La Historia De Sansón En La Biblia

La Historia de Sansón en la Biblia se encuentra en el libro de Jueces, donde se narra la vida del hombre más fuerte de la Tierra, quien estaba destinado en ser el líder de su pueblo, pero prefirió dejarse llevar por las emociones e impulsos carnales, antes que obedecer.

A través de esta historia la Biblia enseña a todos lo creyentes lo que le sucedió a este hombre, que por dejarse llevar por las pasiones carnales trajo consecuencia devastadoras para su vida.

Índice

    El hombre más fuerte: Sansón

    La Historia de Sansón en la Biblia

    El nombre de Sansón proviene de la palabra hebrea "Shimshôn", que tiene varios significados como el de "fuerte", “hijo del pavor” y “semejante al sol”. Mientras que del griego viene de la palabra "Sampson".

    Asimismo, en otras lenguas se deriva de la palabra "shemesh", que viene del diminutivo de “sol”, esto quiere decir “solecito”, también se relaciona con el verbo "shâmam", que tiene el significado de “destruir”, siendo argumentado que Sansón su significado más solido como el de “destructor”.

    Esto quiere decir que Sansón en su derivado es "shâmên", que significa “gordo” o “robusto”. Por otra parte, en la Biblia este hombre es conocido como un héroe del último período de los jueces, siendo conocido como el hombre que tenía una fuerza sobrehumana, y estuvo durante el tiempo de opresión de los filisteos contra Judá y Dan, tiempo antes de la llegada del rey Saúl.

    Este hombre tenía una fuerza poco común, y con ella lograba hacer cosas extraordinarias. Sin embargo, su carácter moral no se encontró a la altura de su fuerza física, ya que su debilidad carnal lo hizo ser derrotado ante la labor que Dios le había entregado al haber nacido.

    La Historia de Sansón en la Biblia

    Encuentro del Ángel con los Padres de Sansón

    La historia de Sansón en la Biblia inicia con la presentación de sus padre Manoa y su esposa, quien no podía tener hijos, ya que ella era estéril, pero un día el Ángel de Jehová se le apareció a esta mujer para darle la noticia del milagro de fertilidad, pero con ello vendrían varias instrucciones específicas.

    “Y había un hombre de Zora, de la tribu de Dan, el cual se llamaba Manoa; y su mujer era estéril, y nunca había tenido hijos. A esta mujer apareció el ángel de Jehová, y le dijo: He aquí que tú eres estéril, y nunca has tenido hijos; pero concebirás y darás a luz un hijo.

    Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda. Pues he aquí que concebirás y darás a luz un hijo; y navaja no pasará sobre su cabeza, porque el niño será nazareo a Dios desde su nacimiento, y él comenzará a salvar a Israel de mano de los filisteos” (Jueces 13:2-5)

    La aparición del ángel impacto a la mujer de Manoa, quien corrió a decirle a su esposo lo que había sucedido, y Manoa se postró en oración a Dios, para que volviera aparecer ese ángel y poder confirmar la noticia que tendría un hijo. (Jueces 13:11-14, 21,24-25)

    Con el nacimiento de Sansón se iniciaba una misión especial en su vida, ya que los filisteos dominaban el pueblo de Israel, y sus padres siendo temerosos de Dios cumplieron al pie de la letra todo lo que el Ángel había determinado para la crianza de este hombre.

    Durante los primeros años Sansón tenía al Espíritu de Dios a su lado, pero con el paso de los años olvidaba los deberes a lo que se refería en ser Nazareno, y se dejaba llevar por las pasiones carnales, tomando decisiones que los desviaban del propósito por el cual Dios lo había asignado para liberar al pueblo de Israel de los filisteos.

    Sin embargo, Sansón a pesar de incumplir los mandatos establecidos por Dios en su vida, pudo cumplir el propósito por el cual había sido enviado a la tierra, que era castigar a todos los filisteos, y liberar al pueblo nazareno.

