lo aleja de Dios, y pagar el precio de una vida en santidad, ya que eso tiene un precio muy alto, pues hay que pagar con una vida incondicional al reino de Dios.

    Se puede concluir diciendo la que la parábola de la perla preciosa es una enseñanza que busca enseñar el valor del reino de Dios en la vida de las personas, quienes deben valorarlo con sus acciones correctas.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up