Características del espíritu de Jezabel

Las características del espíritu de Jezabel se manifiestan en una mujer que detrás de la corrupción del reinado de Acab estaba una mujer, que deseaba expandir su poder y lo logró al casarse con Acab, y llevó la destrucción sobre los israelitas.

En la biblia se muestra la historia de esta mujer que llena de ambición buscaba destruir todo el reino de Israel, y esta destrucción vino por medio de la devoción a los dioses de Baal, deidad masculina del poder y la sexualidad, y de la deidad llamada Astarot, diosa femenina de la fertilidad, el amor y la guerra.

Jezabel se encargaba de cumplir los rituales para Baal y Astarot que implicaba depravadas y situaciones de prácticas sexuales, y abominaciones, donde impulsaba la adoración de estos ídolos apelando a los elementos bestiales y materiales de la naturaleza humana.

Índice

    Jezabel

    Características del espíritu de Jezabel

    El nombre de Jezabel tiene su origen de la palabra 'Iezevel, que proviene del pueblo babilónico que significa no exaltada, no manejable, sin cohabitación, dando a entender que este es un espíritu que se mueve de un lugar a otro, y de una generación a otra.

    Jezabel aunque era solo la esposa del rey, hizo dar muerte a todos los profetas de Jehová que pudo apresar, destruyendo todo lo que el pueblo de Israel elevaba.

    "Porque cuando Jezabel destruía a los profetas de Jehová, Abdías tomó a cien profetas y los escondió de cincuenta en cincuenta en cuevas, y los sustentó con pan y agua" (1ra. Reyes 18:4-13)

    Mientras sucedía esta apostasía, Dios levantó al profeta Elías, quien se encargó en desafiar a Acab y destruyó a los profetas de Baal en el monte Carmelo.

    “Entonces Acab convocó a todos los hijos de Israel, y reunió a los profetas en el monte Carmelo. Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra… Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja. Entonces Elías les dijo: Prended a los profetas de Baal, para que no escape ninguno. Y ellos los prendieron; y los llevó Elías al arroyo de Cisón, y allí los degolló” (1ra. Reyes 18: 20, 21, 36, 38, 40)

    Situación que produjo la furia de Jezabel, quien se dispuso en buscar la forma de acabar con el profeta Elías.

    “Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas. Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos” (1ra. Reyes 19:1-2)

    Sin embargo, Dios le habló al profeta Elías y le reveló la muerte de esta mujer sanguinaria

    “Y volvieron, y se lo dijeron. Y él dijo: Esta es la palabra de Dios, la cual él habló por medio de su siervo Elías tisbita, diciendo: En la heredad de Jezreel comerán los perros las carnes de Jezabel, y el cuerpo de Jezabel será como estiércol sobre la faz de la tierra en la heredad de Jezreel, de manera que nadie pueda decir: Esta es Jezabel” (2da. Reyes 9: 36-37)

    Características del espíritu de Jezabel

    Características del espíritu de Jezabel

    Vale mencionar que en la actualidad este espíritu se manifiesta en persons que buscan el poder, este es un espíritu denominado como un “gobernador de las tinieblas”. Trabaja en las esferas de autoridad para influenciarla y anularla o controlarla.

    Este espíritu es de control de autoridad, operan sobre y contra las personas que están en eminencia para sujetarlos y rendirlos a sus pies, tanto en la Iglesia como fuera de ella, viene a influir sobre reyes, reinos y gobiernos.

    Es un espíritu que seduce a los líderes para controlarlos, y bajo su mando operan los demonios de seducción, promiscuidad, adulterio, fornicación, adicción y alcoholismo, usando el desenfreno sexual y la prostitución para conseguir sus propósitos, así como el engaño.

    El espíritu de Jezabel tiene diversidad de características que se pueden identificar en los siguientes aspectos:

    • Es Manipulador

    El espíritu de Jezabel se encarga de usar las tácticas para seducir para tomando el control y el poder, a través de la manipulación o seducción espiritual que puede operar en hombres como en mujeres, usando palabras suaves y de adulación.

