Oración de Guerra Espiritual Contra Los Vicios, Infidelidad Y Más

La Oración de Guerra Espiritual es aquella realizada por todos los creyentes, con el objetivo de echar fuera demonios y destruir los planes del enemigo en contra de su vida.

Cuando se habla de Guerra Espiritual se está refiriendo a una confrontación de poderes espirituales, donde Dios hace manifiesta su poder, soberanía y fuerza ante los planes que quiere hacer Satanás en contra de sus hijos.

Índice

    La Guerra Espiritual

    La Guerra Espiritual

    La Guerra espiritual es una batalla que se da entre el bien y el mal, es decir Dios y satanás, donde el ámbito espiritual se manifiesta en la vida del creyente, quien debe estar preparado para combatir las fuerzas malignas que quieran hacerle daño, y seguir en victoria como Dios quiere que estén.

    Ante esto es importante saber que Dios manifiesta su poder, soberanía, fuerza a través de sus hijos quienes están preparados para derribar las fuerzas contrarias, para ello se debe tomar en consideración los siguientes puntos:

    Debes conocer quién es el Adversario

    Se debe saber que satanás es real, y la Biblia enseña que Dios envió a su hijo para vencer a satanás.

    “El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo” (1ra. Juan 3:8) 

    De ese modo, el creyente es atacado como prueba que es un servidor en Dios, de modo que si mientras más busca del Señor más le ataca el diablo, se vuelve más intenso.

    “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo” (1ra. Pedro 5:8-9)

    Debes conocer la Autoridad dada por Dios

    Al escudriñar las Sagradas Escrituras se consiguen varias citas bíblicas que hablan sobre la autoridad dada por Dios a los creyentes, de modo que esa revelación de la autoridad debe tenerla todos.

    “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará” (Lucas 10:19)

    Muchas veces pasa que la mayoría de los creyentes no entienden sobre esa autoridad, que ha sido delegada por Jesús, para poder vencer al diablo, y aún al ascender a los cielos se los manifestó a todos sus discípulos.

    “Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo: ―Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”  (Mateo 28:18-19)

    Tienes que Colocarse la Armadura de Dios

    Es importante colocarse la armadura que Dios ha dispuesto para todos sus hijos, esta armadura que describió Pablo la tomó del soldado romano, quien estaba apropiadamente vestido para la batalla, de la misma forma deben estar vestidos para la batalla.

    “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

    Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

    Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

    y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios

    orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” (Efesios 6:10-18)

    Tener las Armas en la Mano

    En el campo de batalla para estar en la guerra espiritual debe conocer que su principal arma es su fe, y destruir todo lo que en su mente, quiera hacerlo dudar del poder de Dios.

    “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2da. Corintios 10:4-5)

    Existen esas armas que Dios ha dado para destruir los argumentos que vienen a desviar el enfoque de los creyentes, y esas armas son la fe, la verdad, la humildad, la adoración y la alabanza, para llevar cautivo todo los pensamientos a la obediencia en Cristo.

    La Oración de Guerra Espiritual

    La Oración de Guerra Espiritual

    Para todos los creyentes la oración de Guerra Espiritual debe ser una constante, para poder vencer las obras de satanás que se quieren levantar en contra de su vida, y aún de lo que están a su alrededor.

    Es por ello, que a continuación se darán varios ejemplos de oración de Guerra Espiritual.

    1. Oración de Guerra Espiritual en contra de los vicios

    Cuando una persona se enfrenta a los vicios eso surge de la visita de espíritus malignos, que vienen a cambiar el estilo de vida sano, por placeres que producen la perdición del alma. Para ello puede realizar la siguiente oración:

    “Querido Padre Celestial en este día me pongo delante de tu presencia, para adorarte, exaltarte y alabar tu santo nombre, porque eres el único digno de adoración.

    En este día me pongo a cuentas contigo Señor pidiéndote perdón por cada cosa que haya hecho y ha herido tu corazón, porque hoy quiero entrar ante el lugar santísimo limpio de manchas, y meterme en guerra espiritual sin nada que te ofenda.

    Hoy me pongo delante de ti y presento a (Nombre de persona en vicio), para que seas tú Espíritu Santo en este momento tomando por completo su cuerpo, porque hoy atamos todo hombre fuerte, todo espíritu de vicio que lo está tomando, llevándolo a la perdición.

    Declaro por el poder de tu palabra que todo vicio sale de ese cuerpo, declaro liberación de esa alma que estaba cautiva, producto de los narcóticos, del cigarrillo, del alcoholismo hoy lo echamos fuera de su vida, y atamos y paralizamos toda hora infernal que se levantó en su vida.

    Tu palabra me enseña que tú nos has puesto para destruir las obras de satanás, por eso hoy me pongo en la brecha para declarar liberación de (Nombre de persona en vicio), y que su vida cambia por completo abandonando todos estos vicios que lo tenían tomado.

    Establezco por el poder de tu palabra que tu Espíritu Santo lo redarguye cada día, y el dará testimonio de la sanidad espiritual que en este momento está recibiendo, paralizando todo plan del enemigo que quiera venir a detener esta oración que establecemos hoy en la tierra y es sellada en el cielo.

    Dándote gracias Señor porque en tu presencia hay poder, hay libertad y sanidad, por eso creemos que él es libre de todo vicio producto de esa cruz dónde fuiste Jesús a traernos liberación como lo dice el libro de Colosenses.

