Oración Para Un Bebé Enfermo Recién Nacido

Oración para un Bebé Enfermo Recién Nacido, es una plegaria que es elevada por los padres de un infante que se encuentra en gravedad cuando ve la luz de la vida. Es en este momento que toda la familia se concentra en buscar la ayuda del Padre Celestial, cuando todos los medios humanamente posible no han podido sanarlo.

Por lo general, los padres oran por sus hijos, y mucho más en este momento tan difícil que puedan estar pasando una familia al ver que su bebé recién nacido esté en una situación riesgosa, por lo que elevar una plegaria a Dios será la mejor opción que cualquier persona buscará.

Índice

    Oración para un Bebé Enfermo Recién Nacido

    Oración para un Bebé Enfermo Recién Nacido

    Para unos padres tener un bebé recién nacido enfermo puede ser un momento de mucha angustia, ya que se trata de una criatura que en tan temprana edad le toque sufrir este momento tan difícil, y es durante esta situación donde se mezclan muchas emociones encontradas, y los padres y familia deben pedir a Dios que sea su abrigo.

    Por este motivo, a continuación se presentarán varios ejemplos de oración para un bebé enfermo recién nacido:

    PRIMER EJEMPLO

    “Querido Padre Celestial en este momento estoy delante de ti agradeciéndote por todas las bendiciones que nos has dado, por eso hoy bendecimos tu santo nombre y te damos gracias por la bendición de nuestro hijo. Te damos gracias por este bebé que nació, porque es un milagro que nos has entregado, y poder ver como nuestro familia está creciendo.

    Te damos gracias Padre porque el fruto de nuestro amor como pareja se ve reflejada través de este bebé que nació en bendición, creyendo tu palabra que es un profeta tuyo aquí en la tierra. Él te pertenece por eso te pedimos que en este momento seas tú levantándolo de todo lo que el médico dice que está padeciendo, pero nosotros creemos tu palabra que por tus llagas Jesús él está completamente sano.

    Declaramos tu mano sanadora cubriéndolo por completo, eres tú tomando el control de su cuerpo elevando sus plaquetas, estableciendo su peso creyendo que por tu santa voluntad se recupera por completo. Declaró la sangre del cordero que lo cubre por completo activamos el código que dice Isaías 53:5 que él es sanado por medio del sacrificio de Jesús en la cruz.

    Padre sé que en este momento nos estás escuchando, nosotros que somos sus padres estamos delante de ti derramando nuestro corazón, porque conocemos que tus designios son los mejores y que tu voluntad es la que se va a establecer. Creemos que de esto que vivimos nuestro bebé saldrá en victoria, y él será enseñado bajo tus preceptos porque lo consagramos para ti.

    Te pedimos Señor que conforme a tu designio divino nos guíes a nosotros como padres, para poder cumplir la tarea de formarlo en tus preceptos, sé tú dándonos sabiduría, paciencia, amor entendimiento, para instruirlo en la sana doctrina, para que él no se aparte jamás de tus caminos. Creemos que su propósito divino es grande, y llevará tu palabra a las naciones, porque él es un escogido todo, una nación santa, un linaje escogido, un pueblo adquirido por ti Señor, para grandes cosas.

    Confiamos, completamente, en ti Santo Padre que por tu infinita misericordia y tu inmenso amor a todos tus hijos, nos concederás esta petición que este bebé saldrá sano de este proceso, y él se levantará, caminará, y será un hijo sano, un buen hermano, un buen padre y sobre todo un siervo tuyo aquí en la tierra llevando tu palabra, y daremos testimonio de tu milagro de sanidad.

    Te alabamos, te adoramos Señor porque tuyo es el poder, tuyo es el dominio, tuyos son los tiempos tuya es toda la gloria, y tu plan divino es el que se ejecuta. Confiamos que nuestro bebé se levantará de todo lo malo, y daremos testimonio de tu poder sanador, hoy levantamos nuestras manos agradeciendo porque veremos este milagro hecho en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    SEGUNDO EJEMPLO

    “Querido Padre Santo en este momento te doy gracias porque tú conoces mi corazón, y sabes que siempre he querido ser fiel en todos tus preceptos. Hoy me presento delante de ti para pedirte perdón, si he faltado en algo por ignorancia o por torpeza, quiero volver a tu camino Padre y estar limpio delante de ti.

    En este momento necesito más de ti Padre te pido que seas tú levantando a mi bebé. Yo creo que tú Jesús moriste en la cruz para darnos vidas a todos, y este bebé que apenas acaba de nacer y que los médicos han dicho que tiene problemas en sus pulmones, que tiene poco peso va a ser un testimonio de tu poder sanador.

    Eres tú elevando sus plaquetas, adecuando su cuerpo y limpiando sus pulmones, para que sea completamente sanado. Creyendo que él crecerá sin problemas, y será un niño sano, cumplirá sus sueños, sus metas será un buen hijo, un buen hermano, una buena persona que será temerosa a ti Señor, y todos los días dará gloria a tu nombre.

