Oración para un Hijo que se va de Viaje

La oración para un hijo que se va de viaje es lo que todos los padres hacen cuando un hijo decide emprender un viaje, y salir de la cobertura de su hogar y de la protección física de los progenitores, quienes siempre tendrán ese nexo de protección hacia el hijo, así este tenga más de 40 años.

La oración es un recurso entregado por Dios a través de su Palabra, que viene a indicar la necesidad de la protección divina.

“…orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda, perseverancia y súplica por todos los santos…” (Efesios 6: 18-19)

Es importante saber que el mundo terrenal lo circunda un mundo espiritual, y en el que existe todo lo que proviene de Dios y también existe la maldad provocada por satanás.

Es por ello que todas las personas deben tener precaución a la hora de realizar un viaje, sin importa cuál sea la distancia, es importante encomendar a Dios la seguridad de su vida. Por lo tanto, los padres son los mayores intercesores de sus hijos, quienes se colocan delante de Dios para pedir esa protección divina.

Índice

    La Oración por un Hijo

    Oración para un Hijo que se va de Viaje

    Las personas cuando tienen hijos, quieren protegerlos siempre, y buscan que no los toque ningún tipo de mal, es por eso que siempre los encomiendan a Dios buscando su protección, para que nunca estén desamparados ni caminen solos.

    Y es por ello que los padres se sumergen en la entrega a la oración, ya que Dios vive en el cielo, y la relación íntima con Él, se da a través de una oración genuina delante de su presencia y Él concederá las peticiones de sus hijos que claman de día y de noche.

    “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33: 3)

    Todos los padres que claman por sus hijos obtendrán respuesta de Dios, y es por ello que no deben de dejar de realizar estas oraciones que cubren de bendición a sus hijos.

    “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7: 7-8)

    Oración para un Hijo que se va de Viaje

    Oración para un Hijo que se va de Viaje

    Entendiendo lo vital que es la oración para un padre, a continuación se presentarán modelos de oraciones para poder pedir protección divina para los hijos cuando no está en el hogar.

    • Oración para un hijo que debe salir de casa

    Cuando los hijos salen de su hogar a realizar cualquier tipo de actividad, y como padres no estará presente, se puede realizar esta oración:

    “Querido Padre Celestial en el nombre poderoso de Jesucristo, hoy estoy delante de su presencia, usted que está en el cielo y yo aquí en la tierra, clamó a usted por su inmenso amor y misericordia para que pueda escuchar este clamor de un padre.

    El día de hoy nuestro hijo salió de casa sin nosotros, hoy te rogamos que lo mantengas con bien hacia donde se dirige, que siempre lo acompañes a donde vaya, que tu cobertura sea total en su cuerpo alma y espíritu. Te pedimos que en ese trayecto que tenga nada malo le ocurra, y que tus ángeles lo lleven con bien el transporte que lo traslada.

    Te pedimos que al llegar a ese lugar donde hará la actividad nada malo ocurra y tu protección física, mental y espiritual lo pueda cubrir por completo. Que tu Espíritu Santo este allí con el, dirigiéndolo en cada paso.

    Te damos gracias porque nos escucha, y nos guía para ser cada día mejores padres, que nuestro hijo donde esté nunca se olvide que lo amamos, y sea una persona de bien, gracias te damos Señor por tu amor y tu inmensa misericordia, lo creemos en el nombre de Jesús. Amén”.

    Oración para un Hijo que se va de Viaje

    • Oración por un hijo que va a viajar y quieres que sea bajo la dirección de Dios

    Los padres deben ayudar a su hijo en tener el respaldo de Dios cuando va a realizar un viaje, es por ello que semanas antes o días previos debe orar para que el viaje sea voluntad de Dios. Por ello se debe realizar este modelo de oración:

    “Querido Padre celestial en el nombre de Jesucristo nuestro gran Salvador, hoy vengo delante de tu presencia reconociendo que eres la mejor guía para todo lo que deseamos realizar, nosotros como padres reconocemos que usted el dueño de nuestro camino y de nuestra voluntad.

