Los Tiempos De Dios Son Perfectos Para Sus hijos

Los tiempos de Dios son perfectos para sus hijos, es una aseveración que todos lo creyentes declaran conforme a lo establecido en la Sagradas Escrituras en el libro de Eclesiastés, en el que se explica la importancia del tiempo y que todas las cosas tienen su hora.

Es por este motivo que todos los creyentes tienen que tener su confianza en Dios, en que las promesas y peticiones que ellos han pedido en oración al Padre Celestial  serán cumplidas de acuerdo a su voluntad y tiempo perfecto, ya que él conoce lo que es mejor, y más adecuado para todas las personas.

Índice

    El Tiempo de Dios es el Kairos

    El Tiempo de Dios es el Kairos

    Para poder comprender el tiempo de Dios es importante saber que en el antiguo griego esta palabra se emplea en la Biblia, utilizando dos términos: uno es el cronos y el otro el kairos, para referirse al tiempo en las Sagradas Escrituras.

    En el caso de la palabra Cronos tiene el significado de un lapso de tiempo, es el conocido tiempo terrenal que se puede medir a través de un reloj o calendarios. Es el tiempo que el ser humano puede entender, y es por ello que muchos piensan que Dios trabaja en ese mismo tiempo.

    Es por ese motivo que existe el conocido tiempo de Dios que se mide a través del término del Kairos que representa al tiempo oportuno, un tiempo que es favorable para la persona, un momento que es preciso y señalado que se conoce como el tiempo diseñado en el cielo, para que se pueda manifestar en la tierra y ser de bendición para todos los hombres.

    Es a través de esta conceptualización que se puede ver que el tiempo de Dios no es el mismo que tiene el hombre, es decir que Él se mueve en el aspecto espiritual y no terrenal como los seres humanos, y es allí donde el creyente debe comprender que las cosas ocurrirán según ese tiempo Kairos y no en el tiempo Cronos.

    Cómo conocer el Tiempo de Dios

    Al hablar que los tiempos de Dios son perfectos es demostrar que el creyente tiene madurez espiritual sobre las cosas que le acontecen en su entorno. Y todo eso se logra afrontando los problemas que le sucedan, llevándolos al altar de Dios en oración.

    Todo esto se refiere a que cuando una persona entra en oración y pide alguna solución a Dios ante alguna situación que esté viviendo, en muchas ocasiones podrá querer que la respuesta sea rápida o inmediata, sin embargo cuando no se cumple como se está deseando puede llegar la desesperación, la ansiedad y hasta la duda puede llegar al corazón del creyente.

    Y es allí cuando el creyente debe recordar que Dios se mueve de acuerdo a su voluntad, y que su tiempo no es el mismo que el terrestre, por ello hay que pedir al Espíritu Santo la revelación de su voluntad, y que se haga tangible el fruto del Espíritu en la vida de la persona, y así poder actuar con paciencia que es uno de ellos.

    En este sentido se debe conocer que Dios conoce el futuro de las personas, y que Él tiene el control absoluto de todas las cosas que pasan, entendiendo que cada una de estas cosas obran para bien conforme al propósito divino.

    1. “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11)
    2. “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28)

    También puedes leer Cuando Dios Nos Dice Que No 

    Los Tiempos de Dios son Perfectos para sus hijos

    Los Tiempos de Dios son Perfectos para sus hijos

    El tiempo de Dios nunca será temprano, ni se retrasará, ni será tardío, sino que será justo, ya que Él en su soberanía conoce cada una de las cosas que debe ocurrir para que se establezca y cumpla el propósito divino en la vida de las personas.

    “En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y acrisolada la palabra de Jehová; escudo es a todos los que en él esperan” (Salmos 18:30)

    Comprender que el tiempo de Dios es perfecto es hacer que la naturaleza humana se sujete a la voluntad de Dios, es dejar a un lado los deseos y los tiempos cronos para ajustarse a una vida dirigida por el Espíritu de Dios que le mostrará los planes del Señor en su vida, donde la paciencia es vital desarrollar.

    Y en relación a ello la paciencia es un fruto del Espíritu y las Sagradas Escrituras dejan claro que Dios se complace cuando esperan en Él, ya que esos revelará el grado de confianza que tiene una persona en sus tiempos que siempre serán perfectos.

    • “Guarda silencio ante Jehová, y espera en él” (Salmos 37:7)
    • “Bueno es Jehová a los que en él esperan” (Lamentaciones 3:25)

    En este sentido es poder recordar que Dios no espera en un calendario terrenal, sino que es un tiempo eterno y perfecto que se encuentra determinado para el cumplimiento divino de su plan de salvación para la humanidad.

    • “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:31)
    • “Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová” (Salmos 27:14)

    Todo esto conlleva a que la persona pueda conocer a Dios, buscarlo en oración,  escudriñar sus Sagradas Escrituras, y de esa manera recibir ese poder divino de Dios que podrá desatar en la vida de las personas todas las bendiciones que ha prometido a todos aquellos que confía en Él.

    En esa búsqueda que vive la persona en conocer a Dios es que podrá desarrollar esa paciencia y madurez, qur le ayudará comprender cada uno de sus caminos, responder de forma correcta ante la ansiedad que pueda arrojar una petición, y sobretodo descansar en que sus planes son perfectos.

    “Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová” (Salmos 34:19)

    Versículos sobre los Tiempos de Dios

    Al ser tan importante este tema para el creyente es necesario escudriñar las Sagradas Escrituras, y así comprender que Dios buscará siempre bendecir a sus hijos, y estos tienen que comprender su tiempo específico.

    Es por eso que a continuación te presentamos varias citas bíblicas que debes estudiar, para poder desarrollar esa paciencia y comprender los tiempos de Dios.

    1. “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, tiempo de reflexionar, y tiempo de paz” (Eclesiastés 3:1-8)
    2. “Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin” (Eclesiastés 3:11)
    3. “En tus manos están mis tiempos” (Salmos 31:15)
    4. “Aunque parezca que se demora en llegar, espera con paciencia, porque sin lugar a dudas sucederá. No se tardará” (Habacuc 2:3)
    5. “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán” (Isaías 40:31)
    6. “Para el Señor, un día es como mil años y mil años son como un día. 9 En realidad, no es que el Señor sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Al contrario, es paciente por amor a ustedes” (2da. Pedro 3:8-9)

    También puedes leer El Reposo Y La Paz Que Da Dios Según La Biblia 

    Para finalizar se puede decir que los tiempos de Dios son perfectos porque Él tiene el poder y autoridad en todas las cosas, y se ejecuta siempre su voluntad, y se podrá obtener los anhelos de los corazones de todos sus hijos, pero cuando estén preparados para vivir en el Kairos, que es el tiempo perfecto de Dios.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up