Parábola De La Paja y la Viga: Simbología E Interpretación

La Parábola de la Paja y la Viga es una enseñanza dada por Jesús, siendo un ejemplo del cuidado que tienen que tener las personas antes de señalar o juzgar a otra, ya que con este pequeño relato ilustra que todos los seres humanos tienen errores, por lo tanto levantar la mano para criticar no es lo correcto.

Este relato busca mostrar que el único capaz de juzgar a cualquier persona es Dios, ya que es puro, santo, limpio, y lo hará con un justo juicio en comparación de una persona, quien muchas veces puede tener la misma cantidad de errores o quizá ser mayores sus imperfecciones que aquel a que están señalando.

Índice

    Parábola de la Paja y la Viga

    Parábola de la Paja y la Viga

    Jesús viendo como los fariseos se movían entre el pueblo mostrándose perfectos delante de los demás, Él quiso enseñar a todos que ninguno era perfecto, y que antes de juzgar o señalar al otro debían revisarse a sí mismos, porque de esa manera encontrarían las mismas fallas o cosas mayores, que lo podrían avergonzar al creerse mejor que alguien que haya fallado.

    Y este comentario que Jesús hace a todos sus dientes decía lo siguiente:

    “¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Lucas 6, 41-42)

    Jesús como siempre sabio y entendido en los tiempos, a través de estas palabras da una enseñanza para todos aquellos que en su momento lo escucharon, pero que sin duda aún en la actualidad resuena en cada corazón de las personas que pueden leer esta enseñanza, que busca poner en práctica el respeto y tolerancia hacia el semejante.

    Jesús conociebdo las debilidades que una persona puede tener, y aún más en las relaciones interpersonales que se desarrollan, ya que unos de su mandatos es amar al prójimo como a sí mismo.

    Sin embargo, eso es algo que le cuesta al ser humano porque ve al otro no tanto por sus virtudes, sino por aquellas cosas que carece o que no son correctas, es por ello que Jesús enseña que antes de mirar al otro, hay que revisarse así mismo.

    Es notorio que el ser humano tiene una inclinación en criticar al otro, en señalarlo, en juzgar y ver sus defectos con malicia, y hasta burla. Es por ello que esta enseñanza hace ver que tanto como el que señala como el señalado tienen errores, y ninguno es mejor o mayor que el otro, y es por eso que pide respeto el uno al otro.

    Jesús pone en evidencia los defectos de todos, incluso muestra que la persona que señala tiene graves fallas, pues señala otro sin medidas y se convierte en juez, y condenan sin piedad a la persona, buscando de cualquier manera justificar su actitud que se levanta en contra de la persona que está siendo juzgada.

    Simbología de la Paja y la Viga

    Simbología de la Paja y la Viga

    En esta enseñanza que Jesús dio toma dos elementos interesantes que contextualizan el entorno en el que fue enunciada, y fue la paja y la viga, ya que cada una de ellas tiene una simbología especial para el contexto judío en el que fue narrado.

    La paja que viene de la palabra griega "Acuron" y es el tallo de la planta del cereal que es quitada de la espiga, mediante el procedimiento de trillar, y que queda rota en el proceso del recogimiento de la siembra, esto quiete decir que es una paja pequeña y seca sin esencia, que del griego viene de Karfos que es secar.

    Por eso parte, la palabra Viga viene del griego de la Dokos, y está relacionada con la raíz dek, que viene de la palabra decomai que es recibir, conociéndose como las vigas que son recibidas por los extremos en las paredes o las piezas de madera, es decir especie una especie de base grande.

    En este sentido, Jesús hace notar la diferencia de cada uno de estos elementos, en primer paso es el contrastar la paja que tiene el hermano, es decir esa rama seca o dañada; pero también dice que debe quitar la viga del propio ojo, esto quiere decir los vicios o esas faltas que pueden ser más grandes y las tiene delante de la persona que está juzgando.