    Hoy alabamos tu nombre porque eres grande, y por siempre es tu misericordia para con nosotros nuestro hijo. Gracias por ayudarnos en tomar decisiones y ser el conductor de nuestra vida, ya que nada podemos hacer nada sin antes consultarle.

    Estamos delante de ti para que tomes el control de los pasos de nuestro hijo y le enseñes a caminar de acuerdo a tú propósito, y que no cometa errores, para que pueda lograr el llamado que tu le has dado aquí en la tierra.

    En unos días él deberá viajar por eso hoy te pedimos Dios, que si este viaje forma parte de tus planes, abras las puertas y los caminos, para que todo salga bajo tu dirección divina. Que tu Santo Espíritu pueda aclarar los pensamientos, y que sea dirigiendo los pasos de nuestro hijo.

    Te pedimos mi querido Señor que todos los obstáculos que quieran oponerse encontrar de este viaje, sea usted disipándolos y que no tengan ningún efecto en contra de nuestro hijo.

    Dejamos en tus manos Señor este viaje y que se haga tu perfecta voluntad, para que todo sea de bendición para nuestro hijo, porque creemos en tu dirección y protección hacia nuestro hijo. Por eso te damos gracias creyendo que hecho está en el nombre de Jesús. Amén”.

    Oración para un Hijo que se va de Viaje

    • Oración para un Hijo que se va de Viaje

    Si su hijo debe viajar por un período largo o corto de tiempo, es una situación en la que los padres deben encomendarlo a Dios, para que su hijo siempre esté a salvo, en cualquier parte en la que se encuentre. Por ello debe realizar este modelo de oración:

    “Padre Celestial en el nombre poderoso de tu hijo amado Jesucristo nos colocamos delante de ti Padre, para que escuches este clamor de unos padres que están agradecidos por el hijo que nos has dado.

    Señor usted ha visto todos los logros que ha tenido gracias a su ayuda infinita, hoy es una persona de bien, lleno de tu amor y de tu enseñanza especial, dirigido por el Espíritu Santo, quien lo redarguye y llena de las cosas que vienen del cielo.

    En este día te pedimos que así como lo has acompañado siempre en este viaje que emprende no lo vaya a desamparar, que no se sienta solo, en este nuevo camino que emprende. Te pedimos que el medio de transporte que usará para este viaje sea dirigido por ti, declaramos la sangre de Cristo y protección divina en toda la estructura mecánica de este transporte, que no tenga fallas y que todo esté trabajando perfectamente.

    Declaramos que el motor, la gasolina y todo su sistema de trabajo funcione de manera correcta, colocamos delante de ti al conductor creyendo que será usted quien manejara, y legiones de ángeles lo custodiarán hasta llegar al lugar del destino.

    Te pedimos que nuestro hijo al llegar a su sitio de destino nada lo desvié, se usted tomándolo de la mano así como Enoc caminaba con usted, te pedimos Dios que así lo sienta nuestro hijo, que cuando desee su carne hacer algo malo sea su mano deteniéndolo.

    Libralo de todo lo malo, de las malas intenciones, no dejes que ande en malos pasos, con malas personas, que conozca personas buenas, que pueda emprender sus metas en la voluntad tuya Dios. Padre Celestial conoces nuestros corazones por eso lo derramamos delante de ti, hoy gracias te damos por nuestro hijo.

    También pedimos por nosotros par que nos fortalezca y podamos estar confiados en ti y que en su ausencia podamos seguir adelante, creyendo que donde el se encuentra tu protección nunca faltará. Hoy lo declaramos en el nombre poderoso de tu hijo amado Jesús de Nazareth. Amén”

    Al realizar cada unas de estas oraciones se debe entender que son modelos, debes pedir al Espíritu Santo que los ayude en la oración y Él les acompañará en hacer la oración para un hijo que se va de viaje.

    “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8: 26)

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up