Salmos De La Biblia Para Dormir Bien

Salmos de la Biblia para Dormir Bien, y poder tener un descanso tranquilo a pesar de las circunstancias que esté viviendo, ya que las Sagradas Escrituras vienen a levantar y conectar a las personas con la fuente de su paz que es Dios.

De este modo, al revisar la Biblia se consiguen una diversidad de textos que permiten combatir las circunstancias que están viviendo, y en especial los Salmos que fueron escrito por el rey David enseñan que a pesar de todas las circunstancias, se puede tocar el corazón de Dios a través de una adoración genuina.

Índice

    Salmos de la Biblia para Dormir Bien

    Salmos de la Biblia para Dormir Bien

    En la Biblia se puede conseguir la respuesta a cada una de las circunstancias que una persona puede vivir, y es por ello que los salmos permiten ayudar a las personas para conciliar un descanso tranquilo y poder dormir bien. A continuación se presentarán varios salmos que le permitirá ayudar en meditar en su propósito divino, y los llevará a poder dormir bien.

    SALMOS 4

    “Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; ten misericordia de mí, y oye mi oración. Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira?

    Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí; Jehová oirá cuando yo a él clamare. Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Ofreced sacrificios de justicia, y confiad en Jehová. Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien?

    Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu rostro. Tú diste alegría a mi corazón mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto. En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado” (Salmos 4:1-8)

    Con este salmo David viene a recordar que de su interior provenía la confianza que tiene con Dios, era una felicidad que proviene de cada una de las circunstancias que puede vivir. Enseña que una persona al caminar de la mano con Dios podrá tener la confianza, que echa fuera todo desaliento, apatía o dolor, pues toman esa paz que solo Dios puede entregar a sus hijos para poder descansar tranquilo, y dormir bien.

    SALMOS 16

    “Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado. Oh alma mía, dijiste a Jehová: Tú eres mi Señor; no hay para mí bien fuera de ti. Para los santos que están en la tierra, y para los íntegros, es toda mi complacencia. Se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios.

    No ofreceré yo sus libaciones de sangre, ni en mis labios tomaré sus nombres. Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; tú sustentas mi suerte. Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, y es hermosa la heredad que me ha tocado.

    Bendeciré a Jehová que me aconseja; aun en las noches me enseña mi conciencia. A Jehová he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido. Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; mi carne también reposará confiadamente;

    Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción. Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre” (Salmos 116:1-11)

    Con este salmo se enseña a los creyentes que por medio de Dios y su Espíritu Santo tendrán la guía diaria, y su confianza debe ser absoluta a lo que le indique la presencia de Dios, que le permite estar lleno de la tranquilidad y la paz que sobrepasa todo entendimiento, y eso llega a la vida de las personas cuando se obedece sus mandatos y preceptos, que le producirán un descanso tranquilo.

    SALMOS 91

    Salmos de la Biblia para Dormir Bien

    “El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad.

    No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará. Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos.

    Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación, no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra. Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y al dragón.

    Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación” (Salmos 91:1-16)

    Con este salmo los creyentes lo usan en todo momento, pues en el se muestra el amor de Dios a todos sus hijos, garantizando su cobertura que viene a ser renovada a diario, ya que Dios tiene un cuidado incondicional para todos sus hijos, de este modo que al leer este salmo podrá dormir bien cualquier persona, pues su ayuda se sentirá de forma tangible.

    SALMOS 116

    “Amo a Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas; porque ha inclinado a mí su oído; por tanto, le invocaré en todos mis días. Me rodearon ligaduras de muerte, me encontraron las angustias del Seol; angustia y dolor había yo hallado.

    Entonces invoqué el nombre de Jehová, diciendo: Oh Jehová, libra ahora mi alma. Clemente es Jehová, y justo; sí, misericordioso es nuestro Dios. Jehová guarda a los sencillos; estaba yo postrado, y me salvó.

    Vuelve, oh alma mía, a tu reposo, porque Jehová te ha hecho bien. Pues tú has librado mi alma de la muerte, mis ojos de lágrimas, y mis pies de resbalar. Andaré delante de Jehová en la tierra de los vivientes. Creí; por tanto hablé, estando afligido en gran manera.

    Y dije en mi apresuramiento: todo hombre es mentiroso. ¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo? Tomaré la copa de la salvación, e invocaré el nombre de Jehová. Ahora pagaré mis votos a Jehová delante de todo su pueblo. Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos.

    Oh Jehová, ciertamente yo soy tu siervo, siervo tuyo soy, hijo de tu sierva; tú has roto mis prisiones. Te ofreceré sacrificio de alabanza, e invocaré el nombre de Jehová. A Jehová pagaré ahora mis votos delante de todo su pueblo, en los atrios de la casa de Jehová, en medio de ti, oh Jerusalén. Aleluya” (Salmos 116 1:19)

    Este tipo de salmo tiene una particularidad, ya que es una acción de gracias enseñando que en medio de las angustias o circunstancias difíciles se debe agradecer a Dios. Elevando una oración de gracias que producirá el favor de Dios, quien en todo momento estará a su lado y lo hará descansar en su presencia.

    SALMOS 145

    Salmos de la Biblia para Dormir Bien

    “Te exaltaré, mi Dios, mi Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. Cada día te bendeciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre. Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; y su grandeza es inescrutable.

    Generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus poderosos hechos. En la hermosura de la gloria de tu magnificencia, y en tus hechos maravillosos meditaré. Del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, y yo publicaré tu grandeza.

    Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad, y cantarán tu justicia. Clemente y misericordioso es Jehová, lento para la ira, y grande en misericordia. Bueno es Jehová para con todos, y sus misericordias sobre todas sus obras. Te alaben, oh Jehová, todas tus obras, y tus santos te bendigan.

    La gloria de tu reino digan, y hablen de tu poder, para hacer saber a los hijos de los hombres sus poderosos hechos, y la gloria de la magnificencia de su reino. Tu reino es reino de todos los siglos, y tu señorío en todas las generaciones. Sostiene Jehová a todos los que caen, y levanta a todos los oprimidos.

    Los ojos de todos esperan en ti, Y tú les das su comida a su tiempo. Abres tu mano, y colmas de bendición a todo ser viviente. Justo es Jehová en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras. Cercano está Jehová a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras.

    Cumplirá el deseo de los que le temen; oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. Jehová guarda a todos los que le aman, mas destruirá a todos los impíos. La alabanza de Jehová proclamará mi boca; y todos bendigan su santo nombre eternamente y para siempre” (Salmos 145:1-21)

    Con este salmo se demuestra la misericordia y la justicia que tiene Dios para todas las personas que se manifiesta de forma diaria, demostrando su amor para cada uno de aquellos que lo buscan. De modo que aquel que desee dormir bien puede leer este salmo, que le ayudará a recordar que Dios está a su lado por lo que debe confiar, pues lo ayudará en todo momento

    Luego de ver estos salmos para dormir bien, busca enseñar a todos los creyentes que Dios tiene el absoluto control de sus vidas, y de esa forma tendrán esa paz y confianza. Por eso lo invitamos a que escudriñe estos salmos que los llevará a tener esa conexión genuina con el Padre Celestial, produciendo la bendición de su presencia.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up