    Jesús enfatiza que no es quitarle la paja del ojo al hermano, sino que antes de eso debe quitarse la viga del ojo aquel que le está señalando, es decir no está mal ayudar al otro en su errores, pero ante de ello debe quitarse esos malo hábitos o esos errores que lo separan de ser un ejemplo para el otro.

    La viga en este caso representa aquello que estorba la visión espiritual de una persona, que le impide ayudar al hermano, ya que no estará capacitado en dirigirlo. Es por ello importante conocer la escritura de Dios y moverse de acuerdo a los preceptos establecidos en ella, siendo hacedor de ella.

    “Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Más el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace” (Santiago 1:23-25) 

    De este modo, al convertirse en hacedores de la palabra permitirá ver cada falta y reconocerla delante de Dios, por lo que permitirá quitar esa viga por completo de sus ojos, y ver con claridad las circunstancias que estén viviendo el otro y no lo juzgará, sino que lo levantará en misericordia y en amor, como Dios desea que se vean los unos a los otros.

    Quitar la viga y la paja

    Quitar la Viga del Ojo

    Este pasaje de la Biblia que habla sobre la paja y la viga puede relacionarse con los versículos que hablan sobre no juzgar para no ser juzgado, pero esto quiere decir que no es estrictamente en ese sentido, sino que Jesús habla de quitarse la viga del ojo, eso quiere decir purificarse, y limpiarse para poder juzgar con justo juicio a la luz de la palabra de Dios

    “Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido” (Mateo 7:2)

    Dios quiere que las personas puedan ayudar aquellas que estén padeciendo algún tipo de necesidad, una circunstancia difícil o que necesitan ser corregidas para que sus vidas puedan ser direccionadas por el Padre Celestial, ya que muchas veces una persona puede ser usada como canal para bendecir a esa persona que está en malos pasos.

    Es por ello, que Jesús habla de quitar la viga de los ojos, es quitar el desconocimiento de la Palabra, limpiar sus ojos espirituales y poder ver más allá, sin juzgar logrando tener discernimiento de lo que es bueno y malo, poder ser un instrumento de bendición para la persona que esté haciendo algo inadecuado, y poder juzgar de la forma correcta.

    “No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio” (Juan 7:24)

    Sacar la Paja

    Luego que una persona se limpia, se purifique y quité la madera que tienen el ojo y pueda ver manera clara todas las cosas conforme a lo que está escrito en las Sagradas Escrituras podrá accionar en ayudar aquella persona que tiene una debilidad evidente.

    Y después de ello es que una persona podrá ver de forma clara, y ayudará al hermano en esa situación que esté viviendo

    “entonces él podrá ver claramente para sacar la paja del ojo de su hermano” (Lucas 6:42)

    En este sentido es que no se debe justificar las faltas que son pequeñas en las personas, sino que tanto la paja como la viga deben ser quitadas de las personas, ya que eso daña la vida espiritual y comunión que puedan tener ambas personas.

    Todas las personas comenten falta, es por ello que no se puede de ofender, ni destruir a las personas que puedan tener alguna pequeña debilidad, es importante que luego de quitarse esa viga que no lo deja ver de forma misericordiosa, pueda quitarle esa paja que tiene, es decir ayudarlo a superar esa debilidad.

    Se puede decir que cuando una persona tiene una paja o viga en sus ojos tendrá ceguera espiritual, es por ello que tanto el uno como el otro deberán quitárselas para que su visión pueda ser perfeccionada, y de esa manera hacer lo correcto delante de los ojos de Dios, y cumplir el propósito por el cual están en la tierra

    También puedes leer: La Parábola De Los Dos Deudores - Análisis E Importancia

    Para finalizar los invitamos a que tomen conciencia antes de emitir un comentario sobre algo, es ver esta enseñanza que Jesús ha dejado en obra, que lean las Sagradas Escrituras y cuando vean alguna persona haciendo lo inadecuado se revisen primero para poder ayudarlo, y no ser un juez que condene sino ser un restaurador como lo hizo Jesús aquí en la tierra.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Go up