    La Vida de Sansón según la Biblia

    En la Biblia se habla de Sansón y de como Dios lo había apartado para la liberación del pueblo de Judá y Dan, que estaba bajo el dominio de los filisteos, sin embargo producto de sus decisiones cambio el curso del plan divino de Dios.

    Es por ello que a continuación se explicarán la etapas de la vida de Sansón.

    Sansón se casó con una mujer pagana

    Este hombre se movía mucho por sus impulsos, ya que no espero que sus padres buscaran a una mujer para poder casarse, sino que él se dejó llevar por la belleza de una filistea, incumpliendo la tradición de su pueblo, y les exigió sus padres que la tomarán para él.

    En ese camino hacia el pueblo de las filisteas con la que Sansón deseaba casarse se enfrentó con un león, y con sus propias manos lo despedazó, ya que sobre él estaba el poder de Dios, pero eso se lo oculto a sus padres, situación que iniciaría el camino de las malas acciones de Sansón.

    Sansón mata al león

    “Y el Espíritu de Jehová vino sobre Sansón, quien despedazó al león como quien despedaza un cabrito, sin tener nada en su mano; y no declaró ni a su padre ni a su madre lo que había hecho” (Jueces 14:6)

    En este sentido, Sansón incumplía los mandatos, ya que él no debía tocar ningún tipo de cadáver, y días antes de su matrimonio se acercó donde había dejado el cadáver del león, y vio un enjambre de abejas, por lo que tomó la miel de ellas y se las llevó a sus padres, incumpliendo ese mandato de purificación.

    Del mismo modo, al realizarse la boda que duraba siete días, Sansón reto a 30 jóvenes filisteos, y el perdedor debía dar 30 vestidos de Lino y 30 mudas de ropa al ganador, situación que produjo graves problemas entre Sansón y el pueblo filisteo, ya que a su esposa la amenazaron en incendiarle a ella y a sus padres, pues no sabían la respuesta al reto establecido.

    “Al séptimo día dijeron a la mujer de Sansón: Induce a tu marido a que nos declare este enigma, para que no te quememos a ti ya la casa de tu padre. ¿Nos habéis llamado aquí para despojarnos? (Jueces 14:15)

    Esta situación provocó a que la esposa de Sansón lo presionará para que le diera la respuesta correcta, y de ese modo solventar la situación que se estaba presentando, es por ello que luego los jóvenes respondieron correctamente, situación que hizo saber a Sansón que su esposa lo había delatado, enfadándose con ella.

    Ante esta situación Sansón debía cumplir con el castigo por haber perdido el reto, sin embargo actúo de una forma violenta contra los filisteos que se consiguió en el camino, y de ese modo no volvió más con su esposa, por su traición. (Jueces 14:19-20) 

    La Gran Ira de Sansón

    Con el paso del tiempo Sansón fue a visitar a su esposa, y cuando se enteró que ella se había casado con otro hombre se enfureció en gran manera, destruyendo los sembradíos de los filisteos. (Jueces 15:3-8)

    Luego de esto, Sansón de una forma frontal inició una guerra contra los filisteos, y se fue a vivir a una cueva, mientras que estos buscaban venganza. Es por ello, que se fueron hasta Judá a buscar a Sansón, y llegaron tres mil hombres de Israel para tomarlo y atarlo para ser entregado a los filisteos, pero eso produjo la furia de Sansón, quien mato a varios al instante.

    “Y así que vino hasta Lehi, los filisteos salieron gritando a su encuentro; pero el Espíritu de Jehová vino sobre él, y las cuerdas que estaban en sus brazos se volvieron como lino quemado con fuego, y las ataduras se cayeron de sus manos. Y hallando una quijada de asno fresca aún, extendió la mano y la tomó, y mató con ella a mil hombres” (Jueces 15:14-15)

    Esta victoria obtenida por Sansón demostró que él se movía por sus impulsos, pero Dios no lo abandonaba, ya que luego de todo eso Sansón se postró en oración a Dios porque tenía mucha sed y Él le respondió, entregándole el agua que necesitaba, viendo la gracia de Dios.