    “Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.” (Romanos 16:18)

    El espíritu de Jezabel usa a otras personas como objetos, para lograr su cometido, los usa y los analiza para que saber cual se adapta a su necesidad para ganar el control, influencia y poder, y una vez haya conseguido su objetivo, rechaza las personas y las hace a un lado sin importar quien sea. Incumpliendo el gran mandato de la ley dejado por Jesús:

    “Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Galatas 5:14)
    • Es Engañador

    Es espíritu de Jezabel que trabaja en secreto, no se muestra tal como es, aún ante las personas que estén cercanas a su círculo, no permite que conozcan su proceder y de esa manera poderlas manipular y engañar, empleando la adulación y la mentira apoyando cosas que el líder le guste, solo para ganarse su confianza.

    “El proceder de la mujer adultera es así: Come, y limpia su boca Y dice: No hecho maldad.” (Proverbios 30:20)

    Características del espíritu de Jezabel

    • Odia el gobierno del Hombre

    El espíritu de Jezabel odia al hombre como autoridad, siempre lo critica, no lo ve como un líder, no soporta trabajar con un hombre que este nacido en el Espíritu (Nuevo Nacimiento), su deseo es quitarle todo su poder, para luego destruirlo tratando de desmoronarlo emocional y espiritualmente.

    • No se somete a la autoridad

    El espíritu de Jezabel desprecia y muestra poco respeto ante la autoridad que esta sobre ella, busca destruir toda autoridad y tomar su poder, el espíritu de Jezabel se ve como una diosa en un pedestal.

    “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas” (Romanos 13:1)
    • Es ambicioso y hambriento de poder

    El espíritu de Jezabel es muy ambicioso y hambriento de poder mientras está en alguna posición de mundo, quiere escalar más alto, no le gusta ser subordinada siempre quiere estar en el escalón más alto, sin importar a quien deba llevarse por delante.

    • Es Astuto

    El espíritu de Jezabel es muy inteligente y astuto, busca crear conflictos para luego controlarlos, y de esa forma manipular intelectualmente a las personas, y de esa manera manipular con su sabiduría y hacer que las personas la alaben por ello.

    Características del espíritu de Jezabel

    • Es Dominante  

    El espíritu de Jezabel es autoritario por naturaleza, mantiene la sutileza desde un bajo perfil, se ofende fácilmente si su autoridad es cuestionada. Cuando se siente atacada puede responder con gran ira, incluso la desatención la ofende.

    • Es Posesivo 

    El espíritu de Jezabel es posesivo, siempre quiere tener el control sobre todos los demás, ama el poder, busca rendir a sus víctimas a través de las fallas o las debilidades que percibe en la persona, mediante la cual crea sentimientos de vergüenza, culpabilidad y por último, la sumisión a su voluntad.

    • Es Celoso

    El espíritu de Jezabel no le agrada cuando otras personas consiguen atención por encima de ella, siempre buscará la forma en captar la atención y el reconocimiento, este espíritu tratará de sacarla de en medio de ella atacándolo de manera cruel, usando cualquier medio.

    “Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad” (Santiago 3:14)
    • Es Murmurador y crítico 

    El espíritu de Jezabel vive de la murmuración, la queja y la crítica destacando las fallas percibidas en los demás para construir su propia autoestima, y para justificar su desobediencia, o falta de respeto de los demás.

    Este espíritu emplea la crítica como una herramienta para manipular a los que la rodean, y junto con la murmuración y la queja, provoca la división del grupo para debilitar su oposición y así tomarse el control y acabar con ellos.

    “María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado; porque él había tomado mujer cusita. Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros? Y lo oyó Jehová. Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra” (Números 12:1-3)

    Características del espíritu de Jezabel

    • Es Lujurioso

    El espíritu de Jezabel usa su deseo sexual para obtener el resultado deseado, utiliza la tentación sexual para cumplir su objetivo de dominio, aún en el matrimonio puede manifestarse a querer estar por encima del hombre incumpliendo la norma bíblica.

    “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo” (1ra. Corintios 11:3)

    El espíritu de Jezabel, así como se levantó en el pasado contra el ministerio profético de Elías hoy se está levantando en contra de la iglesia para atacar y destruir el ministerio profético, que busca establecer el reino de los cielos en las naciones.

    Es por ello que ahora más que nunca los creyentes deben estar conectados a la presencia de Dios, y desechar todo aquello que lo aleje de Él, derrumbando este espíritu con la unción de Dios.

    “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno” (Colosenses 3:5-10)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up