Oración Para Enfermos Del Corazón

Oración para enfermos del Corazón, es realizada cuando una persona muy cercana está padeciendo algún tipo de enfermedad cardíaca. Creyendo en el poder de Dios manifestado través de una plegaria que se hace con un corazón sincero.

De la misma forma, no solamente se realiza este tipo de oración para aquellas personas que están enfermas, físicamente, del corazón sino aquellas que están padeciendo de un dolor emocional, que le causa una enfermedad de tipo almática y espiritual en la persona.

Índice

    Oración para Enfermos del Corazón

    Oración para Enfermos del Corazón
    El poder de la oración es infinito, por lo tanto, aquella persona que necesite sanidad de parte de Dios ante algún tipo de enfermedad, como aquellos enfermos del corazón al elevar alguna plegaria sincera y con mucha fe delante de Dios, podrá tener una respuesta de su parte.

    “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6)

    De estas forma, al elevar una oración lo primero que debe hacer la persona es estar convencido de que Dios lo está escuchando, de esta forma continuación se presentarán varios ejemplos de oración para enfermos del corazón.

    Primer ejemplo

    “Padre Celestial en el nombre poderoso de Jesús hoy me pongo delante de tu presencia, para darte gracias por este día por la oportunidad que tú nos brindas cada día, por tu misericordia, por tu amor para todos tus hijos.

    En este momento te pido perdón por mis pecados por cada cosa que ha herido tu corazón, quiero entrar completamente, santificado y limpio, y de esa forma entrar a tu presencia como lo hacían en tiempo antiguo los sacerdotes que se purificaban, para llegar limpios al lugar santísimo y estar en tu presencia.

    Por eso hoy me pongo delante de ti Señor para que seas tú obrando en la vida de mi familiar que en este momento está enfermo del corazón, pero yo creo en tu palabra que dice que todo lo que pidamos en el nombre de Jesús será hecho. Es por eso que estoy aquí delante de ti intercediendo por mi familiar.

    Declarando tu palabra que dice en Isaías 53:5, que por tus llagas él ha sido sanado, por eso no creo en el diagnóstico dicho por el médico, revocando toda enfermedad, declarando sanidad absoluta en su corazón, para ser testimonio de tu poder sanador.

    Por eso levantó mis manos y postro mis rodillas delante de ti, porque sé que tú escuchas a tus hijos, creyendo que esta oración llega ante tu Trono Santo y veremos cumplida la promesa de sanidad en la vida de mi familiar, y podrá servirte el resto de su vida en Espíritu y en verdad.

    Gracias Padre por escuchar esta oración que elevo con humildad, gracias al Espíritu Santo porque me enseña cada día a orar, y gracias te doy Señor por ese sacrificio en la cruz, y sé que esta oración la veremos cumplida en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    Segundo ejemplo

    “Querido Dios en este momento estoy delante de ti porque sé que tú cada día escuchas a tus hijos, que cuando nos acercamos ante tu presencia a clamar, y a pedir por algo que nos hace falta tú estás pendiente de respondernos.

    De esta forma estoy delante de ti con mis manos levantadas reconociendo toda tu autoridad, todo tu poder, creyendo que tu voluntad siempre será la mejor para cada una de nosotros, por eso te pido en este momento por esta persona que está enferma del corazón, y no le dan esperanza de mejorar.

    Te pido Padre que seas tú manifestándote en su vida que seas tú llenándolo de fe, que te manifiestes en sueño, a través de tu Palabra, y le muestres que por medio de ti tendrá la sanidad que requiere, infunde la esperanza, la convicción en saber que tú lo sanarás de todo lo que está en este momento padeciendo.

    Declaro que el diagnóstico que le dieron los médicos será transformado por la sanidad absoluta de su corazón, convirtiéndose en un testimonio de sanidad milagrosa, porque tú Jesús eres el sanador por excelencia, tu palabra me dice que por tus llagas él ha sido sanado, y hoy lo declaro en su vida.