    “Y teniendo gran sed, clamó luego a Jehová, y dijo: Tú has dado esta grande salvación por mano de tu siervo; ¿Y moriré yo ahora de sed, y caeré en mano de los incircuncisos?

    Entonces abrió Dios la cuenca que hay en Lehi; y salió de allí agua, y él bebió, y recobró su espíritu, y se reanimó. Por esto llamó el nombre de aquel lugar, En-hacore, el cual está en Lehi, hasta hoy” (Jueces 15:18-19)

    Sansón visitó a una Prostituta

    Sansón y la Prostituta

    Sansón mostraba de forma evidente su debilidad hacia las mujeres paganas, es por ello que la Biblia enseña que el siendo un juez y líder del pueblo Israel tenía que actuar de forma prudente, y dar ejemplo a todos los habitantes a través de sus acciones y decisiones.

    De este modo, Sansón dejándose llevar por los deseos carnales y sus pasiones desenfrenadas, los llevó a actuar de forma pecaminosa, dejando a un lado la dirección del Espíritu de Dios.

    “Fue Sansón a Gaza, y vio allí a una mujer ramera, y se llegó a ella” (Jueces 16:1)

    Sin embargo, a pesar del mal comportamiento que Sansón tenía delante de Dios, nunca perdió una batalla y siempre le daba la fuerza para salir victorioso ante los enemigos de Israel.

    “Y fue dicho a los de Gaza: Sansón ha venido acá. Y lo rodearon, y acecharon toda aquella noche a la puerta de la ciudad; y estuvieron callados toda aquella noche, diciendo: Hasta la luz de la mañana; entonces lo mataremos.

    Mas Sansón durmió hasta la medianoche; y a la medianoche se levantó, y tomando las puertas de la ciudad con sus dos pilares y su cerrojo, se las echó al hombro, y se fue y las subió a la cumbre del monte que está delante de Hebrón” (Jueces 16:2-3)

    La relación de Sansón y Dalila

    Sansón y Dalila

    La Biblia enseña que Sansón mostrando su debilidad ante las mujeres paganas se enamoró de otra mujer llamada Dalila, a quien los filisteos la usaron para buscar la forma de vencerlo.

    “Y vinieron a ella los príncipes de los filisteos, y le dijeron: Engáñale e infórmate en qué consiste su gran fuerza, y cómo lo podríamos vencer, para que lo atemos y lo dominemos; y cada uno de nosotros te dará mil cien siclos de plata” (Jueces 16:5)

    En este sentido, Dalila se propuso cumplir lo acordado con los filisteos, y en varias ocasiones presionó a Sansón para que le diera el secreto de su fuerza, y de qué forma podrían detenerlo, ante la presión de esta mujer Sansón le dio respuestas diferentes, y en cada una de ellas Dalila le avisaba a los filisteos, quienes no pudieron vencerlo.

    “Y Dalila dijo a Sansón: Yo te ruego que me declares en qué consiste tu gran fuerza, y cómo podrás ser atado para ser dominado. Y le respondió Sansón: Si me ataren con siete mimbres verdes que aún no estén enjutos, entonces me debilitaré y seré como cualquiera de los hombres.

    Y los príncipes de los filisteos le trajeron siete mimbres verdes que aún no estaban enjutos, y ella le ató con ellos. Y ella tenía hombres en acecho en el aposento. Entonces ella le dijo: !!Sansón, los filisteos contra ti! Y él rompió los mimbres, como se rompe una cuerda de estopa cuando toca el fuego; y no se supo el secreto de su fuerza.