    Sabes Padre que en todo momento te busco a ti, porque creo en tu poder sanador, y elevo esta oración por mi bebé porque así como tú me prometiste un día que tendría un hijo, hoy lo estoy viendo, y sé que tú lo vas a levantar para tu gloria y honra. Levanto mis manos como signo de reverencia y de absoluta dependencia a ti, confiando que tu voluntad es la mejor.

    Tu palabra me enseña que todo lo que pidamos en tu nombre Jesús hecho está, y que conforme a tu propósito divino se ejecutará. Por eso también creo que mi bebé se levantará, va a crecer y vivir para tu gloria y honra, porque lo consagramos para tu reino.

    Te ruego Padre Amado que con tus Manos Santas lo toques y alejes de él todo lo malo que lo está aquejando, yo creo que tu bendición será completa para nuestra vida y así como nos diate nuestro hijo, lo vas a sanar por completo. Hoy lo declaro en el nombre de Jesús” Amén.

    TERCER EJEMPLO

    “Amantisimo Padre Celestial estoy delante de ti clamando con mi corazón desgarrado de tanto dolor que siente en este momento, porque mi bebé está enfermo, y los médicos no saben que hacer para poderlo levantar, por eso estoy aquí con mis rodillas en el piso, y mis manos levantadas delante de ti para que me ayudes.

    Sé que hay muchas personas que en este momento te están pidiendo, y clamando a ti, porque eres tú el que estás pendiente de tus hijos y le concedes los anhelos de los corazones. Pero en este momento Padre te pido que mi oración la escuches y puedas responder, y que puedas sanar a mi bebé que en este momento está recluido en la UCI.

    Padre tu palabra me enseña que por las llagas de Jesús él es completamente sano, hoy declaró este código divino en la vida de mi bebé, para que pueda levantarse. Hoy declaro que tus ángeles lo están guardando, tu mano sanadora lo envuelve, renueva todo su organismo para que reciba este milagro de sanidad que estoy pidiendo en este momento.

    No creo en esos informes médicos que dicen que mi hijo no se va a levantar, creo en tu palabra que es la verdad, que es la que me da fe y me da esperanza, en que yo pueda ver a mi bebé levantándose, caminando, formándose, siendo un hijo bueno, una persona de bien, porque creo que él dará testimonio de tu poder sanador.

    Mi fe está fortalecida, no será derrumbada, por eso hoy declaro que aunque los médicos digan que no, tú dices que sí, porque lo que es imposible para el hombre es posible para ti Dios y los médicos quedarán asombrados por la recuperación sobrenatural de mi bebé. Por eso te doy gracias porque veré tu gloria y será hecho en el poderoso nombre de Jesús” Amén.

    CUARTO EJEMPLO

    “Padre Celestial en este momento levanto mis manos, dobló mis rodillas, porque tuyo es el poder, tuyo es el dominio, tuya la gloria, la alabanza, eres el Todopoderoso el que nos puede ayudar ante cualquier circunstancia difícil que estemos viviendo, por eso estoy aquí delante de ti elevando esta oración por mi bebé.

    Mi corazón en este momento está estremecido de dolor, porque han dicho los médicos que mi bebé no va a pasar de esta noche, pero yo creo en tu poder creo que tú lo puedes levantar. Hoy declaró que tú le das aliento de vida ,y que le das una oportunidad de poder vivir, de poder acompañarnos a nosotros que somos sus padres y que crezca a nuestro lado.

    En este momento anulamos todo plan del enemigo en contra de la vida de nuestro bebé. Estableciendo tu palabra que tiene vida, que es la que nos levanta que nos ha mantenido en este momento con la fe inquebrantable. Sabemos que de esta prueba vamos a salir victoriosos, porque sabemos que muchas cosas son imposibles para nosotros, pero para ti todo es posible y veremos a nuestro bebé levantarse de manera sobrenatural.

    Te pido Señor que seas tú velando por él, que sea tu mano poderosa tocándolo. Declaro tus ángeles guardianes rodeando la habitación donde él se encuentra, Señor Jesús tú eres el sanador por excelencia, paseate en medio de esta habitación, tócalo, sana por completo sus pulmones, dale aliento de vida renovando por completo su cuerpo.

    Creo Dios en tu propósito y este bebé vino a la tierra para cumplir tu plan divino, y él será levantado como un profeta tuyo que llevará tu palabra, será un buen hijo, una buena persona y donde él se pare va a llevar el reino de los cielos para que muchas personas conozcan de ti Dios. Hoy declaramos en el nombre poderoso de Jesús” Amén.

    Al ver los ejemplos de la Oración para un Bebé Enfermo Recién Nacido, es imperante hacerla con mucha fe, entendiendo que en ese momento quizá pueda ser perturbado por la duda. Por lo que hay que recordar los hombres de fe de la Biblia, y confiar plenamente en Dios y que Él concederá lo que se pide si ora de una forma fervorosa, sincera y con mucha fe, por lo que Él podrá sanar a su bebé enfermo recién nacido.

    De ese modo, se debe tener esa certeza que todo lo que está sucediendo tiene alguna razón, por lo que se debe respetar la voluntad de Dios, confiando en que su misericordia y el milagro de sanidad lo podrán ver cumplido para la gloria de su nombre.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up