Oración Para Antes De Empezar A Trabajar

La oración para antes de empezar a Trabajar, siempre debe realizarla para poder ser dirigido por Dios en toda su jornada laboral, y ser bendecido durante todo lo que debe cumplir en el día. Por ello la Biblia enseña en Proverbios 16:3, que todo en sus manos se podrá lograr.

“Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán”(Proverbios 16:3)

Es por ello, que realizar una oración antes de empezar a trabajar le dará la certeza de que Dios le ayudará en todo lo que decida emprender en su trabajo, ya que sin importar cuán difícil pueda llegar a ser la jornada laboral, verá como la mano de Dios obra a su favor y todo marchará bien.

Índice

    Oración para antes de empezar a Trabajar

    Oración para antes de empezar a Trabajar

    La oración para antes de empezar el trabajo no es solo para obtener beneficios, sino es para poder disfrutar de una vida laboral dirigida bajo la sabiduría y el poder de Dios. Tener la guía de Dios va a simplificar y repeler los posibles problemas en el trabajo que se puedan presentar.

    Hacer una oración antes de empezar a trabajar renueva la misión a la que está llamado el creyente, pues le recuerda a quien sirven a través de sus quehaceres, al Señor Jesucristo y no es simplemente a un trabajo o a una tarea puntual, sino que deben ser testimonio vivo de Dios en ese lugar donde trabaja.

    Es importante tener presente que la oración es una herramienta eficaz para todas aquellas personas que anhelan la dirección divina a la hora de tomar decisiones importantes en el trabajo, o necesitan resolver algún inconveniente en el ámbito laboral, por lo tanto este tipo de oración para antes de empezar a trabajar es vital que se haga.

    Es por ello, que antes de empezar a trabajar, prepare su mente, corazón y espíritu con una oración para que toda su jornada de trabajo sea bendecida y dirigida por el Padre Celestial. A continuación algunos modelos de oración que pueden hacer al iniciar su jornada laboral.

    Primer Ejemplo

    “Querido Padre Celestial, hoy al entrar a este lugar de trabajo, clamo a ti para que tu presencia esté conmigo. Yo te pido que sea tu paz, tu gracia, tu misericordia y tu orden perfecta en mi trabajo, que nos envuelvas en esa atmósfera de bendiciones que solo tú puedes entregar.

    Señor reconozco que tú tienes el poder sobre todo lo que se hará, se hablará, se pensará y se decidirá dentro de este trabajo. Padre amado te doy gracias por los dones y talentos que me has entregado. Hoy me comprometo a usarlos de una forma responsable en tu nombre y honor.

    Te pido que me renueves las fuerzas para hacer mi trabajo un lugar donde pueda desarrollarme de una forma especial. Padre Celestial unge mis proyectos, mis ideas, que aquellos que quizá sea pequeño, pueda posicionarse en un lugar de gloria. Señor, te pido que cuando esté confundido se tu presencia iluminándome, guiándome, mostrando lo que debo hacer para gloria de tu Nombre.

    Cuando me sienta cansado se tu renovando mis fuerzas y llenándome de tu energía. Cuando esté turbado o preocupado infúndeme con la luz del Espíritu Santo esa paz que solo tú puedes entregar a tus hijos. Te pido Señor que el trabajo que hago y la forma en que lo hago me traiga fe, alegría y una sonrisa con todo lo que estaré en contacto hoy.

    Que sea tu gracia sobre mí, llenando de gozo este lugar, que cada persona que trabaja conmigo pueda sentir el cambio en este lugar, que seas tú llenándolos de tu presencia y puedan tener una jornada de trabajo en bendición.

    También te pido Señor, que cuando salga de este lugar de trabajo, derrames tu misericordia sobre mí y todos mis compañeros de trabajo, de mi jefe, que nuestras familias sean bendecidas y que todos puedan llegar a sus hogares en paz y en tranquilidad, que nada malo los toque en ese camino a sus casas, que sean tus ángeles protegiendo cada paso que ellos den. Señor, te doy gracias por todo lo que has hecho, todo lo que estás haciendo y todo lo que vas a hacer en mi vida.

    Hoy en el nombre poderoso de Jesús oro con mucho amor y agradecimiento antes de comenzar a trabajar todo lo pongo en tus manos y declaro una jornada de trabajo donde veré tu favor, tu gracia, tu amor, tu salvación acompañándome en todo lo que haré. Hoy lo declaro en el nombre poderoso de Jesús” Amén

    Segundo Ejemplo

    “Padre Celestial, hoy que estoy entrando a mi lugar de trabajo clamo tu Presencia, para darte gracias por este nuevo día que me permites estar en este lugar. Te pido que tu paz, tu gracia, tu misericordia y tu orden perfecto rodeen esta empresa.

    Te pido que bendigas todo lo que se hable, lo que se piense, lo que se decida y se haga. Te pido Señor que sea tu bendición sobre mis proyectos, mis ideas y todas las actividades que realice, Señor que de la misma forma que me bendices lo hagas con mis jefes, mis compañeros, aún los clientes, y a todas las personas que este día puedan encontrarse conmigo, pues quiero ser ese canal de bendición para otros.

    Te pido Padre Celestial que renueves mis fuerzas para hacer mi trabajo de la mejor forma posible, que en este día seas tu trabajo en mi vida, que yo pueda tener un corazón generoso para atender con amabilidad a todas las personas y no ser indiferente a sus necesidades.

