30 Versículos De La Misericordia De Dios

30 Versículos de la Misericordia de Dios que vienen a enseñar Cómo la compasión del Padre Celestial con su creación viene a iluminar en medio de un mundo tan oscuro y turbio con el que se enfrenta todo creyente, quien ve ese abrazo de Dios donde la ofensa es olvidada, y su amor se refleja al ver su corazón perdonador con su creación.

En la Biblia se consigue muchos versículos donde se muestra la misericordia de Dios y el mayor ejemplo de ello es el sacrificio de Jesús en la cruz un reflejo directo de amor hacia la creación, ya que la misericordia se convierte en la extensión y expresión de un amor sincero lleno de bondad y compasión al favor del otro como lo hace Dios.

Índice

    La Misericordia de Dios

    30 Versículos de la Misericordia de Dios

    Cuando se habla de misericordia es una palabra que viene del latín “misere” y que tiene el significado de “miseria, necesidad”; la silaba "cor" o "cordis" vienen a indicar “corazón” y la silaba “ia” viene a expresar “hacia los demás”, es decir que es una capacidad en sentir compasión por aquellos que están sufriendo, y busca la forma de brindarle el apoyo que necesitan.

    En la Biblia cuando se habla de la misericordia tiene referencia a la clemencia y la compasión, que son algunas de las cualidades que definen la naturaleza de Dios, pues Él ha mostrado un sinnúmero de oportunidades su misericordia de tal forma que la Biblia lo muestra en diversos versículos que muestran una y otra vez el regalo del perdón y de la compasión que le da Dios a su creación.

    De este modo, el creyente ve esta virtud de Dios como algo muy valioso, ya que muestra ese amor tangible cada día, pues como tal es una actitud bondadosa que tiene Dios para con sus hijos. Y el plan del Padre Celestial es que sus hijos muestren misericordia y compasión hacia las otras personas, de la misma manera que Él lo hace todo los días, y la Biblia lo dice que hay que ser compasivos y misericordiosos así como Dios lo es con cada uno de los creyentes.

    “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:32)

    30 Versículos de la Misericordia de Dios

    Cuando se habla de la misericordia de Dios se debe comprender que esto viene de su amor a toda su creación, pues desde que Él envío a Jesús a morir por cada uno de los habitantes de la tierra, muestra ese amor genuino ya que abrió un camino para poder tener acceso al Trono de la gracia.

    Eso quiere decir que la misericordia de Dios es un regalo para todos, por eso a continuación se presentarán 30 Versículos de la Misericordia de Dios, para su estudio y comprensión.

    30 Versículos de la Misericordia de Dios

    Versículos de la Misericordia como Cualidad de Dios

    “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16)

    “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lamentaciones 3:22-23)

    “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)…” (Efesios 2:4-5)

    “Él nos salvó, no por cosas justas que habíamos hecho, sino por Su misericordia. Él nos salvó a través del lavado del renacimiento y la renovación por el Espíritu Santo” (Tito 3:5)

    “Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, lento para la ira, y grande en misericordia y verdad” (Salmos 86:1)

    “Justicia y juicio son el cimiento de tu trono; misericordia y verdad van delante de tu rostro” (Salmos 89:14)

    “Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; es clemente, misericordioso y justo.” (Salmos 112:4)

    Estos versículos vienen a mostrar como el amor y la misericordia de Dios se muestra a toda su creación, pues enseñan como Él está obrando en la vida de sus hijos cada día reflejando su luz y su amor en medio de la oscuridad que puedan estar viviendo, ya que aún estando en desobediencia Dios le permite vivir a aquel que niega su nombre, pues es un amor inquebrantable el que siente Dios por todos los hombres.

    Versículos de la Misericordia de Dios por la obediencia de sus hijos

    “Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos…” (Deuteronomio 7:9)

    “Tú, Señor, perdonas y eres bueno, que abunda en amor para todos los que te llaman” (Salmos 86: 5)

    “Con el misericordioso te mostrarás misericordioso…” (2da. Samuel 22:26)

    “Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, para los que guardan su pacto y sus testimonios” (Salmos 25:10)

    “Clemente y misericordioso es Jehová, lento para la ira, y grande en misericordia. Bueno es Jehová para con todos, y sus misericordias sobre todas sus obras” (Salmos 145:8-9)

    “Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4:14-16)

    “¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:18-19)

    Aunque el amor de Dios es infinito para toda su creación estos versículos recuerdan que Él muestra misericordia especial para todos aquellos que hacen su voluntad, ya que Él sabe que para el hombre es difícil vencer las tentaciones, por lo que su compasión se extiende en otorgar bendiciones a todos aquellos que se esfuerzan cada día en agradar su rostro, esos que leen la palabra, oran, ayunan y someten a su carne para que el Espíritu Santo sea que gobierne su voluntad, y puedan agradar a Dios en todos sus caminos.

    30 Versículos de la Misericordia de Dios

    Versículos de la Misericordia como mandato a sus hijos

    “Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.”  (Lucas 6:36)

    “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.”  (2da. Corintios 1:3-4)

    “El atribulado es consolado por su compañero; aun aquel que abandona el temor del Omnipotente.” (Job 6:14)

    “Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; atalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.” (Proverbios 3:3-4)

    “A su alma hace bien el hombre misericordioso; mas el cruel se atormenta a sí mismo.” (Proverbios 11:17)

    “Peca el que menosprecia a su prójimo; mas el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado.” (Proverbios 14:31)

    “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.” (Miqueas 6:8)

    “Y vino palabra de Jehová a Zacarías, diciendo: así habló Jehová de los ejércitos, diciendo: Juzgad conforme a la verdad, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano; no oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al pobre; ni ninguno piense mal en su corazón contra su hermano.” (Zacarías 7:8-10)

    “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.”  (Mateo 5:7)

    “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.” (Mateo 7:12)

    “…Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.” (Mateo 25:35-40,45)

    “Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.” (Gálatas 6:2)

    “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.” (Gálatas 6:9-10)

    “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.” (Efesios 4:31-32)

    “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.” (Colosenses 3:12-14)

    “Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.” (Santiago 2:13)

    Aunque la misericordia es un atributo muy particular de Dios, pues es el ser que muestra un amor genuino y puro, Él ha dejado como mandato a sus hijos que sean misericordiosos de la misma manera que Él lo es, pues es la forma en que el mundo podrá conocer el verdadero amor que proviene de Dios.

    Es por ello, que estos versículos hacen énfasis en ser testimonio vivo de Dios, e imitar a Jesús que caminó en compasión, bondad, amor, misericordia y de esa manera mostrar que Dios obra en la vida de las personas, y está a la puerta para recibirlos y entregarle su bendición.

    Al ver estos Versículos que hablan de la Misericordia de Dios se puede entender que las sagradas escrituras vienen a enseñar e instruir a todos aquellos que desean conocer quién es Dios, por lo tanto a través de cada uno de estos versículos presentados se puede entender como el amor y la misericordia de Dios es derramada para toda su creación de manera equitativa como una cualidad de amor inquebrantable, al igual que es un regalo especial para todos que se esfuerzan en obedecerlo y también como un mandato para todos los creyentes que deben mostrar al mundo que Él es real en Amor.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up