Salmo para Vencer los Vicios

Salmo para vencer los vicios se pueden encontrar en la Palabra de Dios, que buscan llenar la vida de aquellos que necesitan la liberación de los vicios, trayendo consigo el encuentro con la fuente de libertad que es el Señor Jesús, quien trajo libertad de cadenas a través del sacrificio en la cruz.

“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” (Colosenses 2:13-15)

Al hablar de los vicios traen consigo consecuencias para las personas, llevándolos a cometer pecado y ser muy débil ante ello, y caer en ese tipo de tentación, es por ello que aquel que desea ser libre de esos vicios deben escudriñar la Palabra de Dios que trae la libertad que necesitan al conocer lo correcto y ser llenos de la esencia divina.

Índice

    Salmo para Vencer los Vicios

    Salmo para Vencer los Vicios
    Al revisar la Biblia se puede encontrar una diversidad de versículos, enseñanzas, y salmo para vencer los vicios, y esto producirá que se pueda obtener esa libertad que se requiere, y de esa forma obtener mucha fuerza de voluntad y tener la mente positiva para poder superar esta contrariedad física y espiritual, que lo apartan de Dios, dañando su vida por completo.

    Existen diversidad de vicios, que llevan a la perdición a las vidas de las personas, sin embargo de los peores vicios en la humanidad son las drogas y el alcoholismo, ya que este tipo de vicios repercute de una forma negativa en la espiritualidad de las personas, alterando de manera voraz su paz interior, y llenándolo de cosas negativa tanto física como espiritualmente.

    A continuación le presentaremos salmo para vencer los vicios, y ser cada más lleno de Dios, y poder progresivamente vencer los vicios.

    Salmo para Vencer los Vicios

    • SALMO 37

    “1. De David No te irrites contra los malvados ni tengas envidia de los criminales,

    2. pues se secan pronto como el heno, como la hierba verde se marchitan.

    3. Confía en el Señor y haz el bien, para habitar en tu tierra y vivir tranquilo;

    4. busca en el Señor tus delicias, y él te dará lo que tu corazón desea.

    5. Confía al Señor toda tu vida y fíate de él, que él sabrá lo que hace:

    6. hará que luzca tu justicia como la aurora y que tu derecho resplandezca como el mediodía.

    7. Descansa en el Señor, confía en él, no te irrites contra el que prospera ni contra el hombre que maneja intrigas;

    8. deja la ira, desiste del enfado, no te acalores, que es peor para ti;

    9. pues los criminales serán exterminados, más los que esperan en el Señor heredarán la tierra.

    10. Un poco nada más, y el criminal no existe; lo buscas en su sitio, y ya no está allí;

    11. pero los pobres heredarán la tierra y gozarán de una paz total.

    12. El criminal maquina contra el justo y rechina los dientes contra él;

    13. el Señor se ríe de él porque ve que su día se avecina.

    14. El criminal saca la espada y tensa el arco para matar al pobre y al indigente, para dar muerte a los justos;

    15. pero su espada se clavará en su corazón y sus arcos serán hechos pedazos.

    16. Vale más poco con justicia que mucha riqueza con injusticia;

    17. pues los brazos de los injustos se romperán, mientras que el Señor sostiene a los justos.

    18. El Señor cuida de los que practican la justicia, su herencia durará eternamente;

    19. no pasarán vergüenza en tiempos de desgracia, en los días de escasez no pasarán hambre.

    20. Los que viven de la injusticia perecerán, los enemigos del Señor pasarán como el verde de los prados, se esfumarán igual que el humo.

    21. El injusto pide prestado y no devuelve, mientras que el justo se compadece y da.

    22. Los que el Señor bendice heredarán la tierra, los que maldice serán exterminados.

    23. El Señor asegura los pasos del hombre cuyo camino es de su agrado;

    24. aunque tropiece, no caerá por tierra, pues el Señor le lleva de la mano.

    25. Fui joven y ya soy viejo; y nunca vi al justo abandonado ni a sus hijos pidiendo limosna.

    26. En todo tiempo se compadece y da prestado, sus hijos son una bendición.

    27. Apártate del mal y haz el bien, y siempre tendrás un lugar donde vivir;

    28. porque el Señor ama la justicia y no abandona a sus fieles; los malhechores serán para siempre aniquilados y la raza de los criminales será exterminada;

    29. los justos heredarán la tierra y habitarán en ella eternamente.

    30. La boca del justo habla con sabiduría y su lengua proclama la justicia;

    31. la ley de su Dios está en su corazón y sus pasos no vacilan.

    32. El injusto espía al justo y busca darle muerte;

    33. pero el Señor no lo dejará en sus manos ni permitirá que lo condenen cuando sea juzgado.

