No Dejando De Congregarnos Hebreos 10:25

No dejando de congregarnos es la frase que se encuentra en el libro de Hebreos 10:25 y en el que se explica el significado de la importancia de estar en un lugar congregados, como hermanos para recibir la enseñanza y adorar al Padre Celestial.

En esta frase se muestra como se debe seguir adelante en el camino de Dios, y evidencia lo que ocurre muchas veces cuando la persona se desenfoca en la búsqueda de Dios, y decidí dejar de congregarse.

Índice

    No dejando de Congregarnos Hebreos 10:25

    No dejando de Congregarnos Hebreos 10:25

    Las Sagradas Escrituras están llenas de enseñanzas que fueron escritas hace muchos años, pero que en la actualidad aun tienen resonancia en la vida de todos los creyentes en Dios, y ese es el caso de la frase “No dejando de congregarnos” que se encuentra en el libro de Hebreos 10:25

    “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” (Hebreos 10:25)

    Esta frase escrita en el libro de Hebreos tiene un gran significado, ya que como creyente todos deben mantenerse en una congregación y recibir el alimento espiritual, compartir como hermanos en Cristo, levantando las manos en adoración a Dios y reconfortarlos en los momentos difíciles que estén viviendo.

    A través de estos versículos se convierte en un aliciente para todos esos días en los que no un creyente no tiene ganas de asistir a la iglesia por diversidad de motivos, pero es importante entender que cuando se asiste podrá recibir una palabra de parte de Dios, y al estar en compañía de todos aquellos hermanos en Cristo podrá alabar y enaltecer el nombre del Padre Celestial.

    También puedes leer Importancia De Asistir A La Iglesia Para Adorar A Dios 

    Significado de la frase "No dejando de congregarnos”

    Para poder hacer un análisis de esta frase se tiene que contextualizar dicha frase con los versículos previos, ya que se puede ver como Jesucristo todo lo venía organizando a través de un nuevo pacto para su pueblo, y se deja ver lo siguiente:

    “Y cuando los pecados han sido perdonados, ya no hace falta ofrecer más sacrificios” (Hebreos 10:18)

    Eso quiere decir que a través de Jesucristo se puede alcanzar la salvación si lo buscan y se arrepiente de cada uno sus pecados, es por ello que para los hebreos a quien fue dirigido esta frase era una noticia muy relevante, el poder tener la oportunidad de tener la salvación eterna.

    Es por ello que estaban reflexionando acerca del hecho de que a través de la muerte de Cristo era suficiente alcanzar dicha salvación, y no se tenían que realizar más sacrificios, en este sentido con este versículo se deja ver la gracia de Dios a través del perdón y la misericordia del Padre Celestial, y es allí donde se encuentra el por qué que se debe congregar.

    Todo esto se basa en que se deben congregar porque a través de Jesucristo podrán tener la bendición en gran manera, y al estar unidos como hermanos podrán compartir esa gracia, y recibir cada diseño, estrategias y enseñanza que viene del cielo, y estar todos juntos y estar como Dios quiere que este unida la iglesia.

    En este sentido en la actualidad se puede ver como de forma constante las personas dejan de congregarse, y deciden alejarse de la fe en Dios y colocan excusas para no asistir a la iglesia, apartándose de la bendición que es estar en presencia del Señor.

    Asimismo, en estos versículos se puede apreciar que Jesús no diseñó la iglesia para que las personas tengan sentido culpa, sino que es un lugar para estar gozosos y recordar que la gracia de Dios es eternamente, y la Biblia lo hace ver en lo siguiente:

    “Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios,

    acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió” (Hebreos 10:19-23)

    Todo ello siendo direccionado en poder vivir bajo esa hermosa promesa, para mantenerse firmes y fieles a Jesucristo y cuando se encuentran congregandose pueden mantener esa unión entre los hermanos, que es esa búsqueda de mantenerse fiel y firme ante el Padre Celestial.

    “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!… Porque allí envía Jehová bendición, y vida eterna” (Salmos 133:1-3)

    Por qué las personas no se Congregan

    Como se ha hablado, anteriormente, existen diversidad de motivos que muchas personas optan para no congregarse, y algunas de ellas buscan atacar a la iglesia para ser eludidos a los hijos de Dios, como los responsables de ello, como son los siguientes motivos:

    • Las contiendas.
    • Los chismes.
    • La desilusión.
    • La falsa doctrina.
    • Pecado de los pastores.

    Estos son algunos de los motivos que no tienen tanto peso para que una persona aleje de su corazón de Dios, sin embargo son los usados para desertar de la iglesia y dejarse llevar por las fallas que de pronto tiene una persona no mirando a Dios sino al hombre, que es el mayor problema que tiene una persona, que busca el defecto del otro, cumpliéndose además lo que dice la Biblia sobre el trigo y la cizaña.

