El Reposo Y La Paz Que Da Dios Según La Biblia

El Reposo y la Paz que da Dios según la Biblia es aquello que permite mostrar ver como el hombre es incapaz de recibir la tranquilidad que necesita, en medio de un mundo que está lleno de violencia y de maldad, propiciada por el pecado que inunda la humanidad.

Aunque ambos términos tienen semejanza, cada uno tiene una particularidad, es por ello que cuando se escudriña las Sagradas Escrituras le permitirá que la obra de transformación espiritual empiece a tomar el curso, y de esa forma recibir ese reposo y paz que tanto promete Dios a su creación.

Índice

    El Reposo y la Paz que da Dios según la Biblia

    El Reposo y la Paz que da Dios según la Biblia

    Dios tiene gran amor por la humanidad y es por medio de su gracia que se puede recibir el reposo y paz que necesita el ser humano, ya que vive en un mundo lleno de maldad y dolor, y tener eso lo puede recibir al reconocer sus pecados ante Dios y recibir a Jesús en su vida, que le ayudará tener conciencia de esa libertad y amor al que Dios le está llamando.

    “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28)

    La Biblia enseña que Dios después de hacer toda la creación descansó, ya que todo lo que Él hizo era perfecto, sin embargo el hombre al desobedecer perturbó el reposo que Dios había entregado, y por su inmenso amor Dios buscó otro modo en que la humanidad pudiese, nuevamente, obtener ese reposo que solo Él puede entregar.

    “Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda la obra que había hecho. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había Dios hecho en la creación” (Génesis 2:2-3)

    Y es a través del sacrificio hecho por Jesús en la cruz que Dios renovó el pacto en darle un reposo a toda la humanidad, y de esa manera cumplir la obra redentor en cada una de las personas en la tierra para que vivan esa paz y reposo prometido.

    “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo, para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por él” (Juan 3:16-17)

    El Reposo de Dios según la Biblia

    El Reposo y la Paz que da Dios según la Biblia

    Cuando se habla del reposo que Dios da está vinculado en crear una sensación de serenidad a todo su pueblo, permitiendo un descanso físico, una paz espiritual interna, donde el contentamiento y el bienestar espiritual es lo primordial, como lo dice en los siguientes versículos:

    • “Bendito sea el Señor, que ha dado paz a Su pueblo Israel, conforme a todo lo que Él había dicho” (1ra. Reyes 8:56)
    • “En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma” (Salmos 23:2-3)
    • “Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio” (Isaías 28:12)

    Ese reposo se obtiene cuando se acercan al Señor teniendo esa fe en Él, donde toda la confianza está plegada en lo que viene del cielo, reconociendo que es por medio de sus fuerzas que podrán vencer ante cada circunstancia que vive, ya que solo en Él podrán tener confianza y reposar.

    “Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar. Llevad Mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque Mi yugo es fácil, y ligera Mi carga” (Mateo 11:28-30)

    “Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; 5 no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios” (2da. Corintios 3:4-5)

    “Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas…Pero los que esperan al Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:29,31)

    Cuando un creyente reposa en Dios eso significa que esta persona encomienda cada una de sus inquietudes y preocupaciones delante del altar del Señor, comprendiendo que toda su vida está dirigida por Él, quien se convierte en su absoluto ayudador.

    • “Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo” (Salmos 55:22)
    • “Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas” (Hebreos 4:10)
    • “Echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros” (1ra. Pedro 5:7)

    Cuando una persona está reposando en Dios permite tomar un tiempo de meditación con Él, buscando humillarse en su presencia para recibir nuevas fuerzas que vienen del cielo, es entregarse enteramente a la voluntad de Dios, quien lo hará vivir confiado.

    “Una cosa he demandado al Señor, ésta buscaré; que esté yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor, y para inquirir en su templo” (Salmos 27:4)

    “Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios; seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra” (Salmos 46:10)

    “Me acordé de los días antiguos; meditaba en todas Tus obras; reflexionaba en las obras de tus manos” (Salmos 143:5)

    “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados” (Isaías 57:15)

    La Paz de Dios según la Biblia

    El Reposo y la Paz que da Dios según la Biblia

    Cuando se habla de la paz de Dios eso se refiere a una vida llena de bienestar, tranquilidad y donde no existe perturbación ni problemas, es una vida donde se reposa en la presencia de Dios, trayendo seguridad absoluta en la vida de la persona.

    “Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos” (1ra. Corintios 14:33)

    “Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros.” (2da. Tesalonicenses 3:16)

    La Biblia enseña que la paz proviende de Dios, calificándolo como el "Dios de Paz", teniendo esta característica de protector, benevolente, amoroso y misericordioso donde cualquier persona puede encontrar su refugio.

    • “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” (1ra. Tesalonicenses 5:23)
    • “Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.” (Romanos 16:20)
    • “Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.” (Hebreos 13:20-21)

    Es por medio de Dios que está la fuente de la paz que tiene una persona, es el garante de la vida en tranquilidad, ya que en medio de las circunstancias difíciles le depositará en la vida esa convicción de que todo obrará bien.

    “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos” (Isaías 26:3-4)

    “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipense 4:6-7)

    “Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros” (2da. Tesalonicenses 3:16)

    Del mismo modo, la Biblia enseña que a través de Jesús se concede la paz de Dios, ya que por medio de Él y su sacrificio se puede tener la experiencia de una paz interior y de conciencia en la vida de las personas, donde permite la plenitud del descanso, reposo, salud, seguridad, gozo y alegría.

    • “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” (Isaías 9:6)
    • “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.” (Isaías 53:5)
    • “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;” (Romanos 5:1)
    • “Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,” (Efesios 2:14)

    Por medio de la obra de Jesús permitió que todos aquellos que estaba separado de Dios pudiesen recibir las misericordia del Señor, donde se puede tener esa paz que infunde aliento de vida, al ser aceptados en su presencia gracias a ese sacrificio en la cruz.

    • “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.” (Isaías 26:3-4)
    • “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27)
    • “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” (Juan 16:33)
    • “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6-7)

    Como se puede ver tanto la paz como el reposo que Dios da está relacionado con la intimidad que tiene una persona con el Padre Celestial, que le permitirá conocer más de quien es Él, llevándolo a posicionarlo como primero en su vida.

    También deberías leer: Versículos De La Bendición De Dios Para La Humanidad

    Por ello es importante perseverar en Dios a cada distante, a través de los pensamientos, de sus acciones y pedirle al Espíritu Santo que le enseñe lo que correcto delante los ojos de Dios, y caminar conforme al propósito divino.

    Para finalizar invitamos a todas las personas que te haya leído esta enseñanza que puedan acercarse a Dios de forma genuina, y poder disfrutar de ese reposo y paz que anhela entregar a todos los que confían en Él.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up