    34. Confía en el Señor y sigue su camino; él te ensalzará y te hará heredar la tierra, y tú verás la ruina de los malvados.

    35. He visto al malvado, lleno de soberbia, elevarse como un cedro frondoso;

    36. pasé de nuevo, y ya no estaba; lo busqué, pero no lo encontré.

    37. Guarda la integridad, practica la justicia, pues para el hombre de paz hay un porvenir;

    38. los malhechores serán de una vez aniquilados y su descendencia será totalmente exterminada.

    39. La salvación de los justos viene del Señor, él es su fortaleza en tiempos de peligro;

    40. el Señor los ayuda y los libra, los libra de los malvados y los salva porque en él han buscado su refugio.”

    En este salmo se destacan la fuerza y el empuje que necesita una persona, para poder enfrentar y derrotar a los vicios de una forma progresiva, logrando conectarse con Dios, despertando su confianza en el Señor y hacer siempre el bien para poder ganar el derecho de habitar en la tierra con total tranquilidad.

    Por otra parte, logra buscar que la persona confíe y pida al Señor su ayuda, y de esa forma confiar en Dios por toda tu vida y fiarse de él en todos los caminos, ya que Dios lo dirigirá cada paso y así vencer las cadenas de los vicios que lo oprime, gracias al salmo que está lleno de palabras que infunden la confianza en Dios.

    Asimismo, infunde que la persona pueda descansar en la paz que Dios otorga, confiando de una forma total en Dios, quien no permitirá que caiga en el error de caer, apartándose del enfado y de lo malo, entendiendo que los que practican la injusticia perecerán, convirtiéndose en enemigos de Dios.

    Por lo que al confiar en Dios le hará heredar la tierra y su presencia producirá la ruina de los vicios, que se apoderaba de la vida de la persona. Por lo que este salmo procura establecer en la vida de las personas guardar la integridad, practicar y pregonar la justicia, pues para las personas de paz está plenamente garantizado el porvenir.

    Y de esa forma el Señor podrá ayudar, y liberar a todos sus hijos, rompiendo los vicios y librar de las prácticas de maldad y crueldad, otorgándole la salvación porque han buscado a Dios en medio de su situación, y en Él encontrarán el refugio y protección.

    Salmo para Vencer los Vicios

    • SALMO 51

    “1. Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.

    2. Lávame más y más de mi maldad, Y límpiame de mi pecado.

    3. Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí.

    4. Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos; Para que seas reconocido justo en tu palabra, Y tenido por puro en tu juicio.

    5. He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.

    6. He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.

    7. Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve.

    8. Hazme oír gozo y alegría, Y se recrearán los huesos que has abatido.

    9. Esconde tu rostro de mis pecados, Y borra todas mis maldades.

    10. Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

    11. No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu.

    12. Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.

    13. Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, Y los pecadores se convertirán a ti.

    14. Líbrame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación; Cantará mi lengua tu justicia.

    15. Señor, abre mis labios, Y publicará mi boca tu alabanza.

    16. Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto.

    17. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

    18.  Haz bien con tu benevolencia a Sion; Edifica los muros de Jerusalén.

    19. Entonces te agradarán los sacrificios de justicia, El holocausto u ofrenda del todo quemada; Entonces ofrecerán becerros sobre tu altar”

    En este caso este salmo procura cooperar espiritualmente para lograr la liberación de vicios así como guiar el camino que permite sanar todo tipo de adicción, al llevar a la persona a pedir perdón al Señor por todos los pecados y por todos los daños causados al cuerpo y a su espíritu.

    Además, de pedirle a Dios su intersección para que pueda sanar su cuerpo, el alma y las heridas más profundas, que han sido generadas a causa de los vicios que desestabilizaron su vida, cuerpo, alma y espíritu. Reconociendo ante Dios que se siente avergonzado, arrepentido de estos vicios, y que desea estar labrando el camino que le conducirá al perdón.

    Enseñando, además, en clamar ante Dios con todo su corazón, para que pueda sanar todas las heridas, miserias, adicciones y todo lo que ha producido estar separado de su presencia divina, y acabar con ese dolor inmenso que perturba su alma.

    Salmo para Vencer los Vicios

    Es importante comprender que los salmos para vencer los vicios, son las herramientas que tiene a la mano cualquiera que desea recibir liberación de estos vicios, entendiendo que deben leerlo en voz alta creyendo lo con el corazón, y de esa forma ejercitar la oración ante Dios.

    Además hay que entender que esto no es un proceso corto, por lo ye debe tener mucha paciencia y fuerza de voluntad pidiendo a Dios su compañía y que sea Él depositando las fuerzas necesarias para vencer lo malo.

    “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2:13)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up