Cuántos Cielos Hay Según La Biblia

Cuántos cielos hay según la Biblia que permiten descifrar esos misterios tanto en el aspecto físico como espiritual en el que se muestra la presencia de Dios, tomando en consideración que Él es omnipresente y que su Espíritu Santo está sobre cada creyente en el mundo.

En las Sagradas Escrituras se pueden ver como se describen tres tipos de cielos, convirtiéndose en esos lugares celestiales donde se encuentra esa presencia de Dios, y a la que los creyentes quieren conocer más allá del cielo azul que todos pueden ver.

Índice

    Cuántos Cielos hay según la Biblia

    Cuántos Cielos hay según la Biblia

    Al hablar de cielo esto tiene un amplio significado que puede depender de acuerdo a su contexto, cuyo origen procede de la palabra en latín caelum, y su uso más habitual es referido a la atmósfera, a esa esfera que tiene un color azul y rodea a toda la tierra y al espacio donde se encuentra el Sol, las estrellas, los planetas y los satélites de la tierra.

    Sin embargo, las Sagradas Escrituras enseñan que existen varios tipos de cielos, ya que al principio Dios creó los cielos, hablando en plural, y se formaron los que se ven de forma tangible y los que hablan en el aspecto espiritual.

    “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”
    (Génesis 1:1)

    Es por ese motivo que a continuación se explicarán cada uno de los cielos que hace referencia la Biblia:

    El Primer Cielo

    El primer cielo que se puede ver en la sagradas escrituras es aquel que se puede observar de forma tangible en la atmósfera aquello que está rodeando el globo terráqueo es un cielo en el que se hace referencia desde el Génesis, cuando cayó el gran diluvio.

    “El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas… Y las aguas subieron mucho sobre la tierra; y todos los montes altos que había debajo de todos los cielos, fueron cubiertos” (Génesis 7:11,19)

    Del mismo modo Jesús dio el ejemplo de ese cielo que rodeaba la tierra cuando se refirió a que las aves eran esos animales que vuelen en el cielo y que es la que rodean toda la atmósfera terrestre

    “Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas, y las aves de los cielos nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza” (Lucas 9:58)

    También puedes leer Los 14 Grandes Misterios De La Biblia 

    El Segundo Cielo

    En cuanto al segundo cielo es el llamado espacio exterior que está más allá de la atmósfera terrestre, donde se pueden ver de forma armoniosa todos los planetas con sus satélites naturales, los cometas, las estrellas, el sol, los meteoritos y cada una de las galaxias que existe en todo el universo.

    “Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia” (Génesis 15:5)

    Este cielo no es la atmósfera que ocupa lo visible por el ser humano sino que es el espacio exterior, donde se encuentran esas estrellas a las que hace referencia las Sagradas Escrituras .

    El Tercer Cielo

    El tercer cielo que muestra la Biblia está referido a la morada de Dios a ese lugar donde Él tiene su trono, y en el que hacen varias ocasiones referencia las Sagradas Escrituras de sus moradas celestiales.

    “Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos” (Salmos 103:19)

    Del mismo modo, el apóstol Pablo hace mención sobre como el pudo ver esa morada celestial en ese tercer cielo, cuando hace esa descripción en el libro de 2da. Corintios.

    “Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor. Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo.

    Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar” (2da.Corintios 12:1-4)

    Del mismo modo, en el libro de Apocalipsis se afirma que el trono de Dios se encuentra en este tercer cielo, que es muy diferente al primer cielo donde vuelan las aves o el segundo cielo donde se encuentran las estrellas.

    “Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.

    Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda” (Apocalipsis 4:1-3)

    También puedes leer El Reposo Y La Paz Que Da Dios Según La Biblia 

    Todo esto nos hace referir que Dios es Omnipresente, y esto significa que se puede encontrar en cualquier lugar al mismo tiempo, en este sentido Él se encuentra en los tres cielos, pero su morada eterna es en el tercer cielo, y gracias al sacrificio de Jesús se podrá ingresar a esas moradas celestiales.

    “La cual operó en Cristo,  resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales” (Efesios 1:20)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up