    Aunque en este momento no podamos ver la sanidad, a través de esta oración estoy convencido que el Espíritu Santo está obrando y está restaurando todo el corazón, porque sé que todo esto es un proceso para ver tu gloria manifestada en la vida de esta persona.

    Por eso te doy gracias Padre porque todas las cosas son perfecta delante de ti, y sé que esta oración ya está contestada en el mundo espiritual, y la veremos cumplida en el mundo terrenal cuando entreguen los nuevos resultados, declarándolo en el nombre poderoso del sanador por excelencia Jesús de Nazaret” Amén.

    Tercer ejemplo

    “Amantisimo Padre hoy estoy delante de ti dándote gracias por la oportunidad de poder respirar, de ver tu misericordia en mi vida, porque sé que estás obrando en medio de esta enfermedad que tengo en el corazón.

    Por eso estoy delante de ti Padre pidiéndote perdón por todos mis pecados, si te he fallado en pensamiento, en palabra, en obra, quiero estar delante de ti limpio para que sea recibida esta oración con olor fragante, ante tu trono santo.

    Hoy levantó mis manos como muestra de mi absoluta confianza a ti Dios. Creyendo tu palabra que todo lo que pidiéramos en oración creyendolo tú lo vas a poder hacer, por eso te pido que seas sanando esta enfermedad de mi corazón.

    Aunque tengo un diagnóstico dado por el médico yo apelo a tu palabra, que de la misma forma que sanaste a los leprosos, a los ciegos, y a todas esas personas que estaban enferma en ese tiempo Jesús, aún en ahora veré manifestado tu poder de sanidad en mi vida.

    Te pido Espíritu Santo de Dios que seas tú obrando en mi vida, que me llenes de tu presencia, que me hagan entender el propósito divino de este momento que estoy viviendo, y que pueda ver manifestad la gloria de Dios a través de mi sanidad sobrenatural.

    Por eso te doy gracias Padre amado porque sé que estás escuchando mi oración, y podré ver cumplida tu promesa en mi vida, veré la sanidad, la prosperidad y tu amor derramado todos los días de mi vida hoy lo declaró en el nombre de Jesús” Amén.

    Cuarto ejemplo

    “Querido Dios estoy delante de tu presencia agradecido por esta oportunidad que me permites abrir los ojos, te doy gracias Padre porque aún me mantienes vivo en medio de esta enfermedad en mi corazón.

    Hoy elevo esta oración mostrando mi total dependencia a ti Padre, que eres el hacedor de todas las cosas, eres tú el que permite que este viviendo esta enfermedad pero sé que tú me vas a sacar en victoria de todo este proceso que vivo.

    Así como lo hiciste en tiempos pasados seré yo el afortunado en este tiempo de vivir tu poder sanador. Y seré testimonio vivo de la sanidad que viene del cielo, y los médicos quedarán asombrados cuando vean los resultados de la sanidad de mi corazón.

    Que sea tu Espíritu Santo cada día en mi vida llenándome de fortaleza, de fe, de esperanza, que yo pueda ver cada día tu presencia en medio de este proceso que estoy viviendo de enfermedad, pero sé que no será de muerte si no que es para ver tu gloria en medio de mi proceso.

    Tu palabra me dice que tú Jesús moriste en una cruz para darnos sanidad a todos aquí en la tierra, por eso mi confianza está plenamente en ti porque esa es una promesa para todos aquellos que creemos en ti Jesús, que ya tú moriste en una cruz por nosotros para darnos vida, y vida en abundancia.

    Por eso te doy gracias porque esta oración ya es un hecho en mi vida, yo estoy sano de mi corazón por el poder de la Palabra de Dios y lo declaró el nombre de Jesús” Amén.

    De esta forma, con estos ejemplos presentados sobre la oración para enfermos del corazón deben hacerla con mucha fe creyendo que Dios le está escuchando, porque lo más importante es tener esa convicción de lo que no se ve para verlo cumplido en su vida.

    “Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán” (Marcos 11:24)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up