Los Bienaventurados En La Biblia

Los Bienaventurados en la Biblia son aquellos que reciben una bendición de Dios, y experimentan la felicidad de poder ser lleno de su presencia y poder hacer su voluntad.

Este término es empleado para describir una persona que tiene el favor de Dios donde se tienes tendida su gracia y experimenta el perdón del Señor, y una fe naciente en su corazón.

Índice

    Los Bienaventurados

    Los Bienaventurados en la Biblia

    La palabra bienaventurados viene de las raíces latinas que significa "suertudo", ser "afortunado" y aquel "que se va a ir al cielo con Dios", mientras que en la lengua hebrea significa "rodilla", que habla de estar de rodillas para recibir la bendición.

    De este modo, ser bienaventurados revela la voluntad de Dios para la vida de las personas, es poder recibir su bendición y gracia, se está hablando de la pasión que tiene el Señor en que el hombre pueda tener una buena condición de vida.

    En este se demuestra la voluntad revelada de Dios que no quiere simplemente que el hombre sea feliz sino que sobreabunde su bendición, y pueda cambiar su condición de pecador a una condición de bienaventurado en El.

    “Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades han sido perdonadas, y cuyos pecados han sido cubiertos; bienaventurado el hombre cuyo pecado el Señor no tomará en cuenta” (Romanos 4:7-8)

    Los Bienaventurados en la Biblia

    Los Bienaventurados en la Biblia

    Los bienaventurados en la Biblia son descritos por el mismo Jesús, quien a través del sermón del monte dio las famosas bienaventuranzas, caracterizando aquellos bienaventurados del Reino de los Cielos, descrita de la siguiente forma:

    “Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados. Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.

    Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.

    Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos.

    Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros” (Mateo 5:3-12)

    Bienaventurados los Pobres de espíritu

    Cuando se habla de ser pobre en espíritu se está describiendo en aquellos que necesitan un Salvador, este era el tipo de personas que se acercaban a Jesús, quienes necesitaban y aceptaban su propia desdicha.

    “Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos”

    Se está hablando de aquellas personas que eliminan de su vida la autosuficiencia y cualquier pensamiento de tener una salvación merecida, Jesús está enseñando que ser bienaventurado no se obtiene por sus propios esfuerzos, sino por la gracia de Dios.

    Bienaventurados los que Lloran

    Son Bienaventurados los que lloran porque son humildes y tienen un arrepentimiento genuino delante de Dios, son aquellos que pueden reconocer sus malas acciones con un dolor muy profundo, teniendo un corazón contrito y humillado necesitando el perdón de Dios.

    “Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados”

    Este llanto es por arrepentimiento, es sentirse muy apenado por destruir con sus pecados la relación con Dios, y es por eso que delante de Él se podrá despojar de todo dolor y tristeza, por fallarle ante sus mandatos.

    “La tristeza que proviene de Dios produce el arrepentimiento que lleva a la salvación…” (2da. Corintios 7:10)

    Los Bienaventurados en la Biblia

    Bienaventurados los Humildes

    Son bienaventurados los humildes que mantienen una actitud correcta confiando en Dios, y no se arrebatan en la ira o altivez, no se creen autosuficientes actúan reconociendo la grandeza y dependencia ante el Padre Celestial.

    “Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra”

    Jesús a través de esta afirmación de los bienaventurados deben ser humildes, demuestra que es el anhelo que tiene Dios en que las personas puedan actuar sin reaccionar impulsivamente o altivamente, sino con paciencia mansedumbre y amor.

    Bienaventurados los Hambrientos de Justicia

    Este tipo de bienaventurados están relacionados en aquellos que reconocen que la justicia perfecta viene de Dios, es aquel que no viene a dañar a nadie sino actuar de forma correcta ante las circunstancias que atañen las situaciones que suceden.

    “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados”

    Este tipo de personas tienen el anhelo de conocer la justicia divina, y que todos puedan conocerla para poder experimentar el perdón de Dios, su santidad y amor que lo llevará a una obediencia en sus vidas, declarando con el corazón lo siguiente: “Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la Tierra” (Mateo 6:10).

    Bienaventurados los Misericordiosos

    Cuando Jesús se refiere a que son bienaventurados aquellos misericordiosos, está hablando de esas personas que muestran compasión, que tienen la capacidad de identificarse con el dolor que puede sentir una persona.

    “Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia”

    De este modo, Jesús está revelando que el amor al prójimo es parte esencial de las personas que son bienaventuradas, ya que es una virtud que tiene Dios, pues el muestra esa misericordia de forma diaria y lo hizo al enviar a Jesús por todos los pecadores.

    “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”(Romanos 5:8)

    Los Bienaventurados en la Biblia

    Bienaventurados los de Limpio Corazón

    Los de limpio de corazón son aquellos que se santifican y purifican para no deshonrar el corazón de Dios, es aquel que permanece de forma diaria buscando de su presencia, permitiendo que el Espíritu Santo lo dirija para manifestar los frutos de arrepentimiento.

    “Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios”

    Ser bienaventurados por tener limpio el corazón es una virtud de permanencia en santidad, tener temor reverente a Dios, no coloca nada primero que a Él, alabandolo en todo sus caminos, y demostrar respeto y adoración en obediencia con un amor genuino.

    “¿Quién puede subir al monte del Señor? ¿Quién puede estar en su lugar santo? Solo el de manos limpias y corazón puro, el que no adora ídolos vanos ni jura por dioses falsos” (Salmo 24:3-4)

    Bienaventurados los Pacificadores

    Los bienaventurados por ser pacificadores son los que buscan la paz, se está refiriendo en aquellos que colaboran en que su entorno pueda permanecer en tranquilidad, sin disputas, ni pleitos, ni contiendas, sino que mantienen una estabilidad.

    “Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios”

    De este modo, se puede decir que un pacificador está seguro de tener a su lado a Dios, ya que tiene esa paz y confianza que todo creyente debe tener, es la vivencia que son hijos de Dios reconciliados por el sacrificio hecho en la cruz, y por ello tienen esa esencia divina.

    Bienaventurados cuando eres Perseguido

    Ser bienaventurados por ser perseguido está relacionado en aquello que actúan favor del evangelio, son aquellos que no se quedan de brazos cruzados, sino que actúan en dar a conocer la verdad de Dios.

    “Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos”

    Jesús está hablando de todos aquellos que caminan en justicia respetando los preceptos de Dios, y soportan las persecuciones de aquellos que adversan el mensaje de Dios, son ellos que buscan instaurar el evangelio y reflejar la esencia divina.

    Bienaventurados cuando te Vituperen por mi Causa

    Cuando se hablan de ser bienaventurados por ser perseguidos y vituperados, está relacionado con aquellos que llevan la Palabra de Dios al mundo, y pueden ser calumniados a causa de hacer la obra del evangelio,

    “Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros”

    Jesús estaba hablando sobre como su seguidores serían azotados por leyes que impedirían llevar la verdad de la Sagradas Escrituras y su mensaje de salvación, provocando muchas veces esconderse de torturas y asesinatos por creer en el evangelio.

    También puedes leer: Frases Bíblicas Cristianas Para Reflexionar

    Para finalizar, se puede decir que los bienaventurados son aquellos que reciben la gracia y favor de Dios, que en medio de las adversidades y dificultades está Dios obrando a su favor, y lo lleva al destino profético por el cual está en la tierra.

    “Dichoso aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en el Señor su Dios, creador del cielo y de la tierra, del mar y de todo cuanto hay en ellos, y que siempre mantiene la verdad” (Salmo 146:5-6)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up