    “Pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña” (Mateo 13:25-26)

    Con esto no se quiere decir que en la iglesia se encontrarán aquellos que son de Dios, y estos que pueden ser puestos por el enemigo, pero se debe estar en constante comunión con el Señor para poder evitar que esa cizaña crezca y se expanda en la iglesia.

    Es necesario que los hijos de Dios puedan asistir y congregarse en la iglesia para de esa forma cerrar la puerta el enemigo, y que esta no pueda ser perturbada y atacada por sus artimañas, ya que en ese lugar Dios estará preparando a esa generación de ministros que impactarán todo lugar donde lleven la palabra de salvación.

    La Importancia de Congregarse

    La Importancia de Congregarse

    El ritmo de vida que llevan las personas podrán ver como tantas circunstancias que están a su alrededor buscarán impedir que se congreguen, sin embargo la Biblia es muy clara en enseñar que no es una opción, sino una obligación para todos los creyentes el congregarse para adorar a Dios, y así tener comunión con los hermanos, como lo dice la Palabra:

    “Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

    Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros” (1ra. Juan 1:5-10)

    Es por ese motivo que Dios pide a todos los creyentes que se mantengan juntos en armonía, haciendo su voluntad y congregarse para cerrarle las puertas a satanás, y que no pueda entrar en sus vidas, y desviarlos del propósito divino por el cual se encuentran en la tierra.

    Actualmente existe la costumbre de no congregarse, pues ponen sus propias reglas y no reconocen la voluntad del Padre, porque en muchos casos se tergiversa la palabra de Dios, y es entendida de acuerdo a la conveniencia.

    Ante eso es importante pedirle al Espíritu Santo que le dirija en cada paso y discernir con sabiduría de lo alto, para que cada uno de los designios puedan ser ejecutados para actuar conforme a la voluntad perfecta de Dios.

    En ese caso es una costumbre que se convierte en un error para la vida de las personas, ya que no se puede subestimar al enemigo que busca la forma de destruir o desvirtuar la voluntad del Padre, y que las personas puedan apartarse de forma paulatina de la presencia del Padre Celestial.

    En este sentido se puede decir que es importante congregarse porque se estará haciendo la voluntad del Padre, y serán recompensados y bendecidos de una forma especial, ya que no se debe ir a la iglesia de forma obligada y forzada sino ir con acción de gracias, amor y disposición en su corazón, para recibir lo que el Padre quiere entregarle a todos sus hijos que lo aman.

    Además, existen los siguientes motivos para comprender esa importancia de congregarse:

    1. Congregarse es un mandato de Dios, ya que Él desea que sus hijos estén unidos y se prepare para su venida.
    2. Se debe congregarse para seguir el ejemplo de Jesucristo, para escuchar la palabra de Dios y poder aumentar la fe, obteniendo la sabiduría que permite conocer a profundidad todos los designios de Dios.
    3. Poder ser activos sus talentos, dones y fruto del Espíritu para el avance del Reino de los Cielos.
    4. También es importante compartir con los hermanos en la fe, estudiar la Biblia en y en unidad comprender lo que el Pade Celestial quiere para sus hijos.

    También es comprensible entender que las personas tienen sus responsabilidades, como las tareas del hogar, el trabajo, los estudios entre otras cosas, sin embargo ninguna de ellas puede convertirse en un obstáculo para congregarse y recibir la instrucción de Dios.

    Y es por este motivo que Jesús creó la asamblea de los hermanos a fin de congregarse todos, ya que esto no es una opción sino que es un mandamiento dejado por Jesús, donde se podrá ejercitar esos mandatos dejado de amar a Dios y a sus hermanos, como lo dice la palabra:

    “Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte” (1ra. Juan 3:14)

    La Iglesia de Jesucristo

    Al revisar las Sagradas Escrituras se puede ver como el nacimiento de la iglesia primitiva de Jesucristo surge cuando ellos se unieron y permanecieron en un solo sentir, esperando el día de Pentecostés donde todos fueron llenos del poder del Espíritu Santo, que descendió y empezó a hacer la obra en todos los seguidores de Jesús.

    “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hechos 2:1-4)

    En esta cita se puede destacar que todos se encontraban unidos, permanecían gozosos y reunidos como hermanos, que permitió demostrar la unidad que Jesús le pidió en oración al Padre antes de su sacrificio.

    “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,

    para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado” (Juan 17:18-23)

    También puedes leer Cómo Mantener La Fe En Dios 

    Todo esto afirma que el congregarse en la iglesia es importante para la vida espiritual de todos los creyentes, y no deben verlo como algo sin valor, ya que eso es el bálsamo para todos que necesitan renovar las fuerzas y en ese lugar lo puede obtener.

    Por ese motivo le invitamos a todos los creyentes que no dejen de asistir a sus iglesias, ya que eso es muy importante para establecer el reino de Dios en la tierra, ya que de allí saldrán preparados para la vida que Dios le ha preparado a cada uno de sus hijos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up