    Entonces Dalila dijo a Sansón: He aquí tú me has engañado, y me has dicho mentiras; descúbreme, pues, ahora, te ruego, cómo podrás ser atado. Y él le dijo: Si me ataren fuertemente con cuerdas nuevas que no se hayan usado, yo me debilitaré, y seré como cualquiera de los hombres.

    Y Dalila tomó cuerdas nuevas, y le ató con ellas, y le dijo: !!Sansón, los filisteos sobre ti! Y los espías estaban en el aposento. Mas él las rompió de sus brazos como un hilo. Y Dalila dijo a Sansón: Hasta ahora me engañas, y tratas conmigo con mentiras. Descúbreme, pues, ahora, cómo podrás ser atado.

    El entonces le dijo: Si tejieres siete guedejas de mi cabeza con la tela y las asegurares con la estaca. Y ella las aseguró con la estaca, y le dijo: !!Sansón, los filisteos sobre ti! Mas despertando él de su sueño, arrancó la estaca del telar con la tela” (Jueces 16:6-14)

    Sansón, intuitivamente, sabía que Dalila le daba la información a los filisteos, sin embargo no se separó de ella sino que su deseo carnal lo mantenía atado a su lado, y aunque sabía que desobedía a Dios siguió haciéndolo, pues pensaba que seguiría venciendo, y a tal punto de la insistencia de Dalila que le dijo su secreto, provocando graves consecuencias. (Jueces 16:16-22)

    Sansón es atrapado

    Esta situación produjo que Sansón sufrieran las consecuencias de sus actos, ya que él se había acostumbrado en hacer lo que quería, desobedeciendo las ordenanzas de Dios, y en ese momento el Espíritu de Dios se había apartado de él, por la deshonra que había cometido.

    Sansón Muere

    Muerte de Sansón

    En el momento que los filisteos capturan a Sansón lo torturaron, sacándole los ojos y lo metieron en la cárcel. Esta situación habla del aspecto espiritual de Sansón, ya que producto de su desobediencia se dejó llevar por sus deseos carnales, y estaba ciego ante los malos actos que hacía.

    Esto habla sobre las consecuencias de la desobediencia a Dios, ya que los filisteos disfrutaban verlo derrotado e hicieron una gran fiesta a su dios pagano, por haber entregado a Sansón en sus manos, sin embargo mientras ellos lo mofaban él oró a Dios y le pidió venganza de los filisteos.

    “Entonces clamó Sansón a Jehová, y dijo: Señor Jehová, acuérdate ahora de mí, y fortaléceme, te ruego, solamente esta vez, oh Dios, para que de una vez tome venganza de los filisteos por mis dos ojos” (Jueces 16:28)

    Dios muestra su misericordia hacia este hombre, y del mismo modo cumple el destino profético por el cual Sansón había sido llamado a la tierra, ya que destruyó el reinado de los filisteos, pues en ese lugar estaban sus principes y gran parte del pueblo filisteo.

    “Asió luego Sansón las dos columnas de en medio, sobre las que descansaba la casa, y echó todo su peso sobre ellas, su mano derecha sobre una y su mano izquierda sobre la otra.

    Y dijo Sansón: Muera yo con los filisteos. Entonces se inclinó con toda su fuerza, y cayó la casa sobre los principales, y sobre todo el pueblo que estaba en ella. Y los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado durante su vida” (Jueces 16:29-30)

    Al ver los últimos minutos de vida de Sansón pudo obtener esa fuerza que solo Dios le daba, en los momentos difíciles que vivía, y cumplió el propósito por el cual había sido llamado en la tierra, y que el Ángel había anunciado cuando se le apareció a su madre.

    También deberías leer: Ana Una Mujer De Fe En La Biblia

    Para culminar se puede decir que la historia de Sansón en la Biblia viene a enseñar que la desobediencia puede llevar a un final triste, y ese fue el caso de este hombre, quien tuvo una vida llena de desobediencia, y que trajo consigo consecuencias muy desalentadoras, por no ajustarse al mandato dado por Dios.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up