Oración De La Mañana Para Dar Gracias A Dios Por Todo

La Oración de la Mañana para Dar Gracias a Dios por Todo, es la plegaria que cada persona debe elevar al levantarse, ya que es la oportunidad de ver el regalo de la vida que Dios le da, y que mejor que orar y dar gracias a Dios por todo lo que le entrega al despertar.

Al realizar una oración en la mañana para dar gracias a Dios es, sumamente, importante para iniciar la jornada, con las mejores energías y con muy buen pie. Es por ello que todo creyente en Dios debe ser siempre agradecido, y por esa razón que se recomienda iniciar el día con peticiones con un sincero agradecimiento, por una nueva oportunidad de vivir.

Índice

    Oración de la Mañana para Dar Gracias a Dios por Todo

    Oración de la Mañana para Dar Gracias a Dios por Todo

    La Oración de la mañana para dar gracias a Dios permite una comunión más cercana con el Padre Celestial, agradeciendo todo lo que se recibe al despertar que es el poder respirar, la vida, la esperanza y el valor para seguir adelante, la oportunidad valiosa de ver las grandes maravillas que Dios nos entrega. Con esta oración también se entrega al Señor para que pueda purificar y limpiar el camino para que todo salga bien.

    Es por ello, que a continuación se presentan varios ejemplos de oración de la mañana para dar gracias a Dios, y poder recibir el día con la bendición del Padre Celestial.

    Primer ejemplo

    “Padre Amoroso, gracias por tu favor, por tu amor, por tu misericordia, hoy me acerco hasta ti en esta mañana para darte infinitas gracias por toda tu bondad y amor. Gracias mi Dios porque me permites nuevamente disfrutar el maravilloso regalo de la vida, gracias porque en medio de las dificultades me sigues ayudando a ser más fuerte y sabio.

    Gracias mi querido Padre Celestial, porque todos los días puedo sentir tu amor hacia mí y toda mi familia, pues nos permites disfrutar de los rayos del sol, nos das una casa donde podemos descansar, una cama, un empleo, nos entregas todo para que podamos ser felices, nos brindas el alimento de cada día, nos proteges del peligro y nos libras de todo mal.

    Padre Bendito hoy me acerco ante ti, para pedirte que me guíes a lo largo de este nuevo día. Ilumíname a mí y a toda mi familia, que sea tu luz bendita dirigiendo el camino de mis pasos, te pido que descienda la sabiduría del cielo, esa que tú das a aquellos que la necesitamos, y de esa forma afrontar los momentos de dificultad, también rodéanos con tu amor y sé nuestro consuelo en medio de la tristeza.

    Mi Señor te pido que tu Espíritu Santo tomo absoluto control en mis pensamientos, palabras, y en mis acciones. Quiero ser ese instrumento usado por ti para llevar tu palabra, llevar tu paz y ser testimonio de que tú existe. Cubre mi vida y la de toda mi familia con tu manto sagrado y ayúdanos a ser mejores cada día y más dignos de Ti, ye podamos ser ejemplos para otros en obra y en fe.

    Confío plenamente en ti, que hoy seas tú multiplicando mis fuerzas, renovando mi alma y mi corazón, que todo lo que haga sea para cumplir tu voluntad. Hoy declaro que eres tú abriendo las puertas que estaban cerradas, y que la prosperidad y tu bendición no se aparten de mí, que cada instante se pueda sentir en mi hogar y mi familia.

    Amado Dios, gracias por escuchar mi oración, gracias por todo lo que me bendices y gracias porque sé que tus planes son siempre mejores que los míos. Pongo mi vida en tus manos y la de toda mi familia y la de todas las personas en el mundo, que seas tú levantando a los que están caídos y débiles.

    Desde esta hora declaro un día de triunfo y prosperidad en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    Segundo ejemplo

    “Mi querido Señor gracias te doy por este nuevo día, por la mañana que me regalas hoy, donde la oscuridad desaparece con tu presencia que viene a resplandecer, como esos rayos del sol que entra por mi ventana, y me permiten hoy disfrutar de la vida que me regalas.

    Esta mañana que puedo disfrutar para iniciar este día, te doy las gracias porque me has privilegiado en abrir mis ojos, porque hay muchos que no pudieron hacerlo, y tú me has regalado el don de la vida esta mañana. Te pido que seas tú renovando mi mente, que mis pensamientos sean direccionados por tu Santo Espíritu, para que me guíe por la voluntad perfecta tuya.

