El Poder De La Oración Hecha Por Una Madre

El poder de la oración hecha por una madre surge de un corazón lleno de amor, donde se alinea a Dios de una forma especial, ya que con ella se conecta de una forma profunda, para clamar por el bienestar de sus hijos, a quienes se presentan en el altar de Dios.

La oración es usada por la madre como el arma más valiosa que tiene para comunicarse con Dios, donde derrama su corazón para pedir por sus hijos, por todas las preocupaciones, necesidades y todo aquello que pueda afectar su vida, para de esa forma ser consolada y escuchada por el Padre Celestial.

Índice

    El Poder de la Oración hecha por una Madre

    El Poder de la Oración hecha por una Madre

    Cuando una madre ora las posibilidades de transformar todo lo que estás a su alrededor se activan, todo ello a través de la intercesión de esta mujer que se reviste de esa autoridad que es otorgada por Dios, y que derrama su corazón en una plegaria genuina.

    Cada momento que una madre se acerca al altar de Dios para adorar y exaltar su nombre para pedir por sus hijos, familia, amigos o cualquier petición Dios está atento a escuchar su clamor. Es por ello que a continuación se presentarán varios ejemplos de la oración hecha por una madre y activar ese poder, según la circunstancia que esté viviendo.

    El Poder de la Oración hecha por una Madre por sus hijos

    Cuando la madre ora por sus hijos se desprende un poder sobrenatural, siendo uno de los motivos más importantes, ya que ellos se convierten en la principal razón de la vida de esta mujer, quien los cuida, enseña y quiere lo mejor para ellos.

    “Querido Padre Celestial hoy te doy gracias por todo lo bueno y maravilloso que has sido conmigo, hoy me postro delante de ti para adorar y exaltar tu nombre, y pedir ayuda en este momento que estoy viviendo.

    Padre tú conoces mi corazón y sabes mis necesidades, y todo lo que mi alma en este momento está sintiendo, por ver a mi hijo enfermo (Nombre del Hijo) que se encuentra en esta cama, por eso hoy estoy delante de ti con mi corazón contrito y humillado por la sanidad de mi hijo.

    Poderoso Dios, confío, plenamente, en todo lo que haces, porque eres el Todopoderoso, en quien encomiendo la vida de mi hijo, para que seas tú levantándolo, renovando todo su cuerpo y revistiéndolo de la sanidad absoluta.

    Te pido Espíritu Santo que puedas ayudarlo, fortalecerlo, ser lleno de ti, hoy declaro el código que está escrito en Isaías 53:5, que dice “por tus llagas hemos sido sanado”, siendo una llave del cielo para recibir la absoluta sanidad que necesita.

    Con mis manos levantadas creo esta Palabra, porque aunque el médico diga que no hay salida ante esta enfermedad, yo creo que lo que es imposible para el hombre tú lo haces posible, por eso hoy podré ver el milagro y dar testimonio que eres tú el sanador por excelencia.

    Confiando, plenamente, que tu voluntad es la mejor, por eso hoy te pido que fortalezcas mi vida y a toda mi familia, creyendo que de este proceso saldremos victoriosos, y tú conoces todos los tiempos de cada uno de nosotros, por eso hoy levanto mis manos en acción de gracias por el milagro concedido.

    Gracias Padre te doy porque eres tú quien escuchas esta oración, creyendo que eres tú quien ya respondió esta petición, porque ya puedo ver a mi hijo de pie, sanando por completo. Hoy lo declaro en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    El Poder de la Oración hecha por una Madre por la familia

    El Poder de la Oración hecha por una Madre

    La madre busca siempre cumplir el plan de Dios en pro del bienestar de su familia, y es por ello que la "mujer sabia edifica su hogar" y a través de la oración es que podrá levantar su altar familiar, colocando a Dios en primer lugar tiempo y clamando por su bienestar.

    “Querido Dios en este momento me pongo delante de tu presencia para adorar y alabar tu santo nombre, porque en tu plan divino has permitido tener esta familia tan bendecida, donde podemos estar juntos para cumplir tu propósito divino.

    Hoy estoy delante de ti para consagrar a toda mi familia, a mi esposa, a mis hijos y a todos mis nietos, porque están bajo promesa de bendición eterna. Y se3 que en este día estás obrando en sus vidas de forma especial.

