Dios Es Amor Pero También Es Fuego Consumidor

Dios es amor pero también es fuego consumidor, son características que revelan que Dios es bueno, también es santo, misericordioso, ejecuta justicia de forma igualitaria, pero también se le describe como ese Dios celoso, que puede ese fuego consumidor que se describe en el Antiguo y en el Nuevo Testamento.

Y ante esta última característica muchos prefieren describir y tomar las citas bíblicas donde se habla de lo apacible y bondadoso que es Dios con su creación, olvidándose que Él también puede ser fuerte ante aquellos que no cumplen con sus mandatos y no hacen su voluntad.

Índice

    Dios es Amor pero también es Fuego Consumidor

    Dios es Amor pero también es Fuego Consumidor

    Cuando se escudriñan las Sagradas Escrituras los creyentes por naturaleza buscan conocer las característica de la personalidad de Dios, y encuentran que tiene un amor infinito y la misericordia con la que acobija a sus hijos. Pero ciertamente aparte de su inmenso amor, también habla sobre esos momento en que su enojó se ha podido evidenciar. Y la Biblia lo revela en estas citas bíblicas claves:

    • “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” (1ra. Juan 4:8)
    • “Porque Jehová tu Dios es fuego consumidor, Dios celoso” (Deuteronomio 4:24)
    • “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor” (Hebreos 12:298-29)

    Esto explica que el creyente puede abusar de esa misericordia de Dios acercándose a Él cuando lo necesita, pero también alejarse de Él cuando ya se creen que no es necesario estar en su presencia, y es por eso que llega ese momento donde Dios puede corregir y reprender, por no estar haciendo lo bueno, ya que eso Él no lo va a justificar.

    “Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” (Santiago 4:17)

    En este sentido la palabra de Dios enseña que Él es lento para la ira y grande misericordia, de modo que si se puede enojar por algún tipo de razón contra todo aquel que no haga lo que este demandando, ya que cuando se enoja actuará de forma firme y contundente de la misma forma que cuando muestra su amor. Y basado en ello David lo describe en el libro de los Salmos de la siguiente manera:

    “Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, Ni para siempre guardará el enojo” (Salmos 103:8-9)

    A través de este versículo se puede ver como el amor y la misericordia de Dios sobresalen por encima del enojo que puede tener ante cualquier tipo de situación, entendiendo que a Él le desagradan algunas cosas que las personas pueden realizar, sin embargo su amor y perdón es más grande que la ira que pueda arrojar algún tipo de situación.

    Todo esto hace ver que la esencia del Padre Celestial es el amor, y en su palabra dice que aquel que ama no ha conocido a Dios, ya que Él es amor, y a su vez se deberá agradar, servir con reverencia, guardando cada uno de sus mandatos, demostrando ese amor por Él para que no se enoje por los comportamientos y faltas que hagan sus hijos.

    Cada una de estas cosas que se han dicho anteriormente, y que han sido reforzadas por las citas bíblicas, que hacen ver que Dios también tiene un límite al momento de tener esa relación con las personas. Por lo cual es necesario mantenerse en ese camino recto que Él está pidiendo, y evitar la ira de su enojo.

    Todo eso se puede vivir al cumplirse cada uno de sus mandatos y preceptos, como lo enseñan las Sagradas Escrituras:

    • “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad” (Romanos 1:18)
    • “Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz” (Efesios 5:6-8)
    • “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia” (Colosenses 3:5-6)

    También puedes leer El Dios Padre Según La Biblia 

    Las Características de Dios

    Es importante revisar como en el Antiguo Testamento se habla en contraste sobre la ley, el amor, el castigo y la misericordia de Dios que se puede ver perceptible, viéndose con poca fuerza en el Nuevo Testamento que no exige esas características descriptivas.

    En este sentido, el apóstol Pablo en el Nuevo Testamento habla de forma clara con respecto a ello, pues revela que el amor y la misericordia se produce en la adoración con temor que debe tener cada creyente. Evidenciándose las siguientes características:

    • Dios es santo y su naturaleza es pura

    1. “Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria” (Isaías 6:3)
    2. “¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado” (Apocalipsis 15:4)

    • Dios es justo, ya que Él está en el trono para juzgar con justicia y lo hace con sabiduría.

    “Porque has mantenido mi derecho y mi causa; Te has sentado en el trono juzgando con justicia” (Salmos 9:4)

    • Dios es fiel y su poder en el ejercicio de la justicia y misericordia se demuestra de forma sutil ante todos los creyentes.

    “Pero el Señor es fiel, y él los mantendrá a ustedes firmes y los protegerá del mal” (2da. Tesalonicenses 3:3)

    Se debe servir a Dios con Reverencia

    Cuando una persona decide servir a Dios debe hacerlo por amor, con reverencia y hacerlo de la mejor forma para alabar su nombre, como lo dice la Biblia.

    “Si no cuidares de poner por obra todas las palabras de esta ley que están escritas en este libro, temiendo este nombre glorioso y temible: JEHOVÁ TU DIOS” (Deuteronomio 28:58)

    Del mismo modo, se debe caminar en la vida diaria como si viesen a Dios, es decir mantener conversaciones que edifiquen, cumplir los mandados reflejando las buenas costumbres delante de todas las la personas, que están en su entorno siendo un buen testimonio de Dios.

    También cuando se encuentra en adoración a Dios debe hacerlo con todo el corazón, olvidándose de todo lo que está a su alrededor, y colocarlo a Él primero para poder sumergirse en esa atmósfera espiritual que se desata al postrarse delante de la presencia del Todopoderoso.

    Todo esto quiere decir que Dios quiere que sus hijos lo busquen de todo corazón, y de esa manera Él los perdonará y olvidará cada uno de sus pecados, para darle todas las oportunidades que quieran, y de esa manera no ser ese fuego consumidor que habla las Sagradas Escrituras, sino ese Dios de oportunidades lleno de amor y misericordia.

    “¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. Volverá a compadecerse de nosotros, hollará nuestras iniquidades. Sí, arrojarás a las profundidades del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:18-19)

    También puedes leer Frase Dios No Es Hombre Para Que Mienta Números 23:19 

    Para finalizar se puede decir que hay que conocer más a Dios y tener esa visión mucho más profunda de lo que significa Él, y tener esa sensación de santidad y amor en un solo sentir, sin perderse en el camino para despertar en el corazón del creyente ese amor y reverencia ante la majestad del Todopoderoso.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up