Sacrificio De Alabanza A Dios

El Sacrificio de Alabanza a Dios convierte en la acción que un creyente hace para expresar el amor a Dios, es una forma de expresar la gratitud a todo lo que Él entrega a la vida física y espiritual de cualquier persona.

Para los creyentes alabar a Dios debe ser un estilo de vida, pues en medio de la alabanza se conecta de una forma profunda al cielo, y las Sagradas Escrituras muestra una diversidad de ejemplos donde le adoración y alabanza a Dios produjo milagros y victorias, a todos los que creen en su nombre.

Índice

    El Sacrificio de Alabanza a Dios en la Biblia

    Sacrificio de Alabanza a Dios

    En la Biblia hay una diversidad de citas bíblicas que hablan sobre el sacrificio de la alabanza, y en el Antiguo Testamento se puede ver como el pueblo de Dios realizaba sacrificios con animales, y esa era la forma donde entregaban lo mejor del rebaño para agradar a Dios.

    Al hablar de la alabanza se debe tomar como ejemplo el libro de los Salmos que está lleno de himnos, cánticos y alabanzas a Dios escritas por el rey David, quien dedicó parte de su vida en plasmar la adoración a Dios.

    Cada unos de estos textos fueron escritos por David en diversos momentos de su vida, ya que él lo hizo en medio de la alegría, del sufrimiento y aun en la angustia, pues él entendió que en medio de la alabanza se movía Dios a su favor.

    “Pero tú eres santo, Tú que habitas entre las alabanzas de Israel” (Salmos 22:3)

    En este sentido, David comprendía lo importante que era acercarse a Dios en cualquier momento del día, pues él desarrolló una intimidad tan profunda que buscaba en todo tiempo y fuera de tiempo tener esa conexión con el Padre Celestial.

    “Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz” (Salmos 55:7)

    Es por ello, que se debe tomar el ejemplo de David, ya que él comprendió que acercarse a Dios debía ser un estilo de vida, y que no debía cambiarlo, pues la única forma en tener contacto con el Padre Celestial.

    “Siete veces al día te alabo a causa de tus justos juicios” (Salmos 119:164)

    Esto quiere decir que David se consagraba día a día delante de Dios en medio de la adoración y alabanza, pues en medio de las dificultades que él vivió encontró la mano de Dios para ayudarlo, y pudo ver las bonanzas de sus maravillas.

    Es evidente la importancia que David le daba a la alabanza que cuando llevó el arca del pacto al pueblo de Israel, por lo que dio la instrucción en exaltar a Dios con la música, la danza, dando voces de adoración, y de esa forma enseñó al pueblo en la verdadera alabanza a Dios.

    “Además, él designó a algunos levitas para que tocaran salterios y arpas a fin de exaltar, agradecer y alabar a Jehová, delante del arca del pacto” (1ra. Crónicas 16:4-6)

    De este modo, la enseñanza que David inculcó a todo el pueblo de Israel en hacer alabanza y adoración a Dios de forma genuina, se vio evidenciado por su hijo Salomón al culminar la obra del templo de Jehová, quien al elevar una oración de agradecimiento genuino pudo conmover el corazón de Dios, quien llenó el lugar de su gloria.

    “Cuando sonaban, pues, las trompetas, y cantaban todos a una, para alabar y dar gracias a Jehová, y a medida que alzaban la voz con trompetas y címbalos y otros instrumentos de música, y alababan a Jehová, diciendo:

    Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre; entonces la casa se llenó de una nube, la casa de Jehová. Y no podían los sacerdotes estar allí para ministrar, por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Dios” (2da. Crónicas 5:13-14)

    Es por este motivo que el pueblo de Israel alabó a Dios en ese momento de una forma especial, pues habían visto de forma tangible como Dios los pudo salvar de tanta circunstancias difíciles, por lo que su alabanza fue tan genuina que hizo descender el poder de la gloria de Dios.

    El Sacrificio de Alabanza a Dios como estilo de vida

    Sacrificio de Alabanza a Dios

    El sacrificio de alabanza a Dios en la vida del creyente debe ser un estilo de vida, ya que a pesar de las circunstancias que una persona pueda vivir sean buenas o malas, siempre debe tomar su tiempo para dar gracias a Dios, por cada una de las bondades que son reflejadas en su vida al abrir sus ojos.

    Todo creyente debe conocer el poder que tiene la alabanza en la vida, pues de esa forma se recibe la bendición de Dios, pues Él no desea que le alaben solo cuando todo esté bien, sino en todo momento aun en las circunstancias difíciles.

    “Así que ofrezcamos continuamente a Dios, por medio de Jesucristo, un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre” (Hebreos 13:15)

    La alabanza es una ofrenda por naturaleza, es un sacrificio que viene de lo más profundo del corazón de un creyente en Dios, y puede ser hecho en medio de la alegría o el dolor, todo se expresa a través de una palabra, la música, la danza que es dedicada a Dios, dejando a un lado todo lo que está a su alrededor.