    Bendito Dios la Biblia me enseña que si creo en Jesús yo y toda mi casa será salva, por eso hoy establezco esa palabra en mi hogar, porque he creído con el corazón, y estoy segura que estoy criando ministros del Reino de los Cielos, que impactarán al mundo y serán usados con poder por ti.

    Santo Señor te pido que toda mi familia sea guardada por ti, que tus ángeles puedan guardarlos de todo lo malo y que pueden hacerse invisibles ante la maldad, creyendo que el Espíritu Santo de Dios los redarguya cada día, para hacer lo correcto delante de tus ojos.

    Creo que eres tú obrando de una manera especial en cada uno de ellos, y que en mi hogar se establece tu paz, tu amor y la unidad que viene del cielo, para mantenernos firmes en la fe, donde no existan las contiendas, ni los pleitos, sino la comprensión hermandad y el amor de Dios.

    Por eso hoy levanto mis manos en acción de gracias, creyendo que yo y mi casa serviremos Señor de forma eterna, y que las bendiciones tuyas pasarán de generación en generación adorándote y exaltando tu santo nombre en todo momento o lo declaró en el nombre de Jesús” Amén.

    El Poder de la Oración hecha por una Madre de Forma Personal

    El Poder de la Oración hecha por una Madre

    Cuando una madre realiza una oración por algo muy personal que está viviendo, y la coloca delante del altar de Dios sus miedos y temores ante las circunstancias que está viviendo, serán escuchadas y presentada, como lo dice el libro de Santiago:

    “… orad los unos por los otros, para que seáis sanados; la oración eficaz del justo puede mucho” (Santiago 5:16)

    “Querido Padre Celestial en este día me pongo delante de tu presencia agradeciendo tu misericordia, porque cada día eres tú renovándola, por eso hoy te alabo y te exalto, porque eres bueno en gran manera y siempre estás a mi lado.

    Hoy me pongo delante de ti para levantar esta oración ante tu trono santo, y poder cumplir cada cosa que anhela mi corazón, porque eres tú el que escucha a tus hijos aquí en la tierra, y gracias al sacrificio de Jesús somos bendecidos en poder obtener acceso a tu trono celestial.

    Levanto mis manos en muestra de agradecimiento y de mi absoluta dependencia a ti porque eres tú el que me levantas, y perdonas mis pecados, porque a diario te fallo, y es tú inmenso amor que me cubre para darme nuevas oportunidades para seguir adelante.

    Te pido que tu Espíritu Santo no me abandone nunca, sino que cada día seas redarguyéndome y activando en mí los dones espirituales y el fruto del Espíritu, para caminar conforme al propósito divino por el cual me trajiste aquí en la tierra, y ser de ejemplo para mis hijos, mi esposo y para todo lo que estén a mi alrededor.

    Señor te pido que guardes a toda mi familia, a mis vecinos, a mis amigos y que sea tu presencia ayudándolos en todo lo que necesiten, te pido que los abraces en medio de la tempestad, que pueden sentir que no están solos, sino que eres tú quien los ayudarás en todas las cosas que necesiten

    Mi querido Padre te doy gracias por tu amor y tu misericordia que cada día la puedo ver tangible en mi vida, y de esa forma te pido que ayudes en medio de los tiempos difíciles, y de esa forma seguir adelante confiando en que serás tú dirigiendo cada uno de nuestros pasos.

    Hoy te doy gracias Padre Celestial porque eres tú quien estás escuchando esta oración, y sé que ha llegado con olor fragante delante de tu presencia, creyendo que nunca me dejarás, y podré recibir tu provisión, tu prosperidad, tu sanidad cada día de mi vida. Hoy lo declaro en el nombre de Jesús” Amén.

    Como se puede ver hay poder en la oración de una madre, ya que la mujer tiene la capacidad innata de acercarse de manera más genuina y sincera a Dios, y la Biblia enseña como la mujer conmueve a Dios por su oración, como lo hizo Ana, quien derramó su corazón delante de Dios por un hijo y fue contestada su oración.

    También puedes leer: Importancia De La Oración Para La Vida

    De este modo, en este momento hay muchas mujeres que están orando a Dios por sus hijos, familias o por alguna situación específica, por eso invitamos a que no desistan y sigan delante de Dios, Él va a contestar su petición si se acerca con el corazón.

    “Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7:8)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up