La Oración para después de comer

La oración es el vínculo más importante que tiene todo creyente con Dios, ya que a través de ella se comunica con Él y puede tener esa comunión que el Padre Celestial desea que todos tengan. Y en sus mandatos habla que en todo tiempo la oración debe estar presente:

“Orad sin cesar” (1ra. Tesalonicenses 5: 17) “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda” (1ra. Timoteo 2: 8)

Es por ello que la oración antes de comer y después de hacerlo, es importante que estén presente, porque cuando cualquier persona es atendido en una casa o en un restaurante, lo más adecuado es agradecer a la persona que le sirvió y le preparó los manjares que degustó, es por ello que no se puede dejar de dar gracias a Dios, por la provisión entregada a través de cualquier persona.

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Que comeremos, o que beberemos, o que vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas” (Mateo 6: 31-32)

Ante la provisión tangible de los alimentos, es imperante que todo creyente o no creyente eleve unas palabras de agradecimiento al que pudo permitir llevar a la boca un alimento físico, y de eso se trata la oración antes y después de comer.

Índice

    Oración de los alimentos según lo establecido en la Biblia

    La Oración para después de comer

    En la Biblia existen diversos versículos donde le dan importancia a la oración, y lo indispensable que es dar gracias a Dios por todas las cosas que se vive

    “Dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Efesios 5: 20)

    Además, se pueden encontrar versos que son específicos en el agradecimiento del alimento que es entregado, como se refleja en el siguiente pasaje bíblico:

    “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1ra. Corintios 10: 31)

    Eso determina de una forma muy explícita el mandato de dar gracias por los alimentos, y es por ello que todas las personas deben cumplir este mandato.

    Y el mismo Jesús enseña sobre el agradecimiento que se debe dar por los alimentos, y esto se ve claramente cuando le da de comer a miles que le seguían:

    “Y ordenando a la muchedumbre que se recostara sobre la hierba, tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo los alimentos, y partiendo los panes, se los dio a los discípulos y los discípulos a la multitud. Y comieron todos y se vaciaron…” (Mateo 14: 19-20)

    Y no solo en público lo hace Jesús sino en la intimidad, en una cena con sus discípulos, muestra este valor de orar y bendecir los alimentos:

    “Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos…y tomando la copa, y habiendo dado gracias…” (Mateo 26: 26-27)

    La Oración para después de comer

    Esta enseñanza de la oración antes de comer fue instaurada por Jesús y aún en su ausencia se mantuvo gracias a los apóstoles, que continuaron esta costumbre en todo lugar, y ante cualquier circunstancia elevaban su agradecimiento a Dios.

    “Y habiendo dicho esto, tomó el pan y dio gracias a Dios en presencia de todos, y partiéndolo, comenzó a comer. Entonces todos, teniendo ya mejor ánimo, comieron también” (Hechos 27: 35-36)

    Se puede ver como el bendecir los alimentos es un acto de agradecimiento, además de mostrar la reverencia y alabanza al Dios dador de todas las cosas, y que mejor ejemplo dado por Jesús y sus discípulos, en mantener esta tradición que debe mantenerse en todos los hogares.

    Importancia de orar los alimentos

    La Oración para después de comer

    Como se ha explicado la importancia de la oración radica en agradecer por la comida y es imperante la oración antes de comer y luego de realizarla. Y estos son los motivos de importancia en su realización:

    • Se debe mostrar el agradecimiento a Dios, quien es el creador de todas las cosas, y quien permite la provisión de alimentos para el deleite de todos sus hijos, permitiendo tener los medios disponibles para poder adquirirla.
    • Se debe agradecer que por el alimento que se puede llevar a la boca, mantiene a las personas con la energía necesaria para realizar todas las actividades y mantenerlos saludables.
    • También se debe agradecer por la persona que se dedicó en prepararla, y quien fue el instrumento para poder tener ese plato de alimento en la mesa.
    • También se debe orar por la misericordia y amor de Dios para con la familia, y por todos los vecinos y personas en el mundo, que reciben su alimento diario.

