Oración para Calmar el Enojo

La Oración para Calmar el Enojo es una de las peticiones más necesarias cuando una persona tiene algún tipo de molestia por alguna situación, por ello la palabra de Dios enseña que hay que guardarse del enojo para no pecar.

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo” (Efesios 4:26-27)

Cuando una persona tiene enojo no está fluyendo la presencia de Dios en ella, sino que está permitiendo que la carne domine, es por ello importante elevar una oración para que todo enojo se vaya de su vida, y pedir al Espíritu Santo de Dios que se hagan tangibles los frutos del Espíritu.

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22-23)

Índice

    Oración para Calmar el Enojo

    Oración para Calmar el Enojo

    Al hablar del enojo se debe saber que es una manifestación que se da ante cualquier tipo de provocación que sufre una persona bien sea verbal o física, que lo haga molestar produciendo muchas veces acciones violentas contra la persona que le produjo el enojo.

    Esto quiere decir que es una acción instintiva de todas las personas, y que viene a responder de forma agresiva ante cualquier incomodidad que le presente una amenaza a su estado moral, emocional. Es por ello que a través de la oración producirá a que el espíritu santo haga que esté instinto carnal pueda cambiar al fruto espiritual.

    “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:31-22)

    De este modo, el enojo en muchas ocasiones puede convertirse en una leve molestia, pero en otros casos en agresiones fuera de control, es por ello que el creyente debe estar cada día sumergido en la oración para que sus acciones sean conformes a las que Dios desea. Por esto a continuación se presentará varios ejemplos de la Oración para Calmar el Enojo.

    Oración para Calmar el Enojo

    Oración para Calmar el Enojo

    PRIMER EJEMPLO

    “Querido Padre Celestial en este momento me pongo delante de tu presencia para que seas tú tomando control de este momento que estoy viviendo para que se vaya todo enojo, para que puedas calmar esta irá que se ha levantado en este momento.

    Padre no quiero deshonrar tu nombre con alguna acción indebida por eso te pido en este momento, que sea tu Espíritu Santo que tome control de mi mente, de mis pensamientos, de mis acciones que yo pueda caminar conforme al propósito divino, y que esta molestia no me haga actuar como en tiempo pasado lo hacía.

    Tu palabra me dice que todas las cosas son nuevas cuando te buscamos a ti Señor, por eso creo en el nombre de Jesús que yo estoy tomando la mejor decisión en este momento de no airarme y de no pecar delante de tu presencia, por eso te pido que me ayudes a calmar este enojo, y que yo pueda superar esta prueba que está en este momento frente a mí.

    Levantó mis manos me rindo ante ti Padre para que seas tú obrando en mi dominio propio, en mi templanza, en mi mansedumbre, toma control absoluto de mi vida y que yo pueda en este momento estar completamente en paz a pesar de esta situación que me incomodó.

    Gracias te doy Padre en este momento porque eres tú el que estás obrando y me estás haciendo manso y humilde como tú deseas que seamos todos tus hijos, yo declaro y establezco que esta oración es un hecho en mi vida en el nombre de Jesús” Amén.

    Oración para Calmar el Enojo

    Oración para Calmar el Enojo

    SEGUNDO EJEMPLO

    “Padre Amado en este momento me pongo delante de tu presencia porque eres tú el que tienes el control de todas las cosas, y puedes ayudarme en medio de la aflicción, en medio del enojo en medio de las situaciones adversas que esté viviendo.

    Yo en este momento estoy viviendo una situación que me ha traído mucha molestia y siento mucho enojo, pero entiendo de que cuando me acerco a ti tú me traes la paz que necesito para vencer esta actitud que no viene de parte de ti. Y de esta forma controlas todas mis acciones que puedan traer consecuencias adversas en el futuro.

    En tiempo pasado yo podía ir y agredir a esa persona, pero en este tiempo no puedo hacerlo porque estaría deshonrado tu palabra y tu nombre, y no quiero volver atrás, quiero caminar conforme a tu propósito divino que es ser un pacificador aquí en la tierra, y tomo ese ejemplo que nos diste tú Jesús, que en medio del juicio que te hicieron tú callaste.