    Beneficios del Sacrificio de Alabanza a Dios

    Sacrificio de Alabanza a Dios

    Cuando se desarrolla el sacrificio de alabanza en la vida de un creyente se puede recibir una diversidad de bendiciones, que son producto de ese tiempo de dedicado al Padre Celestial y son las siguientes:

    La Alabanza produce alegría a un corazón triste

    Cuando un creyente se encuentra en medio de preocupación o en algún tipo de tristeza y se acerca en alabanza a Dios podrá depositar en Él todo lo que está sintiendo ese momento, y de ese modo podrá cambiar esa tristeza en gozo, ya que serán renovadas sus fuerzas y el quebrantado será levantado por Dios.

    “Y proveer a aquellos que lloran en Sión, para otorgarles una corona de belleza en lugar de cenizas, el aceite de la alegría en lugar de llorar, y una prenda de alabanza en lugar de un espíritu de desesperación. Serán llamados robles de justicia, una plantación de Jehová para mostrar su esplendor” (Isaías 61:3)

    Eso produce que toda negatividad que puede tener en ese momento el creyente se vaya de su vida, y permitirá que todos los problemas que sienta en su corazón puedan ser sanados, por medio de la alabanza y adoración que esta enfocada en Dios, quien derramará en su vida la paz que tanto desea.

    “Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios, que perdona toda tu iniquidad, que sana todas tus enfermedades, que redime tu vida del abismo, que te corona con firme amor y misericordia” (Salmos 103:2-4)

    El Centro de La Alabanza es Dios

    Es importante entender que la alabanza permite alejar el individualismo del ser humano, ya que muchas veces la vida gira en torno a lo que desea y anhela la persona, sin embargo cuando se hace alabanza y adoración el centro de todo es Dios, pues deja todo los afanes del diario vivir de la persona a un lado.

    “Alabadle por sus obras poderosas; ¡Alabadle según su excelente grandeza!” (Salmos 150:2)

    Al tener a Dios como primero en su vida permitirá que el creyente pueda tener una vida llena de humildad, pues ese será el fruto de entender que todas las cosas que tiene provienen del Padre Celestial, y lo ayudará en reconocer que no tiene control de su vida sino que es Él quien lo dirige a diario.

    “Pasemos a su presencia con acción de gracias; ¡Hagamos un ruido alegre con canciones de alabanza! Porque el Señor es un gran Dios, y un gran Rey sobre todos los dioses” (Salmos 95:2-3)

    Sacrificio de Alabanza a Dios

    En medio de la alabanza a Dios hace huir al enemigo

    En medio de la alabanza del pueblo de Dios estará su presencia de forma sobrenatural, y eso permitirá derramar su poder trayendo liberación a las almas, quienes sentirán el bálsamo de sanidad, que producirá la ruptura de las cadenas de opresión.

    Del mismo modo en que descendió la gloria de Dios cuando Salomón abrió el templo de Jehová en los tiempos antiguos sucede en la actualidad, cuando un creyente se sumerge en adorar y alabar a Dios de forma genuina, haciendo que el enemigo huya de sus alrededores y pueda recibir todo lo que viene del cielo.

    “Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová” (Isaías 54:17)

    Las bendiciones de Dios se producen en medio de la Alabanza

    Cuando un creyente Alaba a Dios permitirá que las bendiciones del cielo puedan descender a su vida, ya que cuando la presencia de Dios habita en algún lugar eso producirá que todo lo que venga del cielo se encuentre allí.

    Eso quiere decir que la alabanza produce que una persona pueda tener prosperidad, bonanza, amor, sanidad, paz y todo lo positivo que Dios puede otorgar a las vidas, obteniendo cada una de las bendiciones espirituales para ser fortalecidos en la fe.

    “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con todas las bendiciones espirituales en los lugares celestiales en Cristo” (Efesios 1:3)

    Para finalizar se puede decir que el sacrificio de alabanza a Dios es el medio más importante que un creyente demuestra el agradecimiento al Padre Celestial, permitiendo de la misma forma recibir las bendiciones que vienen del cielo, que es otorgada por el amor genuino de ambas partes.

    También puedes leer: Frases Bíblicas Cristianas Para Reflexionar

    Al poder desarrollar una vida integra donde se tenga ese tiempo de alabanza y adoración a Dios de forma continua, ayudará en recibir la revelación de Dios, quien le mostrará todo lo que está destinado para sus vidas, caminando a su destino profético.

    “Porque tu amor es mejor que la vida, mis labios te glorificarán. Te alabaré mientras viva, y en tu nombre alzaré mis manos” (Salmo 63:3-4)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up