    La Oración para antes de comer

    La Oración para después de comer

    A continuación se presentará unos ejemplos de oraciones, que puede repetir en tu mesa junto con su familia, y llenar ese momento de la presencia de Dios por el agradecimiento otorgado por toda la familia.

    Cada una de estas oraciones deben salir de manera natural, y juntos con sus hijos, hermanos, y familiares desarrollarlas en una forma armónica, y que poco a poco pueda convertirse en una costumbre no solo en el hogar, sino en cualquier otro lugar.

    • PRIMER EJEMPLO

    Dios Padre gracias te damos por ser el mediador para en que esta mesa se encuentre llena de estos alimentos, que por tu inmenso amor nos has provisto.

    Creemos que usted es el proveedor de todas las cosas, y por eso hoy damos gracias en nombre de toda la familia, que se regocija en todo tu amor.

    Que este día y todos los días el alimento nos acompañe a todos en este hogar y en aquellos que lo necesiten. Acuérdate de ellos igual que lo haces con todos nosotros, y entrégales el pan de cada día.

    Bendice grandemente a la persona que preparó estos alimentos, y entregale cada día las ideas para crear manjares como estos que vamos a comer.

    Te queremos Dios bueno, y te damos las gracias por la oportunidad de compartir todos estos alimentos, que el día de hoy nos entregas. En el nombre de tu hijo amado Jesús.
    Amén.

    • SEGUNDO EJEMPLO 

    Gracias Padre bendito, por bendecirnos con estos alimentos, bendice también a todo aquél que está presenta en esta mesa.

    Entregale la bendición aquel que se encargó de la preparación de los alimentos y dispuso de su tiempo en hacerlo.

    Bendice a la persona que trajo los alimentos para hoy poder disfrutarlos en familia.

    Bendice a cada hogar, a cada familia, a cada persona, y se usted proveyendo del alimento que ellos necesiten.

    ¡Gracias Padre!
    Por sostener este hogar en toda las cosas, todos estamos infinitamente agradecidos por amarnos, y es por eso que te alabamos y adoramos, por este pan que hoy pusiste en nuestra mesa.
    En el nombre de Jesús. Amén.

    • TERCER EJEMPLO 

    Dios Bendícenos grandemente, bendice estos alimentos y a cada persona que está alrededor de esta mesa.

    Hoy creemos que cada día será usted Dios proveyendo de todo lo que necesitemos y sea el sostén de esta familia.

    Gracias por ser bueno con nosotros y ayudarnos en cada paso que damos, que cada día se haga tu voluntad en nuestras vida Padre.

    Hoy lo creemos en el nombre de Jesús. Amén.

    La Oración para después de comer

    La Oración para después de comer

    Por lo general luego de comer no se da gracias, y no se eleva la oración a Dios, ya que se ha realizado antes de comer. Sin embargo esta oración puede hacerse en forma de gratificación por haber consumido el alimento, y puede hacerlo de la siguiente forma:

    • PRIMER EJEMPLO

    Dios te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios hacia nosotros, gracias por estos alimentos tan sabrosos que nos permitiste ingerir, creyendo que cada día nos fortalecerán en lo físico como en lo espiritual, en el nombre de Jesús. Amén.

    • SEGUNDO EJEMPLO 

    Agradecidos estamos Dios Padre, por estos alimentos que pudimos comer, y que solo por tu gracia y amor llegó a nuestra mesa. Creemos que cada día podremos recibir el pan de cada día y tu amor nos sorprenderá, lo creemos en el nombre de Jesús. Amén.

    • TERCER EJEMPLO

    Gracias Dios por consentirnos con estos alimentos que pudimos ingerir, creyendo que cada día será usted proveyendo los alimentos para mantener este hogar con todo lo que necesitamos, gracias te damos Padre en el nombre de Jesús. Amén.

    Es importante decir para culminar que el hábito de la oración antes y después de comer debe surgir de manera natural, y no impuesta. Por lo que se aconseja en medida de la comunión que se tengan como familia lo ejerciten, hasta que surja de manera natural entre los miembros el desear orar antes y después de comer.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up