    Por eso hoy tomo este ejemplo para calmar el enojo que tengo y elevo esta oración delante de ti Padre, para que seas tú fortaleciendo en mi carácter y yo pueda tener dominio absoluto de mis acciones y que esto no me haga volver atrás en esa persona agresiva que en tiempo pasado fui.

    Por eso gracias te doy Señor porque en ti soy una nueva persona, una nueva criatura nacida en Cristo Jesús trayendo en mí los frutos del Espíritu Santo, que me hacen ser testimonio que tú cambias las vidas. Gracias Padre porque hecho está en el nombre de Jesús” Amén.

    Oración para Calmar el Enojo

    Oración para Calmar el Enojo

    TERCER EJEMPLO

    “Padre bueno que estás en el cielo, te doy gracias en este momento porque tu palabra me dice que si nosotros nos acercamos a ti tú nos vas a escuchar, por eso hoy hago esta oración en medio de este enojo que tengo por esta situación que me tocó vivir.

    Creo Padre Celestial que tú estás obrando en mi vida, y es por eso que en este momento estoy viviendo esta prueba que venceré en tu nombre, porque creo a través de esta oración se está calmando mi enojo por completo. Y estoy viendo tangible el fruto de tu santo espíritu en el que yo tengo dominio propio mansedumbre y amor hacia la persona que me hizo sentir el enojo.

    De esta forma, creo que tu poder divino se está manifestando en medio de esta situación porque tú tienes el control absoluto de todas las cosas, y tú permites que yo viva esto es para seguirme enseñando que debo tener control de mis acciones, y debo buscar siempre tu ayuda en oración.

    Así que hoy echó fuera de mí todo enojo, toda malicia, toda ira, toda maledicencia como lo hice tu palabra, y establezco que tengo mansedumbre, amor, misericordia, alegría y dominio propio en cada una de las cosas que me toque vivir de ahora en adelante porque tu Espíritu Santo acompañándome en medio de cada prueba que estoy viviendo.

    Por eso te doy gracias Padre, Hijo y Espíritu Santo porque cada cosa que me toca vivir es conforme a tu propósito, y sé que ya el enojo no tomará parte en mi vida en el nombre de Jesús” Amén.

    Oración para Calmar el Enojo

    Oración para Calmar el Enojo

    CUARTO EJEMPLO

    “Padre Celestial en este momento me pongo delante de tu presencia para que seas tú ayudándome a calmar este enojo que tengo por esta situación que me tocó vivir, porque sé que este sentimiento que tengo de ira y de molestia no debe estar en mí, por eso hoy invocó tu nombre para que me ayudes a calmarlo.

    Tu palabra me enseña que en mi vida no debo tener cabida para la ira, la contienda, el pleito, ni el enojo, por eso hoy pido Padre que me ayudes a calmar esto que estoy sintiendo porque sé que esto no proviene de ti, y yo quiero estar limpio con la actitud correcta, caminando conforme al propósito por el cual tú me llamaste aquí en la tierra.

    Te pido Espíritu Santo de Dios que seas tú activando los dones en mi vida, que seas tú añadiendo el fruto de tu espíritu en mí llenándome de esa paciencia, es mansedumbre, de ese amor con el que debo caminar como hijo de Dios aquí en la tierra, y que el enojo no tome parte de mí.

    Por eso echo fuera de mi vida este enojo, y no permito que esta situación me venga afectar y venga a cambiar todo lo que estoy recibiendo en este tiempo. Declaro y establezco que Dios tiene el dominio total de mis pensamientos y de mis acciones.

    Gracias te doy Padre porque esta oración llega ante tu presencia con olor fragante, y veré cumplido su propósito en mi vida lleno del fruto de tu Espíritu Santo donde el enojo no será parte. Hoy lo declaró en el nombre de Jesús” Amén.

    De esta forma, al ver los ejemplos de oración para calmar el enojo, lo más importante es comprender que deben ser hechas con mucha fe, dirigidas por el Espíritu Santo, quien es el que sabe de qué forma hacer una oración efectiva a Dios.

    “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8:26)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up