La Fe No Es Dudar - Devocionales

La Fe no es Dudar, es demostrar la absoluta convicción que Jesús venció en una cruz todas las debilidades de la persona, y a través de su poder puede tener una victoria tras victoria, a pesar de la circunstancias que pueda estar viviendo.

La fe es mantenerse de pie, seguir adelante y confiar que a su lado está el Todopoderoso, quien le dirige, instruye, lo levanta y lo sostiene en medio de cualquier circunstancias. La fe es no dudar, es mirar lo que es imposible como posible por el poder de Dios.

Índice

    La Fe no es Dudar

    La Fe no es Dudar

    Cuando una persona inicia el camino del Señor desarrolla una nueva actitud de vida, donde Jesucristo es parte primordial para poder transitar ese camino que lo lleva al destino profético por el cual se encuentra en la tierra, y donde Dios a través del Espíritu Santo podrá desarrollar sus dones y talentos en función a una vida de bendición.

    Sin embargo, el ser humano acostumbrado a caminar bajo los frutos de la carne tiene tendencia a desarrollar la duda e incredulidad de una forma vertiginosa, y este cambio que se da puede ser bastante difícil en el proceso de conocer a Dios, ya que estas situaciones vienen a levantarse para desalentar al nuevo creyente, cuando Dios está obrando en su vida.

    Todo esto proviene porque cuando conocen el camino de Dios muchos creen que todo llegará de forma rápida, y es allí donde Dios empieza a preparar a sus escogidos desarrollando cada uno de los frutos del Espíritu, y es cuando su mente debe ser renovada para poder mantener esa fe inquebrantable, que no lo hará separar del camino del Señor.

    Pero en ese caso en muchas ocasiones llega la incredulidad, la duda y los pensamientos negativos en que Dios no lo va ayudar, y que sus oraciones no la está escuchando, o simplemente es perder el tiempo. Por ello se debe llevar cautivo esos pensamientos y confiar en Dios.

    “Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2da. Corintios 10:5)

    En este sentido es importante comprender que Dios no está esperando que el ser humano sea perfecto, Él desea que tengan fe, que confíen en cada momento, pues nunca los abandonará, y Él dará respuesta a cada petición que tengan, pues Dios da el galardón a los que creen en su nombre.

    “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:9)

    Cómo creer sin Dudar

    Para desarrollar la fe se podrá obtener al escuchar la Palabra de Dios como lo dice el libro de Romanos, pues una persona que nace de nuevo en Cristo Jesús debe empezar a adquirir el conocimiento de su palabra, y de esa manera poder desarrollar ese vínculo entre Dios y el que la ayudará a madurar de forma espiritual, para que la duda nunca llegue a su mente.

    “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17)

    La palabra de Dios es la clave para poder ser alimentado de forma espiritual, ya que cuando una persona necesita conocer de Dios debe alimentarse de lo que viene del cielo, buscar de su presencia, encontrarse a solas en oración delante de su presencia, recibir la instrucción por medio del Espíritu Santo y de esa manera crecer en la fe en Dios.

    “Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Colosenses 3:2)

    En ese sentido, es importante comprender que la Palabra de Dios se convierte en esa medicina para el alma y es la que va ayudar a que el espíritu permanezca fuerte ante la circunstancia que pueda vivir, y de esa forma el estudio sistemático de las Sagradas Escrituras los ayudará a madurar en el plan divino.

    “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39)

    “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12)

    “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra” (2da. Timoteo 3:16-17)

    La Duda excluye a Dios de su vida

    Cuando se estudia la Biblia esto permitirá a que crezca su fe en la vida de la persona, ya que cuando una persona camina en fe tiene en sus manos un poder ilimitado, pero cuando llega la duda estará excluyendo a Dios de su vida, porque no será constante en su fe.

    “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos” (Santiago 1:5-8)

    Cuando se tiene una pequeña duda hace que una persona se encuentre inestable y que la oscuridad venga a la vida de la persona, para de esa manera ensuciar sus pensamientos y así llegar la incredulidad, la preocupación, el desánimo que es causado por aquellas cosas que puede estar viviendo, y que lo harán alejarse de Dios.

    También puedes leer: La Fe En Dios. Que Es Y Cómo Crecer En Ella

    En ese sentido, cuando una persona tiene duda se convierte en un incrédulo, alejándose de Dios y tomando sobre él las cargas que tenga, es por ello que el resultado de eso es que su vida será trastocada a causa de sus sentimientos engañosos y no podrás recibir nada de parte de Dios, pues lo sacara de su vida.

    “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6)

    Y ante ello es importante que todos pueden creer que Dios está a su lado, y que escuchará sus oraciones es comprender que Él está lleno de amor, de bondad, de cuidado para todos sus hijos, pues Él sabe cada una de las dificultades que tiene, y como Padre amado les dará la solución para vencerla

    “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1ra. Corintios 10:13)

    Para finalizar se puede decir que la fe es la máxima expresión de amor de un creyente a Dios, ya que por medio de ella está dando a conocer su absoluta convicción en que Dios es real en su vida, y es por eso que la duda no puede llegar a un hombre de fe, pues eso demuestra simplemente que Dios no está en su vida.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up