    Por eso levanto mis manos en acción de gracias, porque ya tenemos la victoria de esta batalla ganada porque tu palabra me dice que tú has avergonzado a todos esos demonios que querían venir a gobernar nuestras vidas, y hoy él ha sido libre por el poder de tu palabra, declarándolo en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    2. Oración de Guerra Espiritual en contra de las aberraciones sexuales

    Cuando existen aberraciones sexuales se está moviendo un espíritu maligno de lujuria que busca en que la persona satisfagan sus necesidades sexuales de forma indecorosa y respetando los valores establecidos en la palabra de Dios.

    Para ello puede realizar la siguiente oración:

    “Padre eterno y maravilloso en este día me pongo delante de tu presencia lavándote y dándote gloria, porque se que cuando uno se coloca delante de tu presencia veremos cumplidas cada una de las peticiones que llevamos delante de tu altar.

    En este día me pongo en la brecha delante de ti Padre para que seas tú obrando de una manera sobrenatural sobre la vida de (Nombre de la Persona en Aberración Sexual), creyendo que el día de hoy será libre de toda aberración sexual (Mencionar cual aberración)

    Creyendo que a través de esa cruz como lo dice Colosenses 2:15 que Jesús despojó a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz, trayendo libertad a todas las personas.

    Declarando y estableciendo que toda cadena de opresión que lo llevaba a cometer actos impuros lujuriosos, quebrantando los mandatos de Dios hoy son rotas por el poder de la palabra estableciendo liberación a esa alma.

    Creo en el poder sobrenatural de Dios que viene a traer limpieza y purificación de toda impurezas que se cometía diario, por eso hoy declaramos que hay un antes y un después de la vida de (Nombre de la Persona en Aberración Sexual) que ha sido hoy sacada de la cárcel espiritual donde se encontraba.

    Hoy se ha establecido que la cadena que lo oprimía y que lo tenía atado a estas prácticas impuras, han sido rotas y vivirá una nueva vida donde la santidad y el dominio propio será tangible en todo lo que haga, para actuar de la forma correcta en su aspecto sexual.

    Hoy declaramos que todos los pensamientos se alinean a la voluntad del Padre Celestial, y todo dardos del enemigo hoy es apagado por completo, declarando y estableciendo el yelmo de la salvación en su cabeza para vencer en fe toda tentación.

    Por eso te doy gracias Padre porque eres tú el que nos da las armas para vencer las obras de satanás, y hoy ha sido vencido declarando y estableciendo que este cuerpo que antes era cuna de la lujuria y aberraciones será el templo del Espíritu santo de Dios.

    Por eso te doy gracias Señor porque esta oración ha sido sellada aquí en la tierra y en el cielo, levantando la bandera de victoria ante esta batalla que hemos tenido, y hoy ha sido lograda en el nombre de poderoso de Jesús” Amén.

    3. Oración de Guerra Espiritual en contra de la infidelidad

    Cuando existe la infidelidad en una pareja, esto sucede porque han permitido que se abra una puerta donde un espíritu de lascivia ha entrado en esa pareja, produciendo este pecado en contra de su cónyuge.

    Para ello puede realizar la siguiente oración:

    “Querido Padre Celestial en esta hora me pongo delante de tu presencia, primeramente, para darte la alabanza y gloria porque eres tú quien te mueves en medio de la alabanza de tu pueblo, que te busca en espíritu y en verdad.

    Hoy me pongo delante de ti Padre Celestial para que seas tú obrando de una manera sobrenatural sobre la vida de (Nombre de la persona infiel), para que seas tú trayendo liberación a su alma.

    Hoy atamos todo hombre fuerte que se mueven su vida, todo espíritu de lascivia que lo ha tomado y lo ha hecho actuar de una forma indecorosa, pecando delante de Dios y delante de su pareja, a quien ha ofendido por esta infidelidad.

    Declaro por el poder de tu palabra que sus pensamientos se alinean a tu palabra, y que eres tú obrando de una manera sobrenatural en su corazón, rompiendo toda cadena que lo llevaba a la infidelidad producto de la lascivia y lujuria que lo dominaba.

    Tu palabra me enseña Señor que eres tú obrando en la vida de las personas y que por medio de la oración del justo tú traerás liberación en aquello que está atado, por eso hoy me pongo delante de ti para que seas tú trayendo esa liberación a esta alma, y caminará conforme a tu propósito divino.

    Declarando y estableciendo que por medio de esta oración (Nombre de la persona infiel), será transformado por completo ibas a hacer tú obrando y direccionándolo con tu Espíritu Santo al propósito divino por el cual tú lo trajiste a esta tierra.

    Creo por completo en las oportunidades, porque eres tú el Dios de las oportunidades y hoy establezco por el poder de tu palabra que las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas en ti Jesús y hoy hay un renuevo en la vida de (Nombre de la persona infiel), quien será renovado de pies de cabeza.

    Por eso hoy levanto mis manos en acción de gracias, glorificándote y exaltándote porque esta oración ha llegado ante el trono santo, y ha sido establecida en la tierra y en el cielo para avergonzar a satanás, quien creía que había vencido pero él está bajo nuestros pies.

    Por eso te alabo, te exalto Padre bueno, porque lo has hecho en la tierra y en el cielo, sabiendo que esta oración ha llegado con olor fragante delante de ti, levantando las manos en gesto de victoria, declarándolo en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    De este modo, al ver estos ejemplos de oración de guerra espiritual lo más importante es tener la fe en que Dios está a su lado, pues es por medio del poder de Dios que traerá respuesta a cada petición que se presente delante de él, venciendo toda obra que sea contraria al propósito divino.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up