    Te pido que tu Espíritu Santo tenga dominio de mis ojos, de mi boca, que todo lo que diga sea de bendición para las personas, que si hay algún problema pueda ser mi palabra dulce como la miel para aplacar la ira o contienda, que sean guardas para tapar mis oídos para no escuchar rumores o murmuraciones, o palabras ofensivas.

    Que sea tu cobertura divina no solo en mí, sino en todas las personas en este lugar y que se pueda percibir la santidad que esperas de todos tus hijos. Señor, te pido que cuando esté confundido me guíes, si estoy débil fortaléceme, cuando esté cansado me fortalezca con la llenura de tu Espíritu Santo.

    Te pido mi Señor que en este día el trabajo que haga y la manera cómo lo haga sea de acuerdo con tu palabra y dirección, te pido Señor que cuando termine mi trabajo de hoy, me conduzcas con seguridad hasta mi casa, al igual que a todos los que están trabajando en esta empresa, creyendo que esta oración ha llegado ante tu presencia y nos guardará en todo. Hoy lo creo en el nombre de Jesús” Amén.

    Tercer Ejemplo

    “Padre nuestro, hoy te doy gracias por este día que me regalas, gracias por este momento de poder entrar a mi puesto de trabajo, te pido que estés presente junto a mí en todo momento, que me cubras con esa protección divina, trayendo consigo la bendición de todos los que están a mi alrededor.

    Te pido que bendigas cada cosa que diga, piense o actúe dentro de mi oficina, que seas tú glorificándote en mis proyectos, en todos los planes e ideas que tengo para esta jornada de trabajo, y de esa forma cumplir todos los objetivos planteados.

    Tu palabra dice que debemos colocar todos nuestros planes en tus manos y de esa forma se harán realidad, por eso hoy llevo ante tu altar a todos los empleados a mi jefe, y cada cosa que ellos tengan planificado hacer sean bendecidos por ti.

    Que el poder sobrenatural llegue a esta empresa y todos seamos llenos de tu sabiduría. Te pido Padre que si estoy cansado seas tú renovándome, que me des la fuerza para seguir adelante. Que si tengo dudas en algo seas tú trayendo la respuesta perfecta, que mi corazón esté completamente dispuesto a recibir tu instrucción, que tu Espíritu Santo me redarguya si me desvío de tus estatutos y mandatos, que sea enseñándome en no caer en tentación, y ser ese instrumento para tu gloria.

    Te pido mi Señor, que el trabajo de hoy, como lo haga y para quien lo haga, sea de tu agrado y cumpla las órdenes divinas ejercidas por ti, que cada cosa que sea llevada a cabo pueda ser de bendición absoluta, y que todos los que trabajamos en este lugar seamos envuelto por todo lo que viene del cielo.

    Te pido Padre mío que cuando mi trabajo sea terminado, me dirijas con cuidado hasta mi destino, para llegar sano y salvo. Y no solo a mi sino a todos los que trabajan en este lugar, que sean tus ángeles llevándonos con bien. Bendice a cada familia y cuida los hogares mientras no estamos con ellos, y que sea hoy una jornada poderosa para tu gloria y honra. En el nombre de Jesús” Amén.

    Cuarto Ejemplo

    “Querido Dios, gracias te doy por este nuevo día, gracias por permitirme regresar a este trabajo y poder seguir cumpliendo mis labores aquí. Hoy declaro que tu presencia llena este lugar y que todos los que nos encontramos aquí somos llenos de ti, para que sea la bendición perfecta manifestándose en este lugar.

    Te pido que todos podamos ser llenos de nuevas fuerzas, que todos podamos ser renovados con tu poder, que nos entregues mucha sabiduría, para poder llevar a cabo cada estrategia, plan, diseño, o actividad durante el día y que se cumplan los objetivos establecidos.

    Te pido Señor, que el favor del cielo se haga tangible en mi vida y en la de mi jefe y mis compañeros, que cada uno de nosotros podamos ser entes de bendición en nuestras labores, donde fluya la paz, el compañerismo, el amor, entre todos. Echando fuera toda contienda, enemistad o todo aquello que quiera perturbarnos.

    Te pido que tu Espíritu Santo fluya en cada uno de nosotros, que al momento de querer hacer algo incorrecto sea corrigiendo y redarguyendo nuestro corazón para que hagamos lo que es perfecto delante de tu presencia, que sean ángeles guardando este lugar de toda fechoría que quiera venir a traer temor.

    Padre Celestial en este momento sé tu guardando a todas nuestras familias, que mientras estamos en este lugar trabajando, ellos puedan ser guardados por ti y que nada malo les pase. Que el día de hoy sea una jornada de bendición en todos los aspectos, tanto laboral como familiar, porque de esa forma estaremos en paz.

    Por eso te doy gracias mi Señor, porque sé que escuchas esta humilde oración, y lo harás, porque siempre estás pendiente de tus hijos y tu bendición nos arropará por eso hago esta oración para antes de empezar a trabajar y poder recibir la bendición de tu presencia creyendo que hecho está en el nombre de Jesús” Amén.

    Luego de ver estos ejemplos de oración para antes de empezar a trabajar lo importante es que lo hagan con mucha fe, recordando que si no se hace con fe están desagradando a Dios. Y si tiene algún temor en hacerlo, permita que el Espíritu Santo la dirija y repita en voz audible esta oración creyendo que los cielos se abren para escucharlo, pues Dios esta atento de las oraciones de sus hijos.

    "He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia" (Salmos 33:18)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up