    Padre querido hoy te adoro y glorifico tu nombre por la eternidad, te doy gracias por la familia que me diste y el empleo en que me colocaste. Te doy gracias por la sabiduría que me das, que seas tú pasando carbones encendidos, que cada palabra que salga de mi boca sea la correcta, que mantenga la serenidad y dominio propio en cada acción que realice, y sepa ser paciente cuando deba esperar.

    Te pido por la protección de mi familia, en la entrada y salida de mi hogar, protégenos y guardanos de todo mal, que seas nuestro manto protector en cada paso que demos. Te pido mi Señor que guardes a todos mis vecinos y amigos, bendícelos de gran manera que puedan ver tu poderosa mano protegiéndolo.

    Te doy gracias por ser mi fiel compañero, por los privilegios y oportunidades que me brindas, por las puertas y ventanas que me abres, te doy gracias por darme de tu amor y bendecirme cada día, hoy será otro día de gran victoria, lo declaro en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

     

    Tercer ejemplo

    “Padre Celestial en este día te doy gracias por permitirme abrir mis ojos y poder recibir el milagro de la vida. Gracias por que tu misericordia me acompaña cada día, y por perdonarme en todas las cosas que hieren tu corazón.

    Gracias Señor por otro nuevo día, por la familia hermosa que me has entregado y porque me permites disfrutar de ellos en otro nuevo amanecer, creyendo que hoy será mejor que ayer. Hoy elevo mis manos y doblo mis rodillas delante de ti sabiendo que tú renuevas mis fuerzas y me llenas de la energía que necesito, para seguir adelante.

    Querido Padre Celestial, eres tan bueno gracias por tu amor incondicional aunque no soy la mejor persona, me permites de gozar de un nuevo día. Gracias por mi familia, por mi empleo, por el sustento de este día, por mi casa, por guardarme de todo lo malo y permitirme seguir adelante ante todas las dificultades que puedo vivir.

    Dios tú siempre escuchas mis oraciones, por eso te pido que llenes mi hogar de tu presencia, que cada cosa que haga pueda ver tu compañía manifestada y que sobretodo me des los diseños, estrategias y planes para poder caminar de la forma correcta para cumplir tu voluntad en la tierra.

    Mi Señor te pido que cada día obres en todo lo que haga, gracias por permitirme estar delante de ti, soy afortunado por eso, y agradezco tu inmenso amor, por eso hoy lo declaro en el nombre de Jesús” Amén.

    Cuarto ejemplo

    “Poderoso Dios hoy abro mis ojos y te doy gracias por el inmenso regalo de la vida. Estoy delante de ti en este nuevo día agradecido porque me permites disfrutar de tus maravillas, tus milagros, tus bendiciones y sobretodo de tu amor que es inagotable.

    Hoy levanto mis manos para que tu poder descienda en mi vida, y pueda ser cubierto por tu protección ante cualquier inconveniente que quiera venir en contra de mi vida. Gracias Dios mío por cada momento bueno y también por los difíciles, porque en cada uno de ellos tú estás a mi lado llevándome al destino profético. Mi Señor bendito te pido que seas tú en mí y yo morir a mis deseos, para hacer tu perfecta voluntad.

    Clamo a ti porque quiero que te glorifiques en mis debilidades y pueda ser dichoso en ser purificado por tu amor y poder. Que tu Espíritu Santo renueve mis pensamientos y me redarguya si quiero hacer algo incorrecto. Hoy pido que guardes a toda mi familia, a mis amigos, a mis vecinos, a mi país, al mundo entero, que tu presencia los cubra de todo lo malo.

    Gracias te doy por que nos permites ver las maravillas que has creado, y por darnos las fuerzas y la oportunidad de por ellas poder luchar. Gracias Padre por darme la fe y la esperanza, de que mis sueños se hagan realidad. Padre mío pongo en tus manos metas, mis problemas, mis necesidades.

    Tú sabes que es lo mejor para mí, por eso sé que me espera tu bendición todos los días de mi vida. Hoy creo que esta oración llega ante tu altar con olor fragante, creyendo que esto ya está hecho en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    Luego de ver estos ejemplos de oración de la mañana para dar gracias a Dios, le invitamos a creer con su corazón que Dios escucha su oración, y cada día al despertar un nuevo día toma un momento especial de su mañana, para darle gracias a Dios y poder iniciar su día con energía y gratitud, que le permitirá vivir una jornada con esperanza, fe, amor y hacer una mejor labor